Provincia

Nombramiento del primer alcalde mayor del partido alpujarreño del Reino de Granada: Adra, Berja y Dalías

Nombramiento del primer alcalde mayor del partido alpujarreño del Reino de Granada: Adra, Berja y Dalías Nombramiento del primer alcalde mayor del partido alpujarreño del Reino de Granada: Adra, Berja y Dalías

Nombramiento del primer alcalde mayor del partido alpujarreño del Reino de Granada: Adra, Berja y Dalías

Corría el año de 1753 cuando don Fernando VI (el primer rey español de la Casa de Borbón), apercibiéndose de las riquezas naturales de nuestra comarca, a raíz del catastro de Ensenada, manda que las tres villas fuesen gobernadas conjuntamente por un Alcalde Mayor; cargo que, en nuestros días, vendría a ser como gobernador civil y militar. Por lo tanto se da una concentración de poder con la consiguiente autonomía de acción, ocasionando que estos tres municipios pudieran regir, dentro del Estado, intereses peculiares de su vida interior, mediante normas y órganos de gobierno propio. 

Nombra el Rey para tal cargo, el 21 de octubre de 1753, al licenciado don Cristóbal de Robles y Barrio, abogado de los Reales Consejos, Capitán de Guerra y familiar de la Inquisición. Este señor era oriundo de Beas de Segura, y se le recomendaba vivir un año en cada pueblo. Analizando la situación anterior a este sistema de gobierno observamos que Berja contaba con 300 familias, Dalías andaba por el estilo y Adra no llegaba a las 200. 

Documento. Documento.

Documento.

Don Cristóbal gobernó el partido durante 6 años; se casó con una abderitana y a él se debe la donación de la primera imagen de San Marcos a la Iglesia de Adra. También a la villa de Beas siguió vinculada esta familia, al casarse un hermano de su mujer con doña Josefa Poblaciones, hija de don Diego Poblaciones Godinés, Conde de las Infantas. 

Tuvo casa en los tres pueblos, aunque en Dalías aún perdura la que fuera su casa y el paraje con el apellido de su mujer. “la Ñeca”. En 1759, el Rey le nombró Comendador de Alcaraz, y años después, Alcalde de la Ciudad de Córdoba, donde vivió hasta su muerte. 

Creemos que este sistema autónomo de gobierno fue beneficioso para nuestra región. En el último tercio de siglo Berja ya contaba con más de 900 familias, se comienza a explotar en plan industrial las minas de Sierra de Gádor, multiplicándose su población. En Dalías predomina el cultivo del trigo, la vid, el ganado cabrío y lanar, frutos secos, etc. Su territorio estaba habitado por 850 familias. Adra contaba ya con más de 800 en todo su término; dedicando sus tierras al cultivo de la caña de azúcar y a la batata principalmente, también sigue el cultivo de moreras para la cría de gusanos de seda en La Alquería por toda la vera del río, junto a productos de la huerta, como sandías de gran tamaño, berenjenas, frutales etc. 

En Adra se instala la primera industria mecanizada de España, ocasionando una revolución industrial en la comarca. A esta factoría se traían los minerales de Berja para su fundición. Instalándose en Adra familias de Turón, Albuñol, Berja, etc., su población llegó a superar los 10. 000 habitantes. 

Años después, al dividirse España en provincias, estos pueblos dejan de ser gobernados conjuntamente, para formar parte de la recién creada provincia de Almería, sufriendo un empobrecimiento del que tardarían años en recuperarse; las minas se abandonan y la industria de Adra desaparece. A finales del XIX, muchas familias tuvieron que emigrar Orán, América del Sur, etc., volviendo la población a contar con apenas 5.000 habitantes. Así llegaríamos casi hasta 1940, cuando afortunadamente, comenzaron a despoblarse las pedanías de la Sierra para instalarse sus habitantes en el pueblo, nutriendo a Adra de sus apellidos más comunes: Fernández Rodríguez y Rodríguez Fernández. En la actualidad Adra sobrepasa los 24.000 habitantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios