DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia Coronavirus

“Prefiero que nos critiquen a que se ceben con personas inocentes”

  • La alcaldesa de Níjar dice sentirse contenta con la respuesta de sus convecinos en esta crisis. No entiende y “no me parece ético” que se utilice esta pandemia para hacer crítica política

¿Cuál es la situación actual, grado de afectación y vecinos contagiados?

–Sólo ha habido de momento dos vecinos, cuya situación de salud obligó a activar los protocolos del Covid-19. Ambos están ya en sus casas, en perfectas condiciones de salud y cumpliendo la cuarentena.En Níjar las medidas de prevención parecen haber funcionado, pero nadie puede cantar victoria aún. Es momento de reforzar la convicción de que, quedándose en casa, es como mejor se combate porque Andalucía entra ahora en su fase complicada y podemos desanimarnos.

–Dana, Gloria y ahora el Coronavirus, en pocos meses....

–No están siendo los mejores meses para Níjar. Los daños de las dos grandes tormentas de este año han provocado una herida terrible a nuestro modelo económico, de un modo muy especial y muy localizado en nuestra comarca. El Coronavirus afecta a todos por igual. Tenemos que ser positivos y conscientes de que cuando esto pase habrá ayuda para reactivar la economía del país, lo que de alguna manera, nos ayudará también a paliar los efectos de los desastres naturales de septiembre o enero. Dicho de otra manera, puede que esta situación nos ayude a cerrar todas las heridas con una sola cura.

–Níjar es el municipio más extenso de la provincia. ¿Cómo afecta a la coordinación de esta crisis esta circunstancia?

–No es algo nuevo y no es sencillo. No es momento de quejarse de que falten medios, manos o recursos económicos. Es lo que hay y no por ello podemos ponerlo de excusa para llamar más la atención. Nos obliga a ser más eficaces con menos, a planificar milimétricamente cualquier movimiento para que ningún vecino de ninguna población se sienta desatendido. Es difícil mantener la calma en la población porque el miedo nos lleva a la ansiedad, a la urgencia, a quererlo todo desde el primer momento, y con este tamaño de municipio lo que no se puede hacer es actuar en todas partes al mismo tiempo.

–¿Cuál es el grado de cumplimiento al decreto de alarma?

–Sinceramente estoy muy contenta. Salvo las excepciones de siempre, y las hay en todas partes, la responsabilidad de los nijareños está siendo ejemplar. Cuesta como a todos, pero se está haciendo bastante bien.

–¿Cuántos funcionarios están trabajando desde casa y cuántos servicios telemáticos?

–La mayor parte está teletrabajando. Intentamos que la administración no pare y de hecho no podemos parar. Esta crisis nos está enseñando muchas cosas para mejorar procesos, identificar a esas personas que en nuestros equipos demuestran una verdadera vocación de servicio público. Tomamos nota de todo, tanto nosotros internamente como el propio ciudadano.–

¿Qué medidas ha tomado el Ayuntamiento con recursos propios para atenuar los efectos económicos asociados a esta pandemia de sus vecinos?

–En un primer momento la exención de algunos impuestos de nuestra competencia, modificación de calendarios tributarios y aplazamientos. Trabajamos también sobre las medidas que podremos tomar el día después, porque la verdadera batalla se va a librar a la hora de reactivar la economía. Habrá un efecto rebote y será el momento de poner todos los medios posibles para que se puede generar empleo rápidamente y recuperar liquidez.

–¿Le ha sorprendido alguna circunstancia del comportamiento vecinal de Níjar?

–Positivamente, la respuesta al confinamiento. Lo único negativo que he visto en esta crisis es la utilización que algunos personajes han pretendido hacer de las redes sociales, señalando a los afectados, escribiendo auténticas barbaridades. Tampoco me parece ético que se utilice esta situación para la crítica política, pero prefiero que nos ataquen a nosotros a que se ceben con personas inocentes, víctimas como cualquier otro de esta pandemia.

–¿Se han despertado lazos de solidaridad entre nijareños y la comunidad extranjera?

–Nosotros no tenemos ese concepto de “nijareños y comunidades extranjeras”, tenemos vecinos. Unos son de toda la vida y otros de paso. Buena parte vienen a trabajar por temporadas y luego se van. Me molesta que se busquen siempre entre las diferencias de color el posible motivo de enfrentamiento, rechazo o lástima. Las personas que trabajamos como comunidad, que vivimos como comunidad, nos protegemos como comunidad.

–¿Acude a diario al Ayuntamiento o desde casa?

– Intento salir lo menos posible. Estoy acostumbrada a trabajar desde casa. La incorporación del nuevo Secretario Municipal desde esta semana obliga a estar presente. También a visitar servicios que están dando la cara por todos o evaluar los daños de las lluvias Si hay situaciones de emergencia se sale, pero si no me quedo en casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios