Cultura

La historia de la Universidad Laboral se recoge en un libro

  • El volumen escrito por Elisa Valero Ramos ha sido editado por el Colegio de Arquitectos de Almería en la colección Archivos de Arquitectura

El Colegio de Arquitectos de Almería acaba de editar en la colección Archivos de Arquitectura un libro escrito por Elisa Valero Ramos dedicado a la Universidad Laboral de Almería. El volumen recoge una serie de fotografías, algunas inéditas realizadas por Carlos Pérez Siquier a principios de los años 70 cuando se acababa de construir.

En el año 1971 el Ministerio de Trabajo encargaba a Julio Cano Lasso dos universidades laborales, dentro del programa de desarrollo educativo que puso en marcha Girón de Velasco para el mundo obrero. Eran las Universidades Laborales de Orense y la de Almería. Julio Cano se rodeó de sus colaboradores Alberto Campo Baeza, Miguel Martín Escanciano y Antonio Más.

En tan solo cuatro meses ya estaba el proyecto finalizado. La obra sale a concurso y es adjudicada a la empresa Huarte, que se compromete a ejecutarla en 13 meses. El edificio se inaugura en septiembre de 1974.

El objetivo de estas universidades laborales que se extienden por toda España en la década de 1970 es proporcionar formación académica, a jóvenes y adultos, principalmente formación profesional, posibilitando que las clases menos favorecidas cuenten con instalaciones docentes adecuadas.

Elisa Valero apunta que "La Universidad Laboral de Almería es una obra de gran madurez, que podría definirse dentro de una modernidad crítica, capaz de asumir la contemporaneidad sin dejarse arrastrar por corrientes formalistas. Esta arquitectura enraizada en la tierra y en su propio tiempo es a su vez universal, como la naturaleza humana, porque pertenece a una modernidad que se centra en el hombre".

La Laboral de Almería se configura no como un conjunto de piezas autónomas sino como una ciudad, como expresa el propio Julio Cano cuando asegura que "la Laboral es una ciudad, como lo es la Alhambra, en el desierto, un organismo arquitectónico complejo, con sus calles y plazas articuladas".

La Universidad Laboral de Almería responde a un programa de necesidades concreto. Se trata de construir un centro que tiene un colectivo de 680 puestos escolares para ser utilizados por 1.180 alumnos. Un edificio singular en medio del desierto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios