Coronavirus en Almería Los comerciantes de Vélez-Rubio piden a la Junta que ropa y calzado se consideren esenciales

  • ACOVE solicita la libre circulación entre los pueblos de la Comarca de Los Vélez después de tres semanas con cierre perimetral y de establecimientos

Una de las muchas tiendas de ropa de Vélez-Rubio, centro comercial de la comarca de Los Vélez. Una de las muchas tiendas de ropa de Vélez-Rubio, centro comercial de la comarca de Los Vélez.

Una de las muchas tiendas de ropa de Vélez-Rubio, centro comercial de la comarca de Los Vélez. / Diario de Almería

La situación que están viviendo los comercios de Vélez Rubio es insostenible después de más de tres semanas cerrado tanto perimetralmente como el cese de toda actividad no esencial. Por este motivo la Asociación de Comerciantes de Vélez Rubio ha solicitado a la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía y a la Delegación de Salud que se revisen los protocolos porque “no estamos de acuerdo con las medidas tomadas para el cierre de algunos comercios que no se han tenido en cuenta como esenciales”, según se desprende de la nota emitida por la asociación.

Desde la ACOVE “no entendemos qué criterio se ha seguido para considerar comercio esencial y no esencial, ¿por qué puede abrir una floristería o una peluquería y no una zapatería o una tienda de ropa? Tan necesario es uno como otro, todos somos necesarios”. Y entiende como actividad esencial “la ropa y el calzado” dos sectores que están siendo muy perjudicados”.

Entre las reivindicaciones de ACOVE a la Junta de Andalucía está que “tengan en cuenta que la ropa y el calzado son bienes esenciales y como tales deben considerarse, la libre circulación entre los pueblos de la Comarca de Los Vélez”, teniendo en cuenta que Vélez Rubio es el centro comercial y de servicios de los cuatros pueblos. Junto a esto piden que “se pongan normas distintas para poblaciones de menos de 10.000 habitantes, así como nuevas medidas que ayuden a controlar los contagios, sin cierres de negocios que están al límite de la desaparición, como los comercios de Vélez Rubio”, todo ello porque consideran que no es justo poner las mismas restricciones al pequeño comercio que a los grandes establecimientos. 

Los más de cincuenta comerciantes asociados entienden de la grave situación sanitaria, pero creen que “ellos no son el problema, porque cumplimos con todas las medidas de seguridad. En el pequeño comercio nos preocupan nuestros clientes y estamos cumpliendo todas las medidas de distancia de desinfección, aforo, etc, por lo que nunca tenemos aglomeraciones de personal, ni dentro ni fuera”.

La presidenta ACOVE, Marisol Sánchez, ha explicado que “el pequeño comercio se está muriendo. Nuestros asociados tienen en sus almacenes ropa de un año entero, porque no pudieron darle salida” y lamenta que los comercios tienen que seguir haciendo frente a todos los gastos sin ningún ingreso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios