Coronavirus Almería

Bandera amarilla en todo el litoral almeriense para los chapuzones

  • Los 13 consistorios con playa apelan al “sentido común” y se aferran a la normativa del Gobierno respetando las distancias y los grupos reducidos

  • Normalidad en el primer día de uso

Playa de El Zapillo en la mañana de ayer. Playa de El Zapillo en la mañana de ayer.

Playa de El Zapillo en la mañana de ayer. / Javier Alonso (Almería)

Seguimos en el mes de mayo pero las altas temperaturas y el Estado de Alarma con su consiguiente confinamiento han multiplicado por mil la necesidad de darse un chapuzón en algún punto de franja litoral de la provincia de Almería, una extensión de territorio que abarca 217 kilómetros y 13 municipios desde Pulpí hasta Adra.

Y ayer llegó ese esperado día con la entrada en la fase 2 de la provincia y el anuncio por parte de los 13 ayuntamientos con playas de la posibilidad de bañarse, aunque con restricciones y apelando siempre a la responsabilidad. Una bandera amarilla en toda regla que en este primer día la mayoría han respetado ya que las playas almerienses han recibido a sus primeros bañistas pero sin aglomeraciones reseñables.

Los trece ayuntamientos con playa ya han comenzado la difusión de las recomendaciones de uso de estos espacios recogido en la normativa establecida en la Orden SND/440/2020 de 23 de mayo en el Boletín Oficial del Estado (BOE) entre las que se incluye que se respete los dos metros de distancia mínima de seguridad, excepto si se trata de un grupo de máximo 15 personas del mismo núcleo familiar; que se haga un uso responsable y abandone la playa ante cualquier síntoma compatible con el COVID-19; el uso de sombrillas, sillas, u otros utensilios de playa guardando la distancia de seguridad y a seis metros de la orilla y no permanecer en la playa más de 4 horas.

Además, también se apunta que los aseos y duchas no estarán operativos mientras se establecen las actuaciones definitivas del plan de contingencia; la prohibición de realizar actividades o juegos deportivos en la arena si no son actividades individuales así como llevar a perros a la playa.

Comenzando por el oeste provincial, en Adra su ayuntamiento está ultimando las medidas de contingencia preventivas, de seguridad e informativas de cara a la puesta en marcha del Plan de Playas, que tendrá lugar a partir del próximo 15 de junio.

El alcalde de Almería conversa con agentes de la Policía Local ayer en la playa de El Zapillo. El alcalde de Almería conversa con agentes de la Policía Local ayer en la playa de El Zapillo.

El alcalde de Almería conversa con agentes de la Policía Local ayer en la playa de El Zapillo. / (Almería)

Su alcalde, Manuel Cortés, señala que “es muy importante hacer caso a las recomendaciones y ser muy prudentes. La conciencia social es ahora más crucial que nunca, para que juntos podamos salir de esta crisis sanitaria. Vamos a disfrutar de nuestras espectaculares playas, pero hagámoslo con responsabilidad”.

En Balanegra, segundo municipio con litoral de la provincia, la playa está abierta al público sin incidencias ni restricciones pero su alcaldesa, Nuria Rodríguez, recuerda que “los bañistas deberán hacer un uso responsable de la playa y sus instalaciones, tanto desde el punto de vista medioambiental como sanitario, cumpliendo con la normativa establecida”.

En El Ejido, el Ayuntamiento ya está trabajando para activar el Plan de Contingencia de las Playas a partir del 12 de junio, con la adopción de importantes medidas dirigidas a salvaguardar la seguridad y salubridad de los usuarios y bañistas de la costa. En esta línea, cabe destacar que aquellos que quieran acceder a las playas ejidenses ya lo pueden hacer en aquellos supuestos que contempla la normativa, respetando siempre el distanciamiento social y controlando el aforo a las zonas de baño marítimo. Además, se reforzarán las tareas de limpieza del mobiliario urbano de playa como papeleras o contenedores y zonas comunes de paso.

En Roquetas de Mar, por su parte, ayer tuvo lugar la reunión del ente gestor de playas presidido por su alcalde Gabriel Amat de cara a gestionar el disfrute de las playas durante este verano. Amat ha anunciado que “desde hoy (por ayer) mismo se ha reforzado la seguridad, con una mayor presencia de patrullas de la Policía Local en los 16 kilómetros de playa, para garantizar que los usuarios mantienen los dos metros de distancia social, así como el resto de normativa sanitaria vigente”, ha recordado el alcalde. Asimismo, tal como ha resaltado, “la limpieza de las playas está asegurada, ya que Roquetas mantiene esa limpieza los 365 días del año, salvo las semanas que hemos tenido de confinamiento; mientras que trabajadores de Urbaser realizan dos desinfecciones de los Paseos Marítimos y todo su mobiliario urbano, incluidos contenedores, al día”.

En la pequeña playa de El Palmer, que pertenece a Enix, ayer operarios municipales limpiaban y desinfectaban la zona antes de la llegada de bañistas. Su alcalde, Álvaro Izquierdo, ha anunciado que ya estudia regular la entrada y salida a esta playa “de la misma forma que se hace con Mónsul y Genoveses en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar” y adelanta que ya está en conversaciones con Carreteras ya que depende de este organismo pero sería sencillo al haber solo dos accesos.

El problema en su caso viene “porque todo esto requiere contratar personal y es lo que presupuestariamente me lleva de cabeza porque nuestros recursos son muy limitados. A ver de dónde puedo quitar para sacar partida y contratar una o dos personas durante dos meses y poder hacer todo esto”, señala Izquierdo.

En la capital, el alcalde Ramón Fernández-Pacheco supervisó en la mañana de ayer la apertura para el baño de la playa urbana de El Zapillo y ha informado que “desde el Ayuntamiento de Almería llevamos muchos días trabajando para que este momento discurriera en condiciones de absoluta seguridad” por lo que ha apelado a la responsabilidad ciudadana y al “sentido común” de los almerienses a la hora de respetar las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del COVID-19 para que todo transcurra con normalidad y lograr “la ansiada normalidad cuanto antes”.

La playa de Aguadulce daba ayer la bienvenida a los primeros bañistas. La playa de Aguadulce daba ayer la bienvenida a los primeros bañistas.

La playa de Aguadulce daba ayer la bienvenida a los primeros bañistas. / N. López (Aguadulce)

Fernández-Pacheco ha explicado que desde el Ayuntamiento se ha reforzado la seguridad de las playas urbanas con mayor presencia de la Policía Local y Protección Civil y se han instalado carteles informativos en todos los accesos con la normativa aplicable y las recomendaciones marcadas por el Ministerio de Sanidad. Además, desde el Consistorio se ha optado por mantener cerrados todos aquellos elementos que puedan suponer un riesgo para la salud de los almerienses como bebederos públicos, duchas y aseos.

“Que se bañe quien quiera”, ha expresado la alcaldesa de Níjar, Esperanza Pérez, quien inicialmente había prohibido el baño en sus playas hasta que la Junta de Andalucía no detallara normas higiénico-sanitarias para el uso de playas. La regidora ha apelado al “sentido común” al tiempo que ha recordado que esta decisión está “bajo la estricta responsabilidad de la persona que se tire al agua o se tumbe en la arena”.

La primer edil nijareña ha incidido en que, hasta la entrada en funcionamiento del plan de playas, la localidad no contará con socorristas ni servicio de playas. “Nunca abrimos la temporada de baño antes del mes de junio”, ha recordado antes de incidir que, solo a partir de ese momento se podrá garantizar la realización de acciones encaminadas a que la costa esté libre de “cualquier posibilidad de contagio”.

También ha cambiado de postura desde el pasado viernes el alcalde de Carboneras, José Luis Amérigo, quien autoriza que se pueda tomar el sol y el baño en las playas del municipio al entender que “se pueden cumplir con los requisitos dictados por el Gobierno de España”, con lo que ha apelado a la “actitud responsable” de los usuarios.

En este sentido, el regidor ha apuntado que a excepción de las playas de Los Cocones, Los Barquicos y El Lancón, que permanecerán cerradas por motivos de seguridad al estar en fase de finalización de unas obras, el resto de playas han abierto con las normas citadas anteriormente.

En la misma línea, desde el Ayuntamiento de Mojácar también han apelado a las normas y seguridad de higiene para quienes hagan uso de las playas, donde se permiten actividades deportivas y de recreo pese a la ausencia de socorristas.

Por su parte, el Ayuntamiento de Garrucha, que inicialmente no posibilitaba el baño ni el acceso a sus playas hasta al menos el 11 de junio, también ha cambiado de parecer con las nuevas normas y permite, bajo la responsabilidad de los usuarios, el acceso a la playa para el baño, con la distancia de seguridad entre los grupos familiares y a cuatro metros del mar.

Playa de San Nicolás en Adra, ayer. Playa de San Nicolás en Adra, ayer.

Playa de San Nicolás en Adra, ayer.

En Vera y Cuevas, al igual que en el resto de localidades con playa, se aboga por el cumplimiento de la normativa publicada por el Gobierno Central y se han abierto al público pero no contarán con vigilancia ni servicios especiales hasta la entrada del Plan de Playas que, en el caso de Vera, se habilitará el 1 de julio.

Por último, el Ayuntamiento de Pulpí, al igual que en el resto de municipios continúa con su plan de contingencia en el que se añadirán medidas de refuerzo de seguridad, socorrismo, salvamento y limpieza y desinfección de playas. “Desde hoy (por ayer) ondean banderas amarillas de precaución en todas las playas indicando la adopción de determinadas limitaciones y restricciones, salvo que por causa del mar se impida el baño, razón por la que se cambiarán a banderas rojas”, ha apuntado el regidor Juan Pedro García que apunta que “no espero grandes masificaciones durante la semana, salvo alguna puntual los fines de semana básicamente porque ahora mismo no pueden venir turistas de otros puntos de España así que el uso y disfrute es solo para los almerienses”.

En este sentido, ha desvelado a este periódico que “si esta tarde (por ayer) hace buen tiempo me pego mi primer baño de la temporada”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios