El Ejido

La evolución desde 1982, epicentro del discurso de Francisco Góngora

  • El alcalde apela al consenso en materia hídrica, educación y política de inmigración en el marco del XXXVI Día del Municipio que se celebró ayer en el Patio de Luces del Ayuntamiento

El Patio de Luces acogió una ceremonia que cada año congrega a toda la sociedad ejidense. El Patio de Luces acogió una ceremonia que cada año congrega a toda la sociedad ejidense.

El Patio de Luces acogió una ceremonia que cada año congrega a toda la sociedad ejidense. / javier alonso

El Patio de Luces del Ayuntamiento de El Ejido volvió nuevamente a a convertirse, tal y como ocurre cada 11 de septiembre, en el gran escenario de la celebración del Día del Municipio que este año cumple su XXXVI edición y lo ha hecho con un gran acto institucional en el que se han dado cita autoridades civiles, militares y eclesiásticas, además de numerosos vecinos.

Esta conmemoración se inició con el discurso del alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, quien ha aprovechado la ocasión para apelar, una vez más a la necesidad de garantizar la sostenibilidad hídrica con un gran consenso o pacto sobre el agua de todas las administraciones implicadas. "La escasez de agua representa una de las mayores amenazas para nuestro campo; por ello tenemos que abandonar los prejuicios y desde todas las administraciones, debemos poner sensatez, al tiempo que procurar el uso sostenible de nuestros recursos como se está haciendo, pero sumando también el agua que va al mar y que nadie aprovecha", ha remarcado el responsable institucional.

Especial homenaje a siete funcionarios del consistorio que se jubilan este año

Góngora ha reclamado también "una política de inmigración coherente y seria, ajustada a las posibilidades de empleo y, por tanto, a la realidad actual de nuestro municipio. Debe ser ordenada y legal". Y es que, tal y como ha recordado, "las tasas de inmigración que se dan son desproporcionadas. Esto, unido a la saturación de los medios educativos, sanitarios y asistenciales, se convierte en un hecho que nos aleja del interés general de nuestra sociedad".

Para el primer edil "son todavía muchos los retos que quedan por encarar, de manera que arranca el curso escolar con las mismas asignaturas pendientes con las que acabó". En esta línea, se ha referido a la necesidad de configurar un Plan de Choque por la Educación Específico para El Ejido que aporte soluciones urgentes y viables a la carencia que existe en esta materia de infraestructuras. Y es que, tal y como ha reiterado en numerosas ocasiones, "la educación es una cuestión prioritaria para nuestro gobierno, ya que constituye uno de los pilares básicos del crecimiento de cualquier sociedad".

La concentración de la comercialización y el tratamiento de los restos vegetales han sido otras de las cuestiones en las que el alcalde ha insistido durante el pronunciamiento de su discurso. Al primero de los asuntos se ha referido como un instrumento "muy importante para marcar una adecuada posición negociadora en la defensa de unos precios dignos para nuestros agricultores". Es por ello que haya insistido en que "se trata de un aspecto básico de nuestro sistema agrícola, la concentración y concertación. Se hace preciso concertar un lobby empresarial fuerte y sólido".

Otro de los temas relevantes a los que ha aludido el alcalde ha sido la búsqueda de soluciones al tratamiento de los restos vegetales. En este hecho, ha hecho especial incidencia, "hay que procurar una solución a la valorización de los plásticos de solarización. Alabo la decisión de hacer una limpieza, pero de nada o de poco servirá si no nos involucramos activamente en una solución definitiva". En esta línea ha recordado que "tanto el proyecto de economía circular de Frutilados como el de valorización energética ENCE constituyen pasos importantes hacía una gestión viable de estos restos, así como hacia un campo en el que se garantice una adecuada higiene rural".

El máximo responsable local también ha aprovechado el marco de esta conmemoración para recalcar el importante trabajo realizado por el gobierno local durante los últimos años, lo que "nos ha posibilitado recuperar la confianza de empresarios y entidades, permitiéndonos acometer inversiones gracias a Fondos Europeos". Además, tal y como ha concretado, "hemos puesto orden en los servicios públicos, optimizándolos y mejorando su calidad; aunque todavía nos queda mucho por hacer. Hoy somos un Ayuntamiento que paga sus facturas y, además, de manera ejemplar", ha matizado.

Durante el acto y una vez Góngora ha finalizado su intervención, se ha realizado una especial distinción a siete funcionarios de la Casa Consistorial que han alcanzado la edad de jubilación y que, por tanto, abandonan sus tareas en la Administración Local después de años de dedicación. Es por ello que se le haya entregado una placa de agradecimiento a Rafael Maya Cesáreo, José Clavero Alférez, Gabriel Giménez Callejón, Inés Blasco Altuna, Antonio Gómez Daza, Antonio Martín Jiménez y Ana Martín Maldonado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios