Poniente

El alcalde agradece el “espíritu de concordia” en el último pleno municipal del año en Vícar

Pleno municipal en Vícar.

Pleno municipal en Vícar. / D.A

El pleno del Ayuntamiento de Vícar ha celebrado su última sesión ordinaria del año en la Casa Consistorial de la Villa de Vícar. Un pleno del que el alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, ha destacado el “espíritu de concordia” que ha presidido toda la sesión, “como viene siendo habitual de un modo muy especial en sesiones como las de hoy, por su coincidencia con las entrañables fiestas de Navidad”.

La parte central del pleno ha estado protagonizada por el debate de dos mociones presentadas por el Grupo Municipal del PP. Antes se aprobó por unanimidad una modificación de la ordenanza fiscal del Impuesto Municipal de Vehículos, por la que se aprueban bonificaciones para los vehículos históricos y los de antigüedad superior a treinta años.

El debate de las mociones municipales comenzó con una propuesta del Partido Popular para rechazar el pacto que ha propiciado que EH Bildu se haga con la Alcaldía de Pamplona.

Una moción que, sin embargo, fue rechazada con los votos en contra del Grupo Municipal Socialista, al entender “que este no es el foro” donde debatir estas cuestiones. “Nosotros estamos aquí para luchar por la defensa de los intereses de los ciudadanos de Vícar y no para abordar los pactos que se hagan en otras instituciones”, señaló el alcalde.

La otra moción, presentada también por el Partido Popular, fue suscrita por unanimidad por todos los concejales presentes en la sesión y hacía referencia a la necesidad de llevar a cabo una campaña de promoción para la mejora de la imagen de los pequeños comercios del municipio y para incrementar la vigilancia de las condiciones estético sanitarias de dichos establecimientos.

La iniciativa buscaba poner fin al acopio indiscriminado de cajas, bolsas de basura o utillaje de limpieza en la vía pública y en las aceras, junto a la puerta de entrada a sus negocios, por parte de un pequeño sector del comercio local.

Unas acciones afortunadamente aisladas, pero que, según reza la moción, “perjudican notablemente la estética de nuestras calles y la imagen de nuestros comercios”.

Esta propuesta “de un perfil constructivo”, en palabras de la portavoz municipal, Luz María Fernández, salió adelante por unanimidad porque “cualquier medida que redunde en beneficio de nuestro comercio es siempre bienvenida”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios