MEDIOAMBIENTE

Dalías recuperará balsas para garantizar el agua a todos los animales

  • Un aliviadero llevará el excedente hídrico de Fuente Alta hasta balsa redonda

Instalación del aliviadero que une Fuente Alta con la balsa redonda en Dalías. Instalación del aliviadero que une Fuente Alta con la balsa redonda en Dalías.

Instalación del aliviadero que une Fuente Alta con la balsa redonda en Dalías. / Diario de Almería

Los recursos hídricos de Dalías están mal aprovechados. Por ello, el equipo de gobierno ha anunciado que ha puesto en marcha, con una primera actuación, un ambicioso proyecto que va a conseguir una mejor distribución del agua en las balsas.

De esta forma, ya se está trabajando en la construcción de un aliviadero que está dirigiendo el agua que brota de Fuente Alta hasta la conocida como balsa redonda, situada a un kilómetro de distancia. Esta fuente “contaba con un exceso de agua que se estaba perdiendo”, explica el Ayuntamiento daliense.

El objetivo de esta actuación es “facilitar que los animales de la zona puedan tener acceso y beber agua de ambos embalses”, asegura el concejal de Agricultura y Medio Ambiente daliense, Salvador Páez.

Los trabajos ya han comenzado y se espera que estén finalizados en tan solo unos días. Ello a pesar de que el trabajo en la zona es de difícil ejecución “por lo complicado del terreno, así que hay que hacerla con cautela y condiciones de seguridad”, explica el edil.

De esta forma, el agua excedente que hasta ahora se perdía será recuperada y utilizada en su totalidad. “Debemos actuar con mucha responsabilidad para que no se pierda ni una gota de agua en nuestro municipio, o de cualquier otro recurso, máxime cuando es tan importante para la supervivencia de nuestra fauna”, continúa el concejal.

Rehabilitación de cinco balsas en desuso

Posteriormente se llevará a cabo una segunda actuación con la rehabilitación de un total de cinco balsas “que se encuentran repartidas a lo largo de toda la sierra; como en el paraje La Zorra, Los Cucos o Los Pinchos, entre otros”. Con ello se pretende que “en verano y en épocas de mayor sequía, los animales tengan un lugar donde encontrar el agua, así como para reservarla para cualquier actuación de emergencia, y todo ello siempre en colaboración con la comunidad de cazadores de nuestro municipio”, apostilla Páez.

Estas obras comenzarán en el mes de septiembre y contarán con una inversión de alrededor de 12.000 euros, sostenida en gran parte por el Ayuntamiento, con un 70%, y en un 30% por los propios cazadores.

Estas balsas volverán a estar en funcionamiento después de que lleven abandonadas desde su construcción, en el año 2011, por lo que, de esta forma, “hacemos una doble función, la rehabilitación de estos espacios abandonados, por los que ya pagamos en su momento, y ofrecer un servicio básico para los animales y de prevención para cualquier emergencia de escasez de agua, incluso para sofocar cualquier incendio que pudiese producirse, como hace tan solo algunos días”, recalca el concejal de Agricultura y Medio Ambiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios