Levante

La Geoda de Pulpí ya cuenta con un ascensor y una nueva galería

  • El Ayuntamiento ha finalizado los trabajos de adaptación y mejora que comenzaron a finales de febrero

  • Ha acumulado 40.000 visitas desde su inauguración en agosto de 2019

La apertura al público de la Geoda tuvo lugar el año pasado. La apertura al público de la Geoda tuvo lugar el año pasado.

La apertura al público de la Geoda tuvo lugar el año pasado. / Javier Alonso

El Ayuntamiento de Pulpí se ha planteado reducir los grupos de visitas a la Mina Rica, que alberga una de las geodas de cristales de yeso más grandes de Europa, de cara a su reapertura una vez que han finalizado los trabajos de adaptación y mejora iniciados el pasado 24 de febrero y que tenían como objetivo la instalación de un ascensor y la rehabilitación de un nuevo espacio, la galería de las colas de golondrina.

Nos planteamos reducir los grupos o distanciarlos, para lo que contaríamos con guías de apoyo. Todo eso está aún sobre el papel”, ha explicado a Europa Press el alcalde de Pulpí, Juan Pedro García, quien ha recordado que hasta ahora las minas podían visitarse en grupos de 12 personas, por lo que considera plausible reducirlos aún más para reforzar las medidas de seguridad debido al contexto actual derivado de la crisis sanitaria del covid-19.

La mina, que tenía prevista su reapertura para después del 2 de abril y contaba con algunas reservas, se encuentra aún cerrada tras haber permanecido un mes y medio de obras, lo que ha permitido instalar un ascensor para descender 15 metros hasta un segundo nivel y adaptar una nueva galería. “Las obras están terminadas y han quedado muy bien, solo hace falta inaugurarlas”, ha dicho el primer edil.

La geoda ha acumulado unas 40.000 visitas durante los más de seis meses que ha permanecido abierta desde su inauguración trabaja ahora para que su reapertura cuente con las “máximas garantías sanitarias” a la espera de una fecha concreta, toda vez que, según ha recordado el alcalde, las propias características de la mina permiten adoptar medidas como el distanciamiento social “más fácilmente”.

De momento, y la espera de los permisos por parte de las autoridades, la entidad se ha visto obligada a realizar un ERTE ya que contaba con una treintena de empleados de los que han quedado cuatro en oficina y para labores de mantenimiento, mientras que las reservas han sido aplazadas o, en su caso, anuladas con la devolución de los importes para aquellos visitantes que han cancelado sus vacaciones.

“Como esto no se solucione pronto la crisis económica va a ser difícil de superar”, ha recalcado García, quien ha recordado que en la localidad “prácticamente no ha habido contagios” con cuatro casos ya superados pese a la gran movilidad que se dan entre la población debido al trabajo en el campo. “Si hay conciencia de la gente, aquí se puede estar”, ha valorado en relación a la responsabilidad de sus vecinos a la hora de adoptar medidas de protección.

La Geoda de Pulpí abrió al público el pasado 5 de agosto y, en su periodo de apertura, ha recibido una media de 6.000 visitantes mensuales. La mina, enclavada en el Pilar de Jaravía, organiza sus visitas a través del acceso de grupos en distintas franjas horarias.

La Geoda del Pulpí fue uno de los grandes atractivos turísticos que se promocionaron durante la última Feria Internacional del Turismo (Fitur) a través de ‘Costa de Almería’ para fomentar las visitas al interior y la diversidad del destino. En este sentido, los usuarios pudieron realizar de nuevo una visita virtual al interior de la mina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios