Cultura

Florentino Fernández, Santiago Segura y José Mota explican el sentido del humor

  • Los humoristas llenaron las dos funciones el sábado en el Teatro Auditorio de Roquetas

Comentarios 0

José Mota, Santiago Segura y Florentino Fernández, los tres juntos sobre un escenario, provocaron el delirio del público que llenó totalmente el Teatro Auditorio de Roquetas de Mar en las dos funciones llevadas a cabo el pasado sábado. El espectáculo El sentido del humor. Dos tontos y yo había levantado gran expectación y eso hizo que se agotaran las entradas para las dos funciones.

Desde principio hasta el final, juntos o por separado, los tres genios del humor centraron sus intervenciones en explicar las formas de humor, de qué se suele reír la gente y cómo se hace el humor. El espectáculo que además está dirigido y escrito por los tres humoristas tiene momentos excepcionales como con sonido incluido la explicación de los tipos de ‘ventosidades’ que se producen en la sociedad. Excepcional Florentino Fernández realizando los sonidos con el sobaco.

El espectáculo arranca con una batería de chistes, donde al referirse al clavo, hacen mención a los 38 euros de la entrada que le habían clavado a cada persona del público. Desde ese momento se suceden chistes en torno al humor blanco, negro y verde, se habla de la música en el humor o el chiste más antiguo del mundo. En vídeo también aparecen personajes muy conocidos de la pantalla como Los Morancos, Arévalo o Fernando Esteso, entre otros.

Pero lo mejor del espectáculo probablemente aparte de los sketchs y los chistes es la capacidad interpretativa de los tres cómicos. Todos cantan, bailan y se aprecia que hay una excepcional sintonía entre los tres. El público suele reírse de sus chistes, de su forma de contar las cosas, y sobre todo de las ocurrencias. José Mota ofrece esa vena televisiva que tan popular lo ha hecho y que provoca muchas carcajadas.

Al final del espectáculo que dura más de hora y media, el público salía contento del Auditorio, y sin duda, sin nada de arrepentimiento por haber asistido a un espectáculo que lo que pretende ante todo, es hacer reír y olvidar todo lo demás. Cada uno de los humoristas con su forma tan personal de hacer humor cumplió en Roquetas de Mar con creces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios