Cultura

Las esculturas de Pérez Entrena llenan una sala del Museo Ibáñez

  • La selección de obras expuestas han sido realizadas entre los años 1988 y 2012 por el artista

Ante más de cien personas que quisieron arropar a Indalecio y la exposición organizada por el Museo Casa Ibáñez, tuvo lugar el viernes en la sala 15 de la pinacoteca olulense el acto de inauguración de la muestra Indalecio Pérez Entrena. La conciencia y la materia. Una selección de 21 esculturas en hierro y mármol realizadas por entre 1988 y 2012.

En la mesa se sentaron junto al director del Museo Casa Ibáñez y comisario de la muestra, Juan Manuel Martín Robles, y el propio Indalecio Pérez Entrena, en representación de los patronos y empresas colaboradoras de la Fundación Museo Casa Ibáñez: José Ramón Fenoy, concejal de Cultura de Olula del Río; Antonio Ramón Salas, Presidente de la Mancomunidad de Municipios Valle del Almanzora y Juan Antonio Pardo, en representación de la empresa Cosentino S.A.

Tras las palabras de bienvenida del director del Museo Casa Ibáñez a todos los asistentes, el turno de palabra fue tomado por el concejal de Cultura de Olula del Río quien, tras excusar al alcalde Antonio M. Pascual, destacó la vertiente humana y docente de Pérez Entrena. Acto seguido sería Antonio Ramón Salas quien, tras una breve referencia a la estrecha vinculación del escultor con Macael, hablo de la importancia de la muestra en sí y las obras expuestas, destacando especialmente como ésta es una oportunidad única de conocer en conjunto la producción de Pérez Entrena, un escultor poco dado a mostrar su obra.

Juan Antonio Pardo, destacó el compromiso de Cosentino con la Cultura y el Museo Casa Ibáñez y, tras dar unas pinceladas sobre la publicación que también se presentaba, destacó la faceta de Pérez Entrena como escultor en mármol y en hierro.

Indalecio Pérez Entrena, el escultor, tras ofrecer a los asistentes unas palabras sobre su escultura y lo que con ella desea transmitir, dedicó gran parte de su intervención a dar las gracias a todas las personas que han hecho posible esta exposición y también a todos aquellos que lo han apoyado a lo largo de su carrera. Terminaría el escultor su intervención dedicando esta exposición a su esposa y a sus tres hijos, quienes siempre le han apoyado.

Por último tomó la palabra el director del Museo y comisario de la muestra, Juan Manuel Martín Robles que desgranó las claves de la exposición y centró su atención en dos de las obras recientes del escultor, Eris y Olvido, cuyo trasfondo simbólico quiso explicar a los asistentes. Tras dedicar unos minutos a la publicación que ayer se presentaba con motivo de la exposición, Indalecio Pérez Entrena. La conciencia y la materia, Martín Robles cerró el turno de intervenciones dando las gracias a todos los que, de una manera u otra, han estado involucrados en esta exposición y la edición del libro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios