Cultura

Pau Bacardit estrenará en mayo el corto ‘Bajo la palmera’ rodado en Níjar

  • La cinta cuenta las vicisitudes de un periodista que viene a Almería a finales de los 80 a entrevistar a los protagonistas del ‘Crimen de Níjar’

Pau Bacardit estrenará en el mes de mayo el corto Bajo la palmera rodado recientemente en tierras almerienses, concretamente en Níjar. La acción se sitúa en Almería a finales de los años 80.

Carlos, un periodista de la revista ‘El caso’, viaja hasta un pueblo de la costa de Almería buscando a los protagonistas reales que inspiraron la obra de Lorca Bodas de Sangre para realizar un reportaje sobre el suceso.

Tras su llegada al pueblo, la frialdad de los protagonistas hacia el suceso, así como el rechazo de los vecinos le hará cuestionarse no sólo su derecho a tratar este tipo de historias desde una perspectiva sensacionalista, sino también el poder deformador de la realidad.

La dirección y el guión ha corrido a cargo de Pau Bacardit, siendo producido por Rollout. El director de producción ha sido Kiko Medina y Diego Castiñeiras mientras el director de fotografía ha sido Christian Moyés. En la dirección de arte estuvo Elisabet Gomà y Elodie Leuthold en la edición. La música es de Miquel Coll.

Los protagonistas son Borja Espinosa (Carlos), Paqui Montoya (Lola), Lola Marceli (María), Maica Barroso (Vecina), Silvia Casanova (Paquita), Chiky Álvarez (Camarero) y Carlos Urban (Recepcionista).

Bajo la Palmera es una historia que sólo podía rodarse en Almería y, más concretamente, en Níjar. Es una historia inspirada en un hecho real ocurrido en Níjar en 1928 y que se ha hecho mundialmente famoso por ser la semilla que llevó a Lorca a escribir Bodas de Sangre.

Sin embargo, este cortometraje no es una recreación de Bodas de Sangre ni tampoco del hecho ocurrido en 1928, sino algo mucho más desconocido: la búsqueda que hizo un periodista (Carlos de Arce) a finales de los años 80 para entrevistarse con Paquita (la novia auténtica) durante los últimos años de vida de ésta.

“La historia es cien por cien autóctona y al estar basado en unos hechos verídicos, queríamos rodar en los sitios más auténticos posibles. Por ello usamos Níjar como campamento base (llegando a rodar en el mismo hotel donde se hospedó el periodista) pero también aprovechando para rodar en El cortijo del Fraile, en el playazo o en Huebro”, sostiene el director de la cinta.

“La historia es la búsqueda de Carlos, el periodista, para entrevistar a Paquita y los impedimentos que se encuentra mientras intenta acceder a ella. No quería presentar la historia de Paquita desde la perspectiva normal (una mujer que fue culpable de una tragedia) sino desde una mucho más humana: ella fue la víctima de una sociedad hermética y dada a las habladurías que no le permitió olvidar un error de juventud.

“Para nosotros, rodar en Níjar ha sido un verdadero placer. Desde el primer momento nos sentimos muy bien tratados por todo el mundo (desde el Ayuntamiento de Níjar hasta el equipo que gestiona los rodajes de la zona, pasando por todos y cada uno de los vecinos que nos trataron como si hubiésemos vivido allí toda la vida)”, apunta Bacardit.

“Almería es un lugar de ensueño, tiene unos paisajes maravillosos, un tiempo muy estable y una gente muy bien preparada. Es lógico que grandes rodajes extranjeros quieran visitar la zona para rodar”, apuntan. Ahora mismo la cinta está en proceso de postproducción, editando el cortometraje y luego vendrá la mezcla de sonido, la grabación de la banda sonora y el retoque de color. La distribución será a partir de mayo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios