El medio y el ambiente

Nuevas maneras en los negocios

Está desapareciendo la “cultura de empresa”, “el puesto de trabajo”, la fidelidad recíproca entre empresa y empleado

Por una parte he leído en la prensa que los fondos están entrando en el sector agrario, y que una compañía de seguros le ha vendido un paquete de seguros de vida a un fondo de inversiones.

Además, he leído también que para resolver problemas o para reestructurar una empresa, las mismas contratan lo que ahora se denomina un Interim Manager. De hecho, también he visto que hay empresas que se los proporcionan a los demandantes.

Empezando por estos últimos profesionales, son profesionales de alto nivel, que cobran honorarios muy altos, que tienen dilatada experiencia y cuyo cometido es realizar cambios en la empresa de forma rápida. Todo muy “aséptico, quirúrgico, inmediato. Sin tener en cuenta lo que antes, hasta no hace mucho, se llamaba cultura de la empresa.

Lógicamente son operaciones de gran cuantía, ya que estos fondos invierten en empresas con cifras de negocio alta.

En cuanto a la venta de “paquetes de seguros de vida” no termino de verlo claro, no porque le vea alguna carencia o algún problema a esa compra-venta, sino porque una parte importante de la decisión de contratar con una determinada compañía se fundamente en razones personales que motivan esa decisión concretamente con esa compañía, y cambiar de compañía puede ser una sorpresa desagradable, por razones personales, para el asegurado.

Es decir, lo cierto es que está desapareciendo la “cultura de empresa”, “el puesto de trabajo”, la fidelidad recíproca empresa-empleado, y todo se está convirtiendo en materialismo puro y duro.

Un constante toma y daca, un constante “te pago porque me eres útil”. O te tengo como cliente mientras no encuentre otra empresa que va a darme dinero a cambio de “tu recibo” y nos vamos a repartir lo tuyo para que él empiece a ganar contigo y yo pueda recibir una renta. Todo muy frío, muy material, sin nombre ni apellidos, solamente un paquete de contratos, vamos, como lo de las hipotecas del 2008.

Además, esos modos y maneras, tienen nombres tales como “monetarizar”, “rentabilizar”, “amortizar”, “dinamizar”, al final, eufemismos para no llamar la atención.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios