Cultura

La compañía A seismanos inició ayer el Festival de Teatro Infantil de Almería

  • Este evento arrancó con la obra de títeres 'Momó y la Habitación mágica

  • Hoy actúa el mago Iván Santacruz y la compañía la Gotera de Lazotea

La compañía A seismanos representaba ayer 'Momó y la habitación mágica' en el Apolo. La compañía A seismanos representaba ayer 'Momó y la habitación mágica' en el Apolo.

La compañía A seismanos representaba ayer 'Momó y la habitación mágica' en el Apolo. / javier alonso

La compañía A seis manos con la obra de marionetas Momó y la habitación mágica dio inicio ayer al Festival de Teatro Infantil de Almería que se celebra hasta mañana jueves. El Teatro Apolo acogió el montaje de la compañía sevillana.

Esta obra dirigida a un público infantil contaba como Momó tiene que dormir en casa de sus abuelos porque sus padres han tenido que salir urgentemente. Él no está muy contento porque no le gusta nada dormir en una habitación que no es la suya. Aún no sabía que haría un viaje que le hará cambiar de opinión y descubrir mágicos personajes. Eso sí, sin salir de la habitación mágica.

El Festival continua hoy miércoles, a las 12:30 horas en la Plaza de la Catedral con Un show de magia… pero más chulo de la mano de Iván Santacruz. Un espectáculo de magia de 60 minutos de duración donde se combinan la magia, el clown, el teatro, los números musicales y una fantástica puesta en escena para sorprender a pequeños y mayores.

Pura diversión asegurada con Iván Santacruz, Premio Nacional de Magia Infantil y Magia Cómica, que realiza este espectáculo de magia para disfrutar en familia, recomendado para niños a partir de 3 años.

Iván Santacruz invitará a participar con él durante el show para que se compruebe en primer plano la atmósfera mágica que se crea en el escenario.

Hoy miércoles a las 17:30 horas, la compañía La Gotera de Lazotea representa en el Teatro Apolo la obra Garbancito en la Barriga del Buey. Un contador de cuentos se ve obligado a vender chucherías para de esta manera atraer publico a quien contar sus historias.

Apasionado por el cuento de Garbancito -de alguna forma el cuento le aporta esperanza a su propia existencia de la que el mismo piensa que es insignificante- siente además una enorme curiosidad de lo que le pudo haber ocurrido a Garbancito dentro de la barriga del buey. Una vaquera a la que encuentra en el camino de un pueblo a otro conoce esa parte de la historia.

Por otra parte, mañana jueves, a las 12:30 horas en la Plaza de la Catedral, la compañía Markeliñe presenta Crusoe, donde utiliza los textos clásicos y conocidos para darle una pequeña vuelta de tuerca. En esta ocasión se juega con el náufrago solitario en su isla para hacer una metáfora de la vida, comenzando por el nacimiento que no es sino un naufragio que te abandona a tu suerte en la solitaria isla de tu destino.

Crusoe aprenderá a comer por sus medios, a relacionarse con un entorno diferente y a tener relaciones con seres reales e imaginarios. Su vida está constituida por lo que le sucede y por lo que su mente interpreta, como la de todos. Y ambos mundos son igualmente reales.

Desde una isla solitaria, con sabor a mar y a mundo marino, Crusoe ve pasar el tiempo y los barcos sin que ninguno se detenga. Las cosas suceden con la naturalidad que suceden en la vida, sorprendiendo a veces, incomodándonos en otras y generalmente, enseñándonos a soportarlas.

Finalmente, mañana a las 17 horas la Tartana Teatro presenta El Rincón de los Títeres en el Apolo. Un viejo titiritero recibe el encargo de hacer una exposición para mostrar sus 40 años construyendo marionetas. Una agradable sorpresa hasta que se da cuenta de que sólo le conceden un día para prepararla. Empieza a despertar a los personajes de algunas de sus obras que le ayudarán a crear una exposición en la que no faltarán piratas, reyes y princesas, historias de aventuras fantásticas o historias de amor. Una divertida obra que hace un homenaje al teatro de títeres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios