Lucha contra la despoblación

Los cajeros, nuevos vecinos de 33 pueblos de Almería

  • Diputación ha finalizado la instalación de estos equipos en municipios en los que no había ningún servicio bancario

  • Sacar dinero o recargar el móvil ya no es una utopía en estas pequeñas localidades

Javier Aureliano García junto al alcalde de Senes, Francisco Javier Sola, inspeccionan el cajero automático. Javier Aureliano García junto al alcalde de Senes, Francisco Javier Sola, inspeccionan el cajero automático.

Javier Aureliano García junto al alcalde de Senes, Francisco Javier Sola, inspeccionan el cajero automático. / (Senes)

La exclusión bancaria es un problema endémico en Almería. Históricamente, en la provincia la población ha tendido en estás últimas décadas a migrar hasta los municipios del litoral, sobre todo a los de la comarca del Poniente y el área metropolitana de la capital, provocando una sangría en los pueblos del interior. Ese fenómeno migratorio ha derivado en una cascada de cierres de sucursales bancarias que han llevado a muchos almerienses a no tener posibilidad de tener dinero en metálico sin tener que desplazarse decenas de kilómetros. Y aunque se intenta paliar por ejemplo con el autobús itinerante de Cajamar, hay muchos municipios de la provincia en los que sus habitantes tienen que desplazarse para sacar dinero o realizar cualquier trámite.

Un dato demoledor que lo ejemplifica: si en 2008 Almería tenía repartidas 705 oficinas por toda su geografía, en la actualidad apenas llega a 400, perdiendo por el camino más de un 40% y dejando fuera a casi la mitad de los municipios.

También hay municipios en los que las entidades han decidido abrir determinadas horas durante algunos días a la semana. Es el caso de Ohanes, Huécija y Nacimiento, que al menos pueden llorar con un ojo. Hay otros que, simplemente, no tienen: Alcolea, Alcóntar, Alcudia de Monteagud, Alicún, Almócita, Alsodux, Armuña de Almanzora, Bacares, Bayarque, Beires, Benitagla, Castro de Filabres, Chercos, Cóbdar, Enix, Laroya, Líjar, Olula de Castro, Portaloa, Santa Cruz de Marchena, Senes, Sierro, Somontín, Suflí, Tahal, Las Tres Villas, Velefique, Turrillas y Urrácal.

Por esta razón, la Diputación de Almería anunció hace casi un año la puesta en marcha del Programa de Lucha contra la Exclusión Financiera en los municipios del interior con el objetivo de atajar esta problemática y ahora, con la entrada en 2021, ya están operativos y funcionando 33 cajeros automáticos que cuentan con funcionalidades especiales y que han llegado a las comarcas de Filabres-Alhamilla, Nacimiento, Almanzora, Alpujarra y Poniente Almeriense.

Esta iniciativa se ha llevado a cabo con dos entidades bancarias Unicaja Banco y Euro Automatic Cash y concluyó el pasado mes de diciembre con la instalación de los cajeros en los siguientes municipios: Santa Fe de Mondújar, Velefique, Beires, Alicún, Enix, Felix, Senes, Lucainena de las Torres, Benizalón, Almócita, Turrillas, Bentarique, Olula de astro, Las Tres Villas (Escúllar), Albanchez, Alcóntar, Alcudia de Monteagud, Armuña del Almanzora, Bacares, Bayarque, Benitagla, Chercos, Cóbdar, Fuente Victoria, Laroya, Líjar, Lúcar, Partaloa, Sierro, Somontín, Suflí, Tahal y Urrácal.

De esta forma, todos los vecinos de estas localidades en las que no hay sucursales bancarias ya pueden realizar multitud de gestiones: sacar o ingresar dinero, pagar recibos y tributos, actualizar cartillas o libretas de ahorros, realizar transferencias y traspasos o recargar el saldo del teléfono móvil.

Además, los cajeros automáticos que ha instalado la Diputación han dado un paso más en las funcionalidades tradicionales que ofrecen estos dispositivos en la provincia, ya que la institución ha conseguido que cualquier persona, independientemente del banco que tenga, pueda consultar y pagar los recibos pendientes con la Diputación.

Además, estos cajeros cuentan con un sistema de videovigilancia integrado tanto interior como exterior, lo que permite detectar al instante cualquier daño o intento de robo que pudiera producirse e identificar a los autores.

Dolores Moreno, alcaldesa de Laroya, ha resaltado la importancia de un cajero que no sólo va a facilitar la vida y evitar desplazamientos a sus vecinos, sino que dota a Laroya de un servicio más para los turistas: “Laroya tiene en el turismo rural y de naturaleza uno de sus grandes pilares económicos y con este cajero evitará tener que desplazarse a más de 7 kilómetros hasta las sucursales bancarias de Macael”, ha destacado al tiempo que ha agradecido al presidente que “en un año haya convertido en realidad el sueño de los casi 200 habitantes de Laroya”.

En esta misma línea se expresa el regidor de la Entidad Local Autónoma de Fuente Victoria, José Manuel Montero, que señala que “ya no hace falta coger el coche para sacar dinero”. Montero afirma estar “muy contento porque por fin tenemos servicio bancario en nuestro pueblo” y señala que “s un atractivo más para nuestro pueblo ya que va a conseguir que la gente venga y se quede. Es un incentivo más para luchar contra la despoblación”.

La alcaldesa de Las Tres Villas, Virtudes Pérez, y vecinos junto al cajero instalado en Escúllar. La alcaldesa de Las Tres Villas, Virtudes Pérez,  y vecinos junto al cajero instalado en Escúllar.

La alcaldesa de Las Tres Villas, Virtudes Pérez, y vecinos junto al cajero instalado en Escúllar. / (Las Tres Villas)

Aunque también se muestra crítico con una de las desventajas de estos cajeros: las comisiones. Al trabajar con dos entidades bancarias, si el usuario no tiene cuenta con ellas, se le cobran comisiones a la hora de sacar dinero. “En Fuente Victoria se ha instalado el de Unicaja y si otra persona tiene otro banco, se le cobran comisiones, eso sí solamente por sacar dinero. El resto son gratuitas. Habría sido un detalle importante por parte de Diputación asumir de alguna forma ese dinero”, recalca.

Lo que sí ha asumido Diputación al 100% ha sido su financiación y puesta en marcha ya que no tendrá coste alguno para los municipios.

En este sentido, el presidente, Javier A. García ha explicado que “todos los municipios que tengan la recaudación delegada a la Diputación podrán hacer sus gestiones en cualquiera de los cajeros de la Institución en la provincia. Junto a estos trámites, cualquier almeriense podrá hacer sus gestiones financieras en estos terminales sea del banco que sea”.

La puesta en marcha de cajeros automáticos fue uno de los compromisos que adquirió el presidente de la Institución Provincial al inicio de la legislatura y que se ha materializado con el objetivo de fijar la población en los 103 municipios de la provincia. “Queremos que los almerienses dispongan de más y mejores servicios en sus pueblos para que sean ellos quienes elijan donde quieren vivir y que nada les obligue a salir de su pueblo por no contar con esos servicios”, ha asegurado.

Tal es así que hay una partida específica en el presupuesto este año 2021 para mantener “un servicio que ha llegado a los pueblos para quedarse”, concluye el presidente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios