La Mirada Zurda

En busca del santo grial

El Santo Grial es un icono de la poca fe que tiene el ser humano en sí mismo; que se cree incapaz de encontrar alguna verdad por sí mismo

Con este nombre se han filmado tantas películas y se han escritos tantos libros que casi que ya no importa lo qué es sino su imagen icónica. Pero para aclararlo de alguna manera el Grial fue la copa que Jesucristo usó en la última cena, un recipiente que por lo que se sabe ha viajado mucho y ha sido objeto de búsqueda. Precisamente de ahí viene la mitificación sobre el objeto. Pero a mí eso es casi lo que menos me importa. ¿De verdad una copa, por muy última que fuera, debe significar tanto? Creo que para un verdadero creyente no debería, o al menos eso creo yo (palabra de agnóstico). Lo cierto es que es un icono que representa no solo su sentido histórico sino a otras muchas búsquedas con las que guarda semejanza. Han surgido metáforas sobre el Santo Grial en algunas profesiones, áreas del saber, etc (elementos que también se buscan o se plantean como búsquedas). No obstante es importante decir que el Grial ha servido también para ocultar cierta pereza. En la creencia de que tras el hay una verdad el ser humano de nuestro tiempo ha renunciado a buscarla por sus propios medios y deposita su fe en ese objeto ideal donde se le supone una verdad absoluta. Y eso ha hecho más ocioso al buscador. Creer que solo hay que buscar un objeto es muy sencillo. El problema es que las verdades absolutas no existen porque el ser humano es limitado ergo si las hubiera no podría nunca llegar a ellas. Bajo esa consideración creer que una verdad de este tamaño pudiera estar dentro de un Grial, o que este objeto fuese prueba de ella, da muestras de simpleza. Eso no puede ser. Es como ese viejo argumento de que las pirámides de Egipto fueron hechas por los extraterrestres porque no se confía en la capacidad humana para poder hacerlas. Creo que la conclusión de este discurso es que la baja confianza en el ser humano nos hace depositar las creencias en lo no humano. Y con eso no me refiero a lo divino sino a los objetos. Las personas le tenemos fe hasta a las ofertas de los centros comerciales; y creemos que tras ellas hay grandes verdades que nos disuaden de nuestras miserias, y debilidades. Tras cada una de esas ofertas está nuestra supervivencia emocional. El Santo Grial es uno de esos objetos llévese tres y pague dos. Sin duda alguna el Grial es un icono que además de simbolizar una verdad también simboliza la poca fe que tiene el ser humano en sí mismo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios