VIRGEN DEL CARMEN

Vítores en Garrucha a su patrona 'nacida del mar'

  • La Virgen del Carmen paseó por las aguas del mediterráneo a bordo de ‘La Mar Serena’

  • El pueblo se echó a la calle para rendir honores a la madre de los garrucheros

La Virgen del Carmen sobre el barco 'La Mar Serena' La Virgen del Carmen sobre el barco 'La Mar Serena'

La Virgen del Carmen sobre el barco 'La Mar Serena' / Agustín Berrocal

Garrucha tiene madre: la Virgen del Carmen. Ese es el pareado que muchos gritaron ayer enfervorecidos a la patrona de los pescadores y de los garrucheros. Esa señora que, como reza el lema del municipio, nació del mar.

Este martes Garrucha vivía la última jornada de sus fiestas de julio. El día grande, en el que la virgen sale de su capilla en la Plaza Pedro Gea para embarcarse. Los barcos no salieron del puerto para ir en busca de la famosa gamba roja ni de los otros muchos manjares que se ocultan en las aguas de la zona. Levaron anclas para procesionar a su señora como se merece.

La jornada había empezado en la lonja por la mañana donde, como manda la tradición, se premia a los pescadores más veteranos, retirados y en activo. Después, una paella y sardinada para todos los presentes para coger fuerza para lo que venía por la tarde.

Pasadas las siete de la tarde y con un calor sofocante que humedecía las camisas blancas de sus portadores, salía de la capilla la Virgen del Carmen al repique de la campana y con la música de la Banda Municipal de Garrucha.

La Virgen del Carmen embarcando. La Virgen del Carmen embarcando.

La Virgen del Carmen embarcando. / V. Visiedo P.

Este año iba especialmente bella, decorada con coloridas flores formando motivos marineros (un ancla y unos delfines), colocados en la parte posterior del pequeño trono. Una tradición que, como cuenta el concejal de Festejos, Juan Pedro Molina, se ha recuperado después de al menos dos décadas.

Abriendo la procesión, como es habitual, iban decenas de niños, niñas y mujeres vestidos de pescadores. El traje de ellas compuesto por falda floreada y delantal, camisa blanca, alparteñas, un fajín rojo y un pañuelo rojo en la cabeza. El traje masculino, por pantalón y camisa a cuadros, un fajín rojo y una boina. Todos ellos asidos unos a otros por redes de pesca.

Justo tras ellos, acompañados por los chicos y chicas más guapos del pueblo (los reyes juveniles e infantiles) iba la Santísima Virgen del Carmen, portada a hombros por los miembros de su hermandad. Para cerrar la comitiva desfilaban las autoridades, encabezadas por la alcaldesa de Garrucha , María López, junto a otros concejales de la corporación municipal.

Así, la patrona de Garrucha recorrió todo el Paseo del Malecón. Millares de personas disfrutaban de la procesión en ambas aceras de la calle o desde una vista privilegiada, en sus balcones oportunamente decorados con banderas de la Virgen del Carmen.

Tras algo más de una hora de procesión, la patrona de Garrucha llegaba al puerto pesquero para seguir su recorrido, esta vez por el mar. En esta ocasión, el honor de ser el barco encargado de portar a la virgen fue para ‘La Mar Serena’, cuyo patrón es Antonio López Cortés, conocido como ‘El Sereno’ o ‘El Chivirito’.

En el puerto la gente se agolpaba esperando ver llegar a la imagen. La banda tocaba marchas mientras que los camiones aparcados junto a la lonja hacían sonar su claxon una y otra vez. Haciéndose hueco con dificultad entre las miles de personas congregadas, la imagen conseguía al fin llegar hasta el embarcadero, para subir a bordo del barco. Entre varios hombres y mujeres conseguían colocar a la patrona de los garrucheros en la cubierta de La Mar Serena. Mirando hacia proa.

Y es que, Garrucha adora a su madre... ¡La Santísima Virgen del Carmen!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios