Cultura

Sergio Leiva graba el videoclip del tema 'No sé si será amor' en Cóbdar

  • El artista centrado en su carrera musical vive en este municipio de la sierra de los Filabres

  • El compositor y cantante está ultimando su tercer disco, tras sufrir 'un bache personal"

Sergio Leiva durante la grabación del videoclip en las canteras de mármol de Cóbdar. Sergio Leiva durante la grabación del videoclip en las canteras de mármol de Cóbdar.

Sergio Leiva durante la grabación del videoclip en las canteras de mármol de Cóbdar. / d.a.

El compositor y cantante Sergio Leiva ha grabado el videoclip del tema No sé si será amor en el municipio de Cóbdar. Leiva está trabajando en su tercer disco después de haber lanzado Tragedia urbana y Pensamientos cuando la tierra brama con temática reggae. "Dejé la música y me vine abajo. Gracias que conocí a Rocío Serrano y me animó, he regresado y he grabado el videoclip. Lo grabamos en Cóbdar en las minas de mármol", explica.

Sergio Leiva Santander nace en Granada el 22 de agosto de 1979, viniendo a muy temprana edad a Almería y unos años después se trasladaría a Aguadulce, donde descubrió su pasión por la poesía y la música.

Leiva desde niño ya escribía poesía, hasta que luego se inclinó por la música

"Cuando era niño me dedicaba a escribir poesía y cuando fui creciendo me llamaba mucho la atención los temas sociales. La música siempre me ha gustado, porque eso me viene de mi padre, que tenía muchísimos discos en vinilo y luego tenía también una guitarra que no me dejaba tocar. Siempre he tenido contacto con la música", subraya.

"Cuando estaba en el Instituto me fui a la Escuela de la Música para perfeccionar la guitarra. "Mi contacto con la música ha sido constante. A mi nunca me podías ver sin cantar aunque fuese solo o escuchando música. Desde el primer momento, tuve claro que quería cantar temas míos. Me encantaba Paco Ibáñez, pero siempre me propuse cantar temas que yo había compuesto. No quería centrarme en hacer versiones", explica el artista.

Siempre ha llevado en su memoria y corazón canciones impresas a fuego por sonidos clásicos en la canción de autor como Violeta Parra, Daniel Viglietti, Víctor Jara, Silvio Rodríguez y Paco Ibáñez, así como grupos de rock combativo como la Polla Récords u otros como Extremoduro, y también grupos de fusión como Color Humano, Eskorzo y otros.

Será algo más tarde que encuentra en el Reggae una vía de manifestación musical y cultural de lucha muy interesante y que llenan un hueco en su rompecabezas personal y musical.

Autor de letra y música de sus canciones, Sergio Leiva empieza a abrirse camino entre oídos muy diversos partiendo de influencias muy distintas que van desde lo predefinido como canción de autor pasando por sonidos de rock y reggae, sin ver muchas veces donde se tocan unos y otros estilos, una fusión que complementan las letras nacidas de preocupaciones y experiencias, personales y ajenas.

En sus inicios hizo dos maquetas y finalmente decidió auto producirse su primer disco titulado Tragedia Urbana. "En este primer disco había descubierto el reggae para escuchar. El reggae me tocó mucho la fibra. Tenía muchas ganas de hacer el disco".

"En el tercer disco retomo el primer disco, mezclando otros estilos como el tango", advierte el compositor y cantante. "En Cóbdar tengo la suerte de vivir muy tranquilo, pero la suerte que he tenido en este tiempo es que he vivido en lugares tranquilos como fue en Roquetas. En los peores momentos es cuando más te inspiras par componer canciones. Después del bache, he vuelto a componer".

"No vivo de la música, pero me gusta lo que hago. Si esto me da para vivir seré feliz, no es cuestión de hacerse rico. Gracias a la pareja que tengo, que me apoya mucho, me estoy dedicando prácticamente a la música", sostiene Leiva. En cuando a la fórmula de hacer canciones, apunta que "primero hago la letra en una canción y luego le pongo la música. En el primer disco hacía hincapié en la letras, y en el segundo me centré más en la melodía. El tercer disco es más personal y menos social que los anteriores"

"Soy una persona que compone en momentos tristes, pero siempre intento darle un toque optimista. Soy emocional, pero a la vez cerebral cuando hago las letras". De momento vive en Cóbdar en una casa que ha restaurado y vive en tranquilidad, disfrutando la música.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios