HUÉRCAL DE ALMERÍA

Una madre denuncia que el plan Syga deja sin comer a su hija de 15 años en riesgo de exclusión social

  • La menor, estudiante de Secundaria, disfruta de comedor al 100% en el colegio de su hermano, pero el Plan de Solidaridad y Garantía Alimentaria activado en la actual situación cubre solo a alumnado de Infantil y Primaria

  • La Delegación de Educación trabaja en dar respuesta a esta situación de excepcionalidad

Una madre denuncia que el plan Syga deja sin comer a su hija de 15 años en riesgo de exclusión social Una madre denuncia que el plan Syga deja sin comer a su hija de 15 años en riesgo de exclusión social

Una madre denuncia que el plan Syga deja sin comer a su hija de 15 años en riesgo de exclusión social

Una madre de Huércal de Almería ha denunciado que el Plan de Solidaridad y Garantía Alimentaria (plan Syga) impide que su hija, una menor de 15 años, tenga derecho a recoger la comida que se está distribuyendo en el CEIP Buenavista de Huércal de Almería desde que se han implantado las medidas por el actual estado de alarma en todo el país.

Esta madre explicaba este miércoles a Diario de Almería que su hija, aunque estudia en el instituto, disfruta de la beca de comedor al 100%, junto a su hermano de 11 años, en el colegio de este durante el curso escolar al encontrarse la familia en riesgo de exclusión social. A comienzos de semana, cuenta, acudió hasta el CEIP Buenavista, punto de entrega de la comida durante esta situación excepcional y no encontró a su hija mayor en las listas.

Pese a ello, “la señora que repartía la comida me dio dos menús, uno para cada uno, pero luego recibí una llamada de una persona enfurecida que me reclamaba que me había llevado dos menús y que como me había llevado dos comidas, que no fuera el miércoles a recoger ninguna y no volviera hasta el lunes”, puesto que las recogidas se realizan en lunes y miércoles.

El plan Syga cubre al alumnado de segundo ciclo de Educación Infantil y hasta sexto de Primaria, pero no incluye a los alumnos de Secundaria. “Ella lleva los tres años de instituto yendo al comedor del colegio con su hermano y así ha sido porque tiene un informe que explica la situación en la que estamos. Ahora tengo que esperar para pedir plaza, porque si hay otros padres que están trabajando, tienen preferencia sus hijos y no mi hija porque ya ha pasado al instituto, aunque esté en riesgo de exclusión social”, comenta esta madre.

Reclama también que, tras dos días intentando ponerse en contacto con la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía, “nadie contestaba” y encontrándose ya “bastante cansada” envió dos correos electrónicos tras los cuales tuvo respuesta pero no soluciones. “Me dijeron que estuviera pendiente del correo electrónico, que en una hora me contestarían. Volví a llamar, pasaron las horas y no tenía respuesta”, añade. Este jueves a mediodía, la Delegación de Educación confirmó haberse puesto ya en contacto con la madre afectada para explicarle la situación.

“No entiendo que por el plan Syga se le quite a mi hija un derecho que ella tenía de ir al comedor, y ahora no puede comer porque no tiene menos de doce años. Es una barbaridad. ¿Dónde está lo que dijo el presidente de que ningún menor iba a pasar hambre estando en riesgo de exclusión social? Se llenan la boca de decir que todos los menores en riesgo de exclusión social están comiendo, pero yo aquí tengo una hija que no”, comentaba el miércoles a Diario de Almería esta madre, a la que la situación le parecía “todavía más grave a causa de que estamos en mitad de una pandemia. Me parece indigno, ningún niño tenía que estar pasando por esta situación”, añadiendo que la actitud de la Delegación estaba siendo entonces y a su juicio “lamentable”.

Desde la Delegación de Educación, se ha especificado que el “plan Syga garantiza tres comidas diarias a los niños y niñas escolarizados en centros públicos con servicio de comedor en las etapas de Infantil y Primaria de familias en situación de exclusión social o en riesgo de padecerla” y que “son los Servicios Sociales Comunitarios los encargados de detectar mediante un informe concreto, a los niños y niñas susceptibles de formar parte del plan y de comunicarlo a la Consejería de Educación y Deporte, que le corresponde la tarea de atender a los alumnos y alumnas en esta situación aprovechando la red de comedores escolares existente”. El protocolo para su desarrollo establece una actuación coordinada entre la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, la Consejería de Educación y Deporte y los Ayuntamientos, a través de las y los profesionales de los Servicios Sociales Comunitarios.

Educación explica también que “para el alumnado beneficiario del servicio de comedor escolar que ha quedado paralizado tras el cierre de los centros educativos y que no se encuentran recogidos dentro del Plan Syga”, como es este caso en concreto, “la Consejería de Educación y Deporte, trabaja en dar respuestas a esta situación de excepcionalidad como también el resto de administraciones y entidades en el ámbito de los servicios sociales comunitarios”.

Cabe recordar que tras el cierre temporal de los centros docentes andaluces por el virus COVID-19, el Consejo de Gobierno acordó un procedimiento de contratación de emergencia por la Agencia Pública Andaluza de Educación para reponer el Plan Syga mientras se mantenga el cierre de los centros, que cuenta con más de 18.000 beneficiarios en toda Andalucía, con la colaboración de los ayuntamientos. Tras la contratación de las empresas y la coordinación con los ayuntamientos, el reparto de comidas comenzó a finales de la semana pasada y desde este lunes el plan ya está en funcionamiento al completo. La Agencia Pública Andaluza de Educación se encarga de la contratación y seguimiento de los servicios de las empresas de restauración encargadas de elaborar y entregar las comidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios