DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

CORONAVIRUS ALMERÍA Políticos con traje de héroe

  • El alcalde y concejales de Uleila del Campo se encargan ellos mismos de hacer la compra y llevarla a las personas mayores que viven solas y no tienen familia

Juan José Fuentes, alcalde de Uleila del Campo Juan José Fuentes, alcalde de Uleila del Campo

Juan José Fuentes, alcalde de Uleila del Campo

Médicos, enfermeros, farmacéuticos, conductores de ambulancia, policías, militares, guardias civiles, personal de Protección Civil o de los diferentes servicios de ayuda a domicilio. También profesores, transportistas, agricultores y todas aquellas personas que se mantienen al pie del cañón en los servicios de primera necesidad y en las tareas de limpieza y desinfección. Son los grandes héroes y heroínas de la actual crisis sanitaria. Pero en pueblos pequeños como Uleila del Campo, el traje de héroe se lo ponen también los representantes políticos.

En Uleila son ellos los que se encargan del servicio de atención a los más mayores. En un municipio donde casi el 40% de sus 833 habitantes tiene más de 60 años, hay un pequeño porcentaje de estas personas mayores que viven solas y a ellas son las que el alcalde, Juan José Fuentes (PP), junto al resto de su equipo de Gobierno y personal de Protección Civil, ayudan con la compra, llevándosela a sus propios domicilios. No solo la compra. También si necesitan algún tipo de material como guantes, mascarillas fabricadas por costureras del pueblo o gel desinfectante como el que también han llevado a los establecimientos de venta al público que tienen permitida su apertura.

El equipo de atención a los mayores lo forman el propio alcalde; la teniente de alcalde, María Rosa López; y los concejales de Cultura y Festejos, Ana María García; Deportes, José Pérez; Turismo, Elisa Ramos; y Medioambiente, José María Domene, así como Francisco Quirón, de Protección Civil. Además, cuentan con el total respaldo de la oposición, y así la portavoz del PSOE, María Isabel García, está en permanente contacto con el equipo de Gobierno, al haberle pillado esta crisis sanitaria en su residencia de Almería, trasladando su apoyo a todas las decisiones.

Las tareas se las reparten al instante de recibir las peticiones. “Tenemos un grupo de whatsapp, ‘Uleila contra el coronavirus’. Si alguien llama y pide por ejemplo dos mascarillas, quién esté más cerca se las lleva. O si tienen que comprar, si alguno de nosotros tiene que ir ese día a comprar, es el que va, para así aprovechar la misma salida. O si necesitan botes de desinfección, el que tenga más fácil cogerlos es el que va. Es instantáneo y estamos las 24 horas pendientes de nuestros vecinos que lo necesiten”, explica el alcalde de Uleila del Campo, Juan José Fuentes.

“El servicio se le está dando a personas mayores que están solas y no tienen familiares que puedan hacer esa función”, cuenta Fuentes, que añade que “la gente mayor se está portando de maravilla” si bien “a algunos hay que regañarles un poco para que no salgan mucho, solo lo preciso”. Son personas, en algunos casos, cuenta el regidor, que están acostumbradas a moverse y caminar en torno a 4 o 5 kilómetros. “Hay mucha gente que necesita andar y la gente quiere salir, muchos tienen cortijos con animales o frutales y tienen que ir porque si no pueden perderlos, pero todo muy controlado y con responsabilidad”, comenta.

Al margen de dar este servicio a los mayores, el alcalde y concejales de Uleila, que mantienen el Ayuntamiento abierto aunque con reducción de horario para atender las necesidades básicas de sus vecinos, han debido tomar otra serie de medidas. “Sobre todo para concienciar a la gente de la gravedad de la situación, pero también estamos siguiendo a rajatabla todo lo que se dice desde el Gobierno central y la Junta de Andalucía”, cuenta. Incluso, han proporcionado material como mascarillas al Servicio de Ayuda a Domicilio de la Diputación Provincial de Almería. “En la medida que hemos podido sacar recursos suficientes para aquellos a los que más falta les hace, lo hemos hecho”, apunta.

Por último, Fuentes hace una petición. “Lo que más me preocupa, ya no en el pueblo sino a nivel general, es que no todo el mundo va protegido. Sea o no obligatorio, todo el mundo debería ir con mascarillas y guantes porque así podemos evitarlo al máximo. Aunque no sean de las que más protegen, pero si lo hacen aunque sea un poco, la otra persona tiene otra a la que le protege un poco y se guarda la distancia de seguridad, estaremos un poco más protegidos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios