DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus Almería Juan Antonio Lorenzo: “Vamos a destinar ayudas directas para 22 comercios y negocios de Serón"

  • El primer edil señala que ha hablado personalmente con todos los que han cerrado sus tiendas y anuncia que los trabajadores que luchan estos días contra el virus en las calles van a recibir un plus de 200 euros

Juan Antonio Lorenzo: “Vamos a destinar ayudas directas para 22 comercios y negocios de Serón" Juan Antonio Lorenzo: “Vamos a destinar ayudas directas para 22 comercios y negocios de Serón"

Juan Antonio Lorenzo: “Vamos a destinar ayudas directas para 22 comercios y negocios de Serón"

El alcalde de Serón, Juan Antonio Lorenzo, es un hombre con suerte. Vive este confinamiento rodeado de almendros en su cortijo “y mi hija sin embargo está en mi casa en Serón”, afirma. Lleva tres semanas sin separarse del teléfono móvil para gestionar el municipio y estar en contacto con sus paisanos.

–¿Cómo sobrelleva el confinamiento en el plano personal y como alcalde de Serón?

–En el personal, no soy de las personas que está sufriendo más el confinamiento por las condiciones del hogar donde me encuentro como es el cortijo. En el campo siempre hay algo que hacer. Por ejemplo, hacía mucho tiempo que tenía ganas de plantar tomates y ya tengo preparado el bancal para hacerlo. Eso sí, pienso mucho en las familias que tienen niños y viven en una casa o en un piso pequeño y la verdad es que tiene ser una situación muy complicada.

En el plano profesional no me puedo despegar del teléfono. Ahora hablo mucho más con mis vecinos y con mis compañeros de equipo de gobierno con los que realizo a diario varias videollamadas de cuatro personas. Esta misma mañana (por ayer) hemos tenido dos mesas de contratación y hemos adjudicado una dirección de obra de una nueva residencia que vamos a hacer y también el alumbrado público en dos barriadas. Estamos intentando preparar gestión para que cuando todo esto acabe y podamos salir, no estemos esperando a firmar nada si no que ya tengamos todo listo para que la gente se ponga a trabajar.

"En el pueblo estamos siendo muy duros con la vigilancia pero de momento no ha habido sanciones"

–¿Es compatible el teletrabajo con la alcaldía?

–No podemos pensar que es lo mismo. Hay mucha más coordinación cuando estamos todos juntos pero dentro de lo malo, nuestra administración no está parada y el espíritu con el que están trabajando todos los que formamos parte del ayuntamiento es que el día que podamos salir todos haya vida en el pueblo y la economía se reactive.

–Ahora mismo el teléfono es su mejor aliado…

–Pues sí. Fíjate he hecho una gestión que no había hecho nunca y ha sido llamar personalmente a todas las personas de mi pueblo que han cerrado sus negocios. Me he dedicado durante dos días a llamar a todos los empresarios y autónomos para darles ánimos e informarles que vamos a poner en marcha una batería de ayudas desde el Ayuntamiento. Ya he hablado con el secretario las medidas que podemos aplicar dentro del presupuesto y nuestro objetivo es que vamos a hacer subvenciones directas a un total de 22 comercios y establecimientos que han tenido que cerrar y que están nerviosos y preocupados por la situación. Queremos aliviarles un poco esta situación de forma paralela a las ayudas del gobierno.

–En otros pueblos se están realizando reducciones o condonaciones de impuestos municipales.

–En nuestro caso van a ser ayudas económicas directas. Valoramos también esa posibilidad, de perdonarles el IBI, el IAE pero estos empresarios y autónomos no lo pagan porque no facturan más de un millón de euros. Por eso creemos mejor esta ayuda económica directa para que ellos la destinen en lo que ellos consideren oportuno. El objetivo es que a finales de esta semana o la que viene podamos concedérsela.

–Y de forma paralela, imagino, trabajando en labores de desinfección, vigilancia de calles…

–Así es. Nosotros tenemos en el ayuntamiento trabajando a 112 personas. Nos dedicamos desde el principio, y no es que seamos soviéticos, pero somos la primera empresa del pueblo y gestionamos de manera pública muchos servicios. Tenemos una residencia con 72 ancianos y ahí hemos puesto el foco de todas nuestras preocupaciones. Hay 45 personas trabajando allí y hasta el momento se están extremando las medidas. También tenemos un centro de menores tutelado por la Junta y allí también estamos siendo muy estrictos. Por supuesto que también estamos baldeando las calles y desinfectando los lugares de mayor afluencia estos días con un grupo de albañiles municipales que han tenido que parar su actividad en todas las obras públicas del Ayuntamiento y que se están dedicando a esta labor. Además la Policía Local está haciendo una labor muy importante de concienciación y vigilancia. A toda esa gente se le ha aplicado este mes un plus de productividad en su nómina de 200 euros porque pensamos que es la gente que está dando la cara por el pueblo y que está defendiéndonos. Nosotros estamos en la trinchera como dice Pablo Iglesias pero el ejército de infantería son esos trabajadores que no necesitan solo el apoyo moral si no que también el económico.

"Tenemos una residencia con 72 ancianos y allí hemos extremado las medidas de seguridad"

Hasta el momento no tenemos ningún caso en el pueblo de infectado por coronavirus y esperemos pasar el confinamiento consiguiendo que no haya ninguno.

–¿Han impuesto sanciones por saltarse el confinamiento?

–En el pueblo estamos siendo muy duros con la vigilancia en las calles. Es conveniente para que la gente no haga tonterías. Pero de momento no hemos puesto ninguna. Sí que hemos tenido que hablar seriamente con algunos vecinos. Por ejemplo yo soy fumador y cuando subo al pueblo compro un cartón de tabaco y mis propios vecinos han regañado a más de uno que va todos los días a comprar un paquete. Incluso el estanquero le ha dicho que se lo apunta y ya se lo pagará de golpe cuando pueda.

La ventaja es que en el pueblo nos conocemos todos y podemos hablar con todos los vecinos y comprender la situación de cada uno de ellos.

–Impera el civismo entonces.

–La verdad es que mis vecinos están siendo ejemplares y teniendo muy buena conciencia y entendiendo la situación que vivimos. La gente que está en las tiendas ha instalados sus mamparas y las personas que van a comprar esperan en la puerta haciendo cola y respetando la distancia, todo el mundo va con mascarillas. Además nosotros hemos adquirido una gran cantidad de gel desinfectante y se lo hemos repartido a los comercios. Estamos trabajando en equipo todo el pueblo. Vamos todos a una y eso me enorgullece.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios