Cultura

‘La verdad de Al’ reflexiona sobre las relaciones tóxicas y las redes sociales

  • La obra de Marina Sanchón que ha sido editada por Circulo Rojo desvela la historia de una relación de dos personas por redes

Portada de la obra de Marina Sanchón. Portada de la obra de Marina Sanchón.

Portada de la obra de Marina Sanchón.

Marina Sanchón publica su primera novela La verdad de Al en la que narra una historia basada en hechos reales que vivió en primera persona sobre una relación tóxica que experimentó a través de redes sociales. “Todo son hechos reales, la verdad en cada página de este libro”, explica Sanchón sobre su obra.

“Reflejo cien por cien cada detalle de cada situación para empatizar con el lector y se sienta reflejado”. Una historia de amor en la que se dan lugar sentimientos encontrados y donde sus protagonistas que se conocen en una red social para ligar viven la misma relación, pero con versiones totalmente contrarias de la misma.

“Viví una relación tóxica real y muy sentida. Cuando mi pareja de entonces me dejó (el protagonista del libro) tuve que escribir como me sentía, fue mi terapia”, confiesa Marina.

Dirigida a todo tipo de público y animada por los seguidores de su fan page de Facebook, Marina Sanchón se animó a publicar una obra que reflexiona sobre las relaciones tóxicas y lo que muestran las redes hoy en día donde se muestran las mejores versiones de uno mismo pero en la que la mayoría de veces que no son la realidad.

Una historia que tardó en elaborarse más de 6 años ya que según Sanchón “me ha llevado a escribirla años y madurez. La obra se escribió enseguida, pero darle una vuelta y ponerme en el papel de ambos protagonistas me ha costado mucho tiempo en madurez, crecimiento personal y emocional”. ‘La verdad de Al’ ofrece un relato real que promete no dejar indiferente a nadie.

La verdad de Al es una historia que, realmente, fue necesaria escribirla para la propia autora para entender qué es lo que estaba sucediendo dentro de ella, como también para analizar si realmente lo que estaba viviendo era una historia de amor o solamente un apego innecesario con alguien que no la estaba valorando, y viceversa.

Por desgracia, las relaciones tóxicas aparecen en distintos apartados amorosos y en distintas ocasiones que, realmente, ni uno mismo sabría analizar ni reconocer. Aun así, están a la orden del día entre todos nosotros en muchos ámbitos: amor, familia, amistades, etc.

Este libro está creado desde la visión de una apasionada princesa del amor que se ve envuelta en una historia de película que, contada bajo su otro protagonista, Al, resulta totalmente distinta y vivida de una forma diferente.

Marina y Al se conocieron en las redes sociales, en una red para hacer amigos, especialmente para ligar Marina es la típica chica organizada que le gusta controlar su tiempo, siempre lleva una agenda en la mano. Es publicista y trabaja en el mundo del marketing, ventas y negocios. Le encanta su trabajo y no le gusta nada perder el tiempo.

Al, por lo contrario, trabaja de lunes a viernes de militar en su cuartel descontento y enfadado con su sueldo, y desea irse al bar con sus colegas los viernes sin importarle las horas que llega a casa, ya que para él el tiempo no es importante. Mientras que ella, tradicional y clásica, aprendía a manejar esa red para olvidar a un antiguo amor. Al se mantenía en Internet desde hacía diez años, jugando con corazones rotos y riéndose de las mujeres. Esta total y absoluta polaridad de caracteres hizo que chocaran enseguida cuando Al se atrevió a saludarla y su historia comenzó.

Marina Sanchón Marigó es licenciada en Publicidad y RR. PP., especializada en Marketing Digital y Organizadora de Eventos. Hace ya tres años fundó su propia empresa, MSM Agencies, y trabaja para muchos restaurantes y cadenas de hostelería y hoteles.

Apasionada de las redes sociales, ser Account Manager no es solamente su profesión, sino también su vocación. Marina pasó una adolescencia dura y una posadolescencia aún más dura, encontrándose por el camino varias relaciones tóxicas que le hicieron darse cuenta de que el cambio se comienza siempre por el principio, mejorando uno mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios