Provincia

Mojácar La Vieja dibuja su historia

  • Han conseguido encontrar otro aljibe, más antiguo y pequeño, junto al ya conocido y numerosas estructuras ligadas a la gestión del agua

En el ecuador de los trabajos que se están realizando en Mojácar la Vieja, las primeras hipótesis van dando una idea de lo que esta localidad pudo suponer en el siglo XII cuando fue abandonada y la población se trasladó a la actual ubicación de Mojácar que todos conocemos.

Hasta ahora, los arqueólogos, se encuentran en niveles de derrumbe pero aún así han conseguido encontrar otro aljibe, más antiguo y pequeño, junto al ya conocido y numerosas estructuras posiblemente ligadas a la gestión del agua.

En la limpieza del aljibe ha aparecido una tinaja prácticamente completa que, junto a muchos y variados restos cerámicos, empieza a dar las primeras señales de lo que pudo ser aquella Mojácar. Restos de cerámica vidriada, vajilla, tinajas estampilladas, que permitirán datar con bastante precisión la época en la que nos situamos.

Es de destacar la pieza más interesante encontrada: un atifle con restos de cerámica vidriada que delata la fabricación de estas piezas en el lugar.

El atifle es un utensilio de arcilla refractaria que se usa en la cocción de piezas esmaltadas para que no se peguen unas a otras durante este proceso. El hallazgo del atifle implica la ubicación de un alfar en el emplazamiento y a su vez coloca a Mojácar la Vieja como a una pequeña ciudad de relativa importancia, ya que sólo emplazamientos de cierto nivel podían fabricar estas piezas que estaban bajo el control del Estado.

Tener producción alfarera propia le da gran importancia y se correspondería con la densidad de estructuras que están encontrando. Otro importante objeto descubierto en las primeras excavaciones trata de una pequeña cuchara de bronce utilizada para hacer mezclas, ya sea para pintarse o para medicina. Esto, junto a la calidad de los restos cerámicos domésticos encontrados, hace pensar que allí habría también población con cierto nivel económico y social.

No hay muchos restos biológicos encontrados hasta el momento. Están trabajando básicamente al lado de la muralla y puede que las estancias encontradas no sean domésticas. Aún así, sí se han encontrado muchos restos de grandes moluscos y alguna vértebra de un atúnido de gran tamaño, lo que implica que en su alimentación, aprovechaban los recursos marinos.

El conjunto de estos primeros encuentros y la importancia de la muralla que la defendía, junto con las cuatro torres hasta ahora encontradas reafirma la teoría de la importancia de Mojácar.

Hay algunas referencias a ella en textos antiguos. Así el cartógrafo del siglo XII, Al-Idrissi, hace referencia a la impresionante muralla con que se defendía Mojácar.

En estos últimos días, han conseguido localizar la puerta del recinto amurallado, así como el acceso histórico por donde se accedía a la antigua Mojácar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios