Mañana, por primera vez y para siempre, todos los taurinos del mundo nos felicitamos porque es nuestro día. Nos uniremos más, como la comunidad cultural mundial que somos, en la celebración, la alegría y la Fiesta, y ésta con mayúscula.

La Fundación del Toro de Lidia, en su principal labor de la promoción de la tauromaquia, acordó que era el momento de “coger el toro por los cuernos” y proclamar uno; y para ello se pidió consenso y sugerencias a los profesionales y aficionados para acordar el día concreto. Se eligió una fecha que cumple perfectamente todas las exigencias: 16 de mayo, fecha del fallecimiento de José Gómez Ortega, “Joselito el Gallo”, en la plaza de Talavera de la Reina, por el toro “Bailaor”, que ha pasado a los anales como el toro que mató al rey de los toreros, perteneciente a la ganadería de la Viuda de Ortega. Encarnó la excelencia, no solo dentro del ruedo, sino fuera de él, puesto que tenía toda la tauromaquia en la cabeza y la visión y la voluntad de cambiarla para siempre.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios