Coronavirus Almería

José Manuel Montero: “Estamos blindados en un valle interior con una presión demográfica baja”

  • El regidor de la única ELA de la provincia destaca que trabaja codo con codo con Fondón para evitar la llegada del virus

  • Lamenta la orden de la Subdelegación del Gobierno de eliminar las barreras de acceso al pueblo

José Manuel Montero, alcalde de Fuente Victoria, en su despacho de Alcaldía. José Manuel Montero, alcalde de Fuente Victoria, en su despacho de Alcaldía.

José Manuel Montero, alcalde de Fuente Victoria, en su despacho de Alcaldía.

José Manuel Montero, alcalde de la Entidad Local Autónoma (ELA) de Fuente Victoria, la única de la provincia, destaca la solidaridad y el civismo de sus vecinos para frenar la llegada del coronavirus a este valle de la Alpujarra Almeriense. El también profesor de Geografía apunta que es necesaria la implicación de las administraciones como la Diputación Provincial para "que podamos estabilizarnos después de esto".

–¿Cómo se vive el confinamiento en un pueblo pequeño como es Fuente Victoria?

–Se vive con la preocupación y la prevención que nos son comunes en el país, pero también con un fuerte espíritu de comunidad y solidaridad. Son muchos días entre las mismas cuatro paredes y el agotamiento va apareciendo, aunque al final demostramos ser un pueblo creativo y siempre encontramos diversas formas de romper la monotonía de los días en casa. Tengo vecinos que en Facebook se han convertido en verdaderos fenómenos fan con sus chistes o con sus conciertos, siempre desde la protección de sus casas lógicamente. Este tipo de gestos nos ayudan a todos a llevarlo mejor. Eso y que no es lo mismo levantarse por la mañana con el sonido de un claxon que con el de los pájaros, la naturaleza aquí siempre es un punto a favor..

–Y usted como regidor, ¿cómo lo está pasando?

–Pues con la enorme responsabilidad que supone gobernar esta situación. Todo el personal del Ayuntamiento nos encontramos teletrabajando pero en permanente contacto. El Ayuntamiento de Fuente Victoria no ha parado máquinas y debe seguir operativo y respondiendo a las necesidades del pueblo. Mi día a día transcurre entre las ocupaciones personales y las de mis vecinos. Yo tengo ahora mismo tres grandes deberes: anticiparme a la situación, seguir planificando todo lo que teníamos previsto y responder con garantías a las necesidades de mi pueblo. Fuente Victoria tiene que salir de esta bien preparada y eso es lo que ocupa la mayor parte de mi tiempo.

–¿Qué medidas han adoptado desde el inicio del estado de alarma para evitar la llegada del virus?

–En primer lugar la coordinación permanente entre Ayuntamientos del valle y comarca, y con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a los que no me cansaré de agradecer su trabajo. A partir de aquí teníamos claras tres grandes líneas de actuación: control de movimientos de población hacia las segundas residencias, protección de los vecinos y atención especial a nuestra Residencia de Mayores y centros sanitarios. Sobre esto, hemos diseñado un Plan de contingencia frente al Covid-19 dentro del cual hemos suministrado mascarillas elaboradas por la empresa Nurymar y un grupo de voluntarias a todo el vecindario; mascarillas, geles, trajes y pantallas a nuestra Residencia, Consultorio médico y personal de Ayuda a Domicilio; programas permanentes de desinfección de espacios públicos realizados por los trabajadores municipales y reforzados por los del INFOCA, Bomberos del Poniente y Consorcio de Residuos Sector II; y una intensa campaña de información en redes acompañada de diferentes servicios promovidos desde el Ayuntamiento para asistir a los colectivos más vulnerables y minimizar contactos.

"En un pueblo pequeño se vive esta situación con un fuerte espíritu de comunidad y de solidaridad"

-Entre ellas, está el cierre de los accesos a su municipio, Fondón y Laujar. Hace unos días por orden de la subdelegación del Gobierno tuvieron que “levantar” la barrera. ¿Ha funcionado esta medida? ¿cree que debería haber seguido?

–A mi juicio sí. Fue una medida consensuada por los tres Ayuntamientos del valle y ha surtido efecto, además de facilitar el trabajo a los efectivos de Guardia Civil y Protección Civil. Hemos conseguido contener el flujo de desplazamientos a segundas residencias durante la Semana Santa que era el periodo que más nos preocupaba. Si bien, desde subdelegación nos informaron de que la competencia exclusiva sobre todas las vías públicas en un Estado de Alarma es estatal y al no haber directriz de cierre de vías secundarias en el conjunto del país, debíamos levantar barreras. Bueno, pues eso hicimos. Igual que subdelegación cumple con su deber, yo cumplía con el mío que es garantizar la seguridad de mis vecinos. Dura lex sed lex que dirían los romanos, la ley es dura pero es la ley así que como representante del Estado de Derecho que soy, acato aunque no comparta. No quiero tampoco anclarme en esto. Las excusas no me gustan porque no aportan soluciones. A partir de aquí, se han reforzado las unidades de Guardia Civil y Protección Civil en la zona y esa es una buena noticia. Son días para mirar hacia adelante, estar unidos y tener sentido del deber.

–En su municipio cuentan con una residencia de ancianos, el colectivo más vulnerable a esta pandemia. ¿Cómo los están protegiendo?

–Estamos en contacto permanente con ellos y les hemos suministrado mascarillas, geles, guantes, trajes y pantallas protectoras. Además, se les han realizado test, negativos todos, y son un espacio en permanente desinfección, donde se actúa con carácter prioritario sea cual sea el equipo que ese día se encuentre desinfectando el pueblo. Sus protocolos de seguridad son escrupulosos y su personal grandes profesionales. Nuestros mayores están saludables, muy seguros y en las mejores manos posibles. La Residencia de Mayores Moraima se merece todos los aplausos del mundo.

–Siendo la única Entidad Local Autónoma (ELA) de la provincia, ¿cómo están gestionando esta crisis al depender de Fondón?

–Pues codo con codo con Fondón. Las ELAs siempre somos las eternas olvidadas por todas las administraciones pese a tener nuestro propio presupuesto, competencias sobre la gestión de impuestos, nuestros propios cargos públicos, en definitiva, ser el último peldaño del Estado. Compartimos municipio pero tenemos una identidad propia reconocida en esta fórmula administrativa. En nuestro caso, con Fondón existe la mejor de las sintonías. Somos corporaciones locales nuevas, no llegamos aún al año en el cargo, pero desde el primer momento apostamos por fortalecer lazos y tender puentes. Durante la gestión de esta crisis lo seguimos poniendo en práctica. Fondón se preocupa por nuestros vecinos y la coordinación con ellos es excelente. Los recursos de una ELA son siempre limitados, y Fuente Victoria no es una excepción en esto, pero eso Fondón lo sabe y hasta ahora obra correctamente con nosotros y con el compromiso de ahondar más en este sentido en cuanto pase todo esto. Compartimos ideas, gastos y ayudas durante esta crisis. Todo es más fácil para todos cuando se hace con este talante.

–Hasta el momento, su municipio no se ha visto afectado por ningún caso de coronavirus. ¿Cree que la dispersión de la población y la situación geográfica les ha beneficiado y blindado?

–Sin duda. Esto mismo lo comentaba con mis alumnos de Bachillerato. Como profesor de Geografía, les hablaba precisamente de la importancia del medio físico almeriense para entender los bajos índices de contagios con respecto a otras zonas de Andalucía. Al final, la geografía no solo te aísla para mal en cuanto a infraestructuras. En esta cuestión, ha demostrado ser una aliada para Almería y para nuestros pueblos. Estamos en un valle interior entre los 800 y 900 metros, con una presión demográfica baja, en pleno corazón de la Alpujarra, un espacio muy montañoso y con accesos naturales fácilmente controlables desde los principales núcleos de población de mayor entidad. Controlando los pasos desde el exterior, el interior permanece estanco. Dicho lo cual, el trabajo a conciencia de todos y también la suerte han hecho su parte.-

-¿Están sus vecinos cumpliendo escrupulosamente el confinamiento?

-Absolutamente. No ha habido una sola incidencia con ninguno de ellos y nos están facilitando con su comportamiento el trabajo a todos. Ojo, los más peques igual que los mayores. Son unos campeones que me consta están muy aplicados en sus tareas y no les están dando demasiada guerra a sus padres. Al final, grandes y pequeños suman y lo están haciendo genial. No hay que relajarse aún pero chapó para todos ellos.

-El Grupo Socialista en la Diputación ha solicitado reformular los presupuestos de este año para dar mayor apoyo económico a los pueblos porque están afrontando “a pulmón” los gastos derivados del estado de alarma. ¿Ustedes cómo van en ese sentido?

-Pues justo así, a pulmón. Es que es una demanda que consideramos razonable y que ya están empezando a hacer Diputaciones como las de Jaén y Cádiz. Agradezco el apoyo y la sensibilidad de los compañeros del Grupo Socialista de Diputación en este sentido. Somos la única ELA de la Provincia de Almería. Si alguien necesita apoyo, somos nosotros. Las administraciones locales nos hemos rebelado como las más eficientes en la gestión de esta crisis, y esa eficiencia se traduce en un enorme esfuerzo económico por nuestra parte. Las diputaciones provinciales son organismos creados para apoyar a los pueblos y reducir las desigualdades de los pequeños con los grandes. Si los pequeños estamos sosteniendo con nuestros presupuestos el grueso del coste de esta crisis y de la recuperación que vendrá, lo más normal, lógico y justo es que Diputación nos compense ese esfuerzo para que podamos volver a estabilizarnos después de esto. Nosotros en Fuente Victoria vivimos con un presupuesto anual 2.500 veces inferior al del Ayuntamiento de Almería. Esto es real. Por tanto, creo que la diferencia entre lo que supone para unos y otros adquirir material, elaborar paquetes de ayudas y salir de esta con garantías, está bastante clara. Espero que nos escuchen. Es importante.

"Nuestros mayores están saludables, muy seguros y en las mejores manos posibles”

-Pensando ya en la necesaria recuperación económica, ¿ha trazado su ayuntamiento medidas o planes concretos para conseguirlo?

-Por supuesto. Es quizá lo que más preocupación nos produce a todos los regidores diría yo. El día después de todo esto. En Fuente Victoria tenemos un tejido económico que engloba bodegas, ganaderos, agricultores, hostelería, construcción, servicios sociales y asistenciales, amén de los autónomos que restan en diversas ocupaciones. Claro, es que hay gente como el bar de mi pueblo que echó la persiana el primero y lleva un mes para dos parado. Hay ganaderos a los que se les ha caído la demanda de leche o les están especulando con el precio. Tengo bodegas que han perdido una clientela importante con el cierre de la hostelería. Y muchas otras situaciones de empresas y autónomos de mi pueblo a las que tengo el deber de responder dentro de la capacidad y competencia de este Ayuntamiento. Estamos trabajando en un plan de recuperación lo más ambicioso posible, sectorial y que sea capaz de aliviar la presión sobre sus economías. Queremos darles una base sólida sobre la que reconstruirse y además estimular de nuevo la inversión en nuestros pueblos. Incentivar el consumo y el turismo serán ejes fundamentales. Me permitirás no adelantar por el momento detalles porque aún tenemos que perfilar algunas cuestiones pero si puedo decirte que supondrá un esfuerzo importante por nuestra parte. El sol tiene que volver a salir para todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios