Alpujarra

Una gran glorieta de 40 metros para acabar con los problemas de tráfico en Alboloduy

  • El proyecto de mejora de la intersección de la A-1075 con la Al-3407 de la Junta supone una inversión de más de 434.000 euros

La delegada de Fomento junto con la alcaldesa de Alboloduy. La delegada de Fomento junto con la alcaldesa de Alboloduy.

La delegada de Fomento junto con la alcaldesa de Alboloduy.

La delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Eloísa Cabrera, ha presentado a la alcaldesa de Alboloduy, Sonia María Guil, el proyecto de mejora de la intersección A-1075 con Al-3407 que, con un presupuesto de 434.894 euros, contempla entre otras actuaciones, la construcción de una glorieta de 40 metros de diámetro. Obra que mejorará considerablemente las condiciones de seguridad vial de la intersección, ya que aumentará de forma importante la visibilidad disponible en todos los ramales de acceso y  permitirá todos los movimientos de giro.

La carretera que pasa por el municipio de Alboloduy A-1075 (que va de la A-348 a la A-92) perteneciente a la Red Complementaria de Almería, intersecta con la carretera AL-3407 en su punto kilométrico 23,260. Las condiciones actuales de seguridad vial de la intersección son bastante reducidas debido principalmente a la reducida visibilidad disponible, como consecuencia de la geometría y sección de los ramales de acceso, así como por la presencia de árboles de gran porte tanto en la intersección como en los ramales. Además, el diseño actual no permite los giros a izquierda de los vehículos que circulan por la AL-3407 sentido Guadix.

Por otro lado, el tramo de la carretera A-1075 que va a continuación de la intersección en el punto kilométrico 23,260 hasta el 24,900 consiste en una alineación recta que presenta frecuentes problemas de drenaje superficial en situaciones de precipitaciones intensas, afectando a la seguridad vial por el riesgo de deslizamientos incontrolados de los vehículos debido a que los neumáticos no se adhieran bien al asfalto por el agua.

La topografía del terreno atravesado por este tramo de la A-1075 es en general bastante plana y con pendiente suave descendente en sentido suroeste-noreste. Actualmente, gran parte de la margen suroeste de la A-1075 está equipada con una cuneta triangular en tierras, en la que además se ubican árboles de gran porte, por lo que su capacidad hidráulica es bastante limitada.

Eloísa Cabrera, que ha destacado como prioridad para la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, la inversión en Seguridad Vial, ha explicado que dadas las características geométricas de la intersección existente, se ha previsto la construcción de la glorieta que regulará de forma más eficaz la intersección y que supone cierta mejora en la prioridad de los vehículos circulando por la A-1075, además de la considerable mejora en las condiciones de seguridad vial.

La glorieta se equipará con la señalización vertical y horizontal necesaria, así como con elementos de balizamiento y sistemas de contención de vehículos y al tratarse de una glorieta interurbana, se instalarán luminarias alimentadas con paneles solares y captafaros LED en la isleta central para reforzar la seguridad.

Asimismo, para mejorar el sistema de drenaje longitudinal y transversal de la carretera, se ha proyectado la construcción de una cuneta trapecial revestida en el margen suroeste de la carretera entre el punto kilométrico 23,260 y el punto kilométrico 24,900, fuera de la línea de árboles existentes, que permitirá recoger adecuadamente las aguas de escorrentía superficial del terreno adyacente y conducirlas hasta las obras de drenaje transversal existentes.

También se construirá una arqueta-arenero en la conexión de la nueva cuneta con las obras de drenaje transversal existentes, para de evitar que se acumule tierra en las mismas y se limpiarán las obras de drenaje transversal actualmente aterradas.

Según ha señalado Cabrera “estas actuaciones evitarán que las aguas de escorrentía discurran por la calzada en situaciones de precipitaciones intensas”.

Las obras se incluyen dentro del Plan Andalucía en Marcha, el programa que la Junta ha previsto para ejecutar inversiones en el periodo 2020-23  y en el que la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha apostado por la seguridad vial y la mejora de la red de carreteras en el conjunto de la Comunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios