Cultura

La magia del tango invade el castillo de Roquetas

  • El público fascinado con la voz ce Horacio Morales y el baile de Osvaldo y Graciela y Miguel y Alba María

El Castillo de Santa Ana se volvió a llenar el jueves en torno al tango. Había público de muchos países del mundo, ahora bien, todos estaban allí preparados para disfrutar de una noche intensa de tango. Y las previsiones eran buenas, puesto que desde el primer momento hubo feeling entre los artistas y el público y eso se tradujo en cerca de dos horas de espectáculo, donde no falto el tango cantado y por supuesto el baile del tango.

Hay que felicitar el trabajo de dirección y coordinación del espectáculo realizado por Adriana Divis, una mujer entregada al mundo del tango y que esta haciendo mucho porque esta forma de vivir la música se mantenga en Roquetas de Mar. Resaltar la voz de Horacio Morales, un artistazo, que aunque tuvo algún problema con el sonido demostró su valía.

Por su voz tanguera salieron los sones de temas tan inolvidables como Caminito, El amor desolado, El día que me quieras, Mi Buenos Aires querido y otros tangos inolvidables. Hay que reconocer la potencia de la voz de Horacio Morales y su saber estar sobre el escenario, estando en continua cercanía con el público.

Sin duda, la pareja de baile formada por Osvaldo y Graciela, llegados desde Barcelona demostró la gran técnica que poseen para hacer del tango algo sublime. Espectacular verlos sobre el escenario al ritmo del tango. Incluso, la pareja que hace el tango antiguo o Canyengue hizo que el público aplaudiera la entrega de Graciela sobre el escenario. Todo un espectáculo visual de un gran nivel.

Tampoco le faltó técnica a Miguel Wiede, un argentino afincado en Motril, donde posee una academia. Se presentó con Alba María Moreno, una joven granadina de 21 años, siendo una delicia la facilidad con que baila el tango. Excepcionales en la ejecución, Alba María estuvo sensacional, dirigida por Wiede. Al final, del espectáculo, los artistas mantuvieron una clase práctica con parte del público. Sin duda, el show fue todo un éxito, algo que el público agradeció con sus aplausos.

La presentación de los artistas corrió a cargo de Adriana Divis. Hay que destacar el excepcional comportamiento del público que pasó un rato escuchando con mucha atención a los artistas. Horacio Morales salió a cantar al patio del castillo, y lo hizo entre el público, ganándose la admiración y el respeto de todos.

Algo excepcional, pues no todas las veces tienen la oportunidad de escuchar el tango, ver como se baila y luego practicarlo. Un espectáculo delicioso. Hay que subrayar que este tipo de espectáculos donde el tango es protagonista tiene una gran aceptación en Roquetas de Mar, lugar que alberga una gran cantidad de argentinos que han regresado a la tierra de sus antepasados.

Por ello, cuando Adriana Divis monta este tipo de espectáculos donde el tango es el gran protagonista el Castillo se suele quedar pequeño. De hecho, la propia Divis ya ha asegurado que para el año que viene va a realizar un espectáculo distinto y espectacular, ya que se celebran los primeros diez años del programa A pie de calle.

De momento, la magia del tango invadió el jueves a todo el publico, el que estaba sentado y los que estaban de pie en el Castillo de Santa Ana. Subrayar, que era la última actuación de A pie de calle de este verano en el Castillo roquetero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios