Provincia

Balanegra busca un lugar para "crear raíces"

  • El Ayuntamiento estudia varios terrenos para construir el cementerio y empezar las obras en 2020. En la actualidad los vecinos que fallecen son enterrados en El Ejido y Adra

La regidora Nuria Rodríguez en el estudio de ingeniería José Luis Navarro analizando las diferentes ubicaciones. La regidora Nuria Rodríguez en el estudio de ingeniería José Luis Navarro analizando las diferentes ubicaciones.

La regidora Nuria Rodríguez en el estudio de ingeniería José Luis Navarro analizando las diferentes ubicaciones.

En Balanegra está todo o casi todo por hacer. Ser el municipio más joven de Almería (cumple en este 2019 tan solo 4 años después de su separación de Berja y dejar de ser Entidad Local Autónoma) tiene sus ventajas y desventajas.

Entre las primeras, la posibilidad de definir su fisionomía urbana y sus zonas de crecimiento. Entre las segundas, la falta de equipamientos.

Un problema gordo que la alcaldesa Nuria Rodríguez (PP) va poco a poco adelgazando. No en vano, en estos últimos años Balanegra ha mejorado su principal arteria la Avenida del Mar y contará con un pabellón deportivo de 2 millones de euros gracias a Diputación Provincial, su principal valedor tras dejar de ser el hijo de Berja.

Yen esa encomienda de dotar de equipamientos al municipio, Rodríguez ya trabaja en un proyecto “fundamental” para “crear raíces, sentimiento de pueblo”. Se trata del cementerio municipal. Hasta ahora los vecinos que fallecen en esta localidad que cuenta con 2.933 habitantes, son enterrados en Adra y El Ejido, explica la regidora. “Llevamos varios meses trabajando en el proyecto y en estos momentos tenemos hasta seis fincas seleccionadas para ubicar el camposanto”, explica.

La regidora señala que el proceso está siendo “muy complicado” porque “la normativa de construcción de cementerios es muy rígida y exigente y no podemos ubicar en cualquier lugar el cementerio. Por eso trabajamos con el estudio de ingeniería de José Luis Navarro en Almería para estudiar la viabilidad de varias fincas de nuestro municipio para su adquisición y construcción”.

La ubicación preferida, que la alcaldesa no quiere desvelar, supondrá una inversión de unos 300.000 euros “siempre y cuando el dueño de la finca acepte nuestra oferta”. El camposanto contará con unos 6.000 metros cuadrados de superficie y más del doble de ese espacio para zonas verdes y aparcamientos.

Nuria Rodríguez, alcaldesa: "Llevamos varios meses trabajando en el proyecto y en estos momentos tenemos hasta seis fincas seleccionadas para ubicar el camposanto"

Una importante inversión “que tendremos que acometer dentro de nuestros presupuestos” y que será el primer paso puesto que para la construcción de los nichos, la capilla y todos los equipamientos que precisa un cementerio “solicitaremos ayuda a las administraciones porque es una inversión muy importante y de gran prioridad para nosotros”, apunta.

El objetivo del Ayuntamiento es, si recibe la confirmación por parte de los técnicos municipales, proceder en estos próximos meses a adquirir los terrenos y “comenzar las obras el año que viene para que en el 2020 o 2021 sea una realidad”, confiesa.

Con su construcción, el municipio tendría cementerio para las próximas décadas y estaría preparado para futuras ampliaciones asegurando así el descanso eterno de sus vecinos y evitar así que reciban sepultura a kilómetros de distancia de donde vivieron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios