Macael

Raúl Martínez: “Vamos a pagar el 50% del recibo de la luz a pensionistas y colectivos vulnerables”

  • El primer edil prepara una batería de medidas para ayudar al tejido comercial y hostelero y ensalza el civismo de sus paisanos

  • Asegura que mantiene el contacto diario con los vecinos por redes sociales

Raúl Martínez, alcalde de Macael Raúl Martínez, alcalde de Macael

Raúl Martínez, alcalde de Macael / (Almería)

–¿Cómo está viviendo en el plano personal y profesional esta crisis sanitaria?

–Dentro de que es una situación de excepcionalidad que nadie ha vivido, lo estamos llevando bien. Personalmente no han pasado demasiados días por lo que estoy bien y mi familia también, donde peor lo llevamos es en el plano laboral. Estamos manteniendo todos los servicios que podemos prestar a los vecinos de la mejor manera posible dentro de nuestras limitaciones. La responsabilidad del cargo nos pide estar al pie del cañón y que estemos todos los días dando un poquito más de lo que estábamos dando hasta el momento para conseguir que esta situación se note lo menos posible.

–¿Qué medidas está aplicando el Ayuntamiento de Macael para frenar la expansión del coronavirus?

–Hemos tomado muchas medidas, desde intensificar los controles de vigilancia coordinados por la Guardia Civil y la Policía Local desde el Ayuntamiento a la puesta en marcha de un servicio para las personas con vulnerabilidad para llevarles los suministros de primera necesidad a sus casas. A esas personas mayores que no pueden salir les estamos haciendo la compra nosotros incluyendo también medicamentos. También estamos desinfectando las calles con una especial atención a las zonas aledañas al centro de salud, a los comercios esenciales como panaderías, supermercados, los bancos y las farmacias, que son los sitios donde mayor afluencia de vecinos hay.

Además, a las personas que están confinadas y que han tenido relación con un infectado, les estamos realizando hasta el servicio de recogida de basura a domicilio.

En general, no creo que estemos haciendo muchas cosas distintas al resto de municipios porque los ayuntamientos no tenemos muchas más herramientas en la mano para actuar.

–¿Cómo valora el civismo de los macaeleros en esta situación de crisis sanitaria?

–La sociedad de Macael se está comportando de manera ejemplar. La mayoría de vecinos no están saliendo de sus casas excepto los que tienen que ir a trabajar y hacer las compras básicas. No ves movimiento por la calle y eso es bueno. Es cierto que los controles de la Policía Local y la Guardia Civil están siendo bastante contundentes, pero en general, los vecinos están comportándose como deben.

–¿Han impuesto muchas sanciones durante estas casi dos semanas de estado de alarma?

–De momento solo algunas por lo que es una buena noticia porque la gente sin tener que sancionarla se está tomando en serio las recomendaciones y las órdenes del Ministerio de Salud.

–¿Considera efectivos estos controles y los consejos municipales para frenar el incivismo?

–Por supuesto. Desde nuestras redes sociales no paramos de dar recomendaciones de todos los procedimientos que vamos llevando a cabo e informar a la población. En ese sentido, la gente está actuando de forma correcta.

–¿Cómo lleva como regidor la imposibilidad de tener contacto directo con los vecinos para que le informen de sus problemas y preocupaciones?

–En esta situación de excepcionalidad nos estamos ocupando de lo que realmente es importante. El contacto no lo perdemos en ningún momento porque las redes sociales nos permiten comunicarnos con los vecinos, incluso con los que no tienen nuestro teléfono. Recibo mensajes diariamente y les contesto. El contacto es bastante fluido desde Alcaldía y el resto de áreas del Ayuntamiento. Se les ayudando en el trámite para las ayudas en servicios sociales, un servicio que sigue al 100%. Incluso para las personas mayores hemos puesto un servicio de compañía virtual. Desde el Ayuntamiento llamamos a los mayores, le damos conversación y que no se sientan solos, para que se desahoguen y nos cuenten cómo están. Eso lo pusimos en marcha el lunes. También estamos ayudando de la mejor manera que podemos a que las personas que están confinadas, lo lleven lo mejor posible siempre facilitando la comunicación a través de la oficinal virtual, las redes sociales y el teléfono.

Es verdad que no tenemos un contacto físico pero seguimos manteniendo el contacto con los vecinos por otros cauces.

-¿Se han planteado tomar medidas concretas para reducir o congelar las tasas municipales ante la situación económica que atraviesan muchas familias?

–Tenemos encima de la mesa muchas medidas. Vamos a ayudar a los colectivos de mayor vulnerabilidad. Los que sean pensionistas y no ingresen un mínimo de dinero entre el matrimonio o la que vive sola, le vamos a pagar el 50% del recibo de la luz. Antes podían salir y estar en la calle y ahora están obligados a quedarse en casa y están utilizando todo el rato la electricidad por lo que el recibo se le va a doblar. Esa cantidad de dinero de más, se la vamos a abonar nosotros. También tenemos un paquete de medidas para ayudar al tejido comercial y hostelero del municipio con ayudas dentro de nuestras competencias y nuestros limitados recursos. Vamos a inyectar algo de dinero y condonando pagos para este año en tasas para que nuestros tejido comercial y hostelero no se hunda más. Los vecinos que tienen un comercio, en consonancia con su facturación, tendrán más o menos ayuda.

–Medidas concretas y locales que son a pulmón, imagino.

–Son todas municipales 100%. Hay muchas actividades culturales que se han suspendido y ese dinero se revierte para invertirlo en ayudar a los comercios y a los mayores, por ejemplo.

–En este momento en el que muchos de sus vecinos han perdido su trabajo, otros están confinados en casa y otros luchan para combatir el virus, ¿qué mensaje le gustaría transmitir a sus vecinos?

–El único mensaje que podemos mandar a la población es que mantengan la calma. Esta situación nos genera incertidumbre porque no sabemos cuánto tiempo nos va a durar y lo único que podemos hacer es seguir escrupulosamente las recomendaciones y órdenes que nos dan desde el Gobierno de España, colaborar entre todos para parar cuanto antes los contagios y, como no ser pacientes. Tengo claro que el miedo y la histeria solo nos sirven para equivocarnos, aunque entiendo que es difícil mantenernos serenos tras casi dos semanas encerrados en casa y conocer que hay un positivo como ha sucedido en Macael. Aprovechemos para hablar mucho con nuestras familias y nuestros amigos por teléfono y, aunque parezca que no, nos acerca mucho a ellos en estos momentos y nos permite tomarnos esta situación con la mayor tranquilidad posible porque no nos queda otra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios