Coronavirus en Almería Somontín también tendrá que cerrar sus comercios y bares desde el sábado

  • El pequeño pueblo de 443 habitantes ha superado la tasa de 1.000 casos por cada 100.000 personas

  • Lúcar, Rágol, Sierro y Suflí se unen a los municipios con cierre perimetral

Desinfección en el consultorio médico de Somontín. Desinfección en el consultorio médico de Somontín.

Desinfección en el consultorio médico de Somontín. / Diario de Almería

Como cada jueves, se ha reunido el Comité Territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de Almería presidido por el delegado de Salud y Familias, Juan de la Cruz Belmonte, para analizar la evolución de la tasa de incidencia en los municipios de la provincia.

Somontín supera los 1.000 casos por cada 100.000 personas (en concreto 1128,7 actualmente) por lo que se ha declarado el nivel de alerta 4 en grado 2, lo que supone que además del cierre perimetral que ya tenía desde el 1 de febrero tendrá que cerrar toda la actividad no esencial (bares y comercios) a partir de este sábado 6 de febrero. Estas nuevas restricciones tendrán 14 días de vigencia tras lo cual se revisará la incidencia en la localidad.

En total son ya 47 los municipios con cierre de la actividad no esencial en la provincia (ver lista completo al final de la noticia).

Se unen al cierre perimetral

Por otro lado, Lúcar (tasa de incidencia de 657,9), Rágol (660,1), Sierro (527,7) y Suflí (510,2) superan la barrera de los 500 casos por cada 100.000 personas, por lo que se ha decretado el cierre perimetral también a partir del sábado. Ninguna persona podrá entrar o salir del municipio sin una causa justificada durante 14 días.

Además, la localidad de Rioja, que tiene cierre de comercios desde hace ya 14 días (desde el 23 de enero), ha logrado reducir la incidencia de la COVID-19 por debajo de 1.000 (su tasa actual es de 757,1) por lo que a partir del sábado podrán volver a abrir toda la actividad comercial. No obstante se mantiene el cierre perimetral otros 14 días más.

Quedan libre de restricciones

Por su parte, Santa Cruz de Marchena y Lucainena de las Torres quedan libres de cualquier restricción.

En el caso de Santa Cruz de Marchena, el pueblo tenía cierre de toda la actividad desde el 23 de enero y tras transcurrir 14 días ha bajado su tasa de incidencia a cero.

Algo similar ocurre en Lucainena de las Torres queda ya libre de cualquier restricción (excepto las que son comunes para todos los municipios) después de cumplir 14 días con cierre perimetral. Y es que no se han vuelto a diagnosticar casos de coronavirus en el pueblo por lo que su tasa de incidencia ya ha bajado a cero. El sábado podrá volver a abrir los bares y se permite salir del pueblo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios