DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia Coronavirus

José Segura: “Ni la altitud o la distancia, no hay recetas mágicas contra este virus”

  • El virus no ha llegado a Bacares, pero su alcalde no se confía. El verano está cerca y la preocupación y el aumento poblacional crecen

José Segura: “Ni la altitud o la distancia, no hay recetas mágicas contra este virus” José Segura: “Ni la altitud o la distancia, no hay recetas mágicas contra este virus”

José Segura: “Ni la altitud o la distancia, no hay recetas mágicas contra este virus”

Bacares es uno de los 36 pueblos de la provincia de Almería con menos de 500 habitantes. A 73 kilómetros de la capital, sus 246 habitantes, según el padrón al 1 de enero de 2019, viven a 1.202 metros de altura, rodeados de cumbres como las del Calar Alto ( 2.168 mts) o Tetica de Bacares (2.080 mts). La distancia y la altura ayudan lo suyo, pero no hay “una receta mágica” contra la Covid-19, según la opinión de José Segura Giménez, su alcalde desde 1987, cuando tomó posesión y abrió la primera de sus nueve legislaturas en el cargo.

–¿Cuántos casos de coronavirus se han detectado en el municipio deBacares?

– No hemos registrado ningún contagiado por coronavirus como tampoco hemos tenido ningún vecino en observación.

–¿Y eso cómo le deja?

– Es una satisfacción. Pero sin bajar la guardía. Y más ahora que llega el verano y en nuestro caso, recalan en nuestro pueblo muchas personas de Barcelona, Madrid o Valencia, que emigraron en su día. La población se quintuplica y pasamos a ser entre 1300 o 1500 personas. En los últimos cuatro o cinco veranos, es un disparate.

–¿A qué atribuye la inexistencia de contagios?

– Somos un pueblo aislado, pero sobre todo los vecinos han respetado y respetan las normas sanitarias y se han quedado en sus casas. Hay cinco o seis vecinos que se desplazan a diario a Tíjola a trabajar y el virus nos puede llegar en cualquier momento. Pero ni la distancia ni la altura. No hay recetas mágicas. Las que valen son la higiene de manos, las mascarillas y la distancia social.

–Más gente, más problemas.

– Estamos muy preocupados por lo que puede pasar. La presencia de más personas nos va obligar a tomar medidas y a estar preparados. Vamos a tener que hacer tareas de desinfección todos los días de la semana y en algunos casos, hasta en dos ocasiones al día como en la farmacia, Consultorio, Centro Guadalinfo o la Residencia de Ancianos Santo Cristo del Bosque, entre otros. Y el resto del pueblo, dos veces a la semana. Vamos a poner todos los medios y si se da algún contagio, no va a ser por haber puesto medidas.

–El 40,65% de Bacares- un centenar de vecinos- supera los 65 años, la media de edad en 2019 fue de 56,30 años, el 3,7% más que en 2018.

– Tenemos mucha gente mayor que es un grupo de población de riesgo. Hemos aplicado un Plan de Emergencia sobre este colectivo, por ser el más vulnerable, a la hora de hacerles las compras y otras necesidades..

–¿Qué medidas ha tomado desde el ayuntamiento?

– Al principio, las mujeres cosieron mascarillas con las telas que compramos. Repartimos 2 por casa y ahora, vamos a dar más, de FPP2 y quirúrgicas, además de botes de gel hidroalcohólico. Todos los vecinos han tenido y tendrán mascarillas. Hemos recibido algo más de 8.000 euros de la Junta y la Diputación, aunque no ha asignado una cantidad, también ha comprometido otra ayuda.–¿Y la situación municipal?– El secretario, auxiliar administrativo y coordinadordel Guadalinfo trabajan desde sus casas, aunque la próxima semana volverán. Y el empleado de servicios múltiples y yo acudimos a diario al ayuntamiento. –¿Cuál es su día más triste?– Todos los del confinamiento lo son pero se me ponían los pelos de punta con las estadísticas de fallecimientos. Con los adelantos en sanidad, esta pandemia es algo impensable. Yo no me creía que podíamos llegar a esta situación.

–¿Y el más alegre?

– Cuando se habla que han bajado el número de muertos.

– ¿Se ha puesto en valor la calidad de vida de los pueblos?

– En los pueblos se vive más tranquilo y hay más calidad de vida. Me fui a Barcelona con 16 años y volví seis años después, y lo volvería a hacer, pero a Bacares no lo cambio por nada. No nos hemos preocupado en crear puestos de trabajo. Aquí, tenemos una panadería, una tienda de comestibles y una pastelería. También hay un restaurante, dos bares y diez plazas del complejo turístico.

– ¿Cómo adivina el futuro?

– El años 2021 va a ser terrible hasta que no llegue la deseada vacuna. Las mascarillas se van a quedar varios años y vamos a tardar tiempo para recobrar la normalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios