Huércal Overa

Blanca López Gómez, primera Hermana Mayor de la historia del Paso Negro de Huércal-Overa

  • El pasado 2 de julio se celebró el Cabildo General de Elecciones en el cual resultó electa la única candidata, sustituyendo en el cargo a José Uribe

José Uribe junto a la nueva presidenta de la decana y la presidenta de las Damas de la Soledad.

José Uribe junto a la nueva presidenta de la decana y la presidenta de las Damas de la Soledad. / D. A.

El pasado 2 de julio se celebró la Asamblea General de Elecciones en la Hermandad del Paso Negro de Huércal-Overa, concretamente en su casa de hermandad. Toda vez fue constituida la mesa electoral presidida por el consiliario Víctor Fernández Maldonado, fue elegida Blanca López Gómez, de forma unánime como, Presidenta / Hermana Mayor quedando siempre a la espera de la ratificación y nombramiento oficial por parte del obispo de la Diócesis de Almería por el mandato de tres años tal y como reflejan los estatutos.

Se trata, este, de un hecho insólito dentro de la señera corporación huercalense, pues es la primera mujer en ostentar la presidencia general de la decana Cofradía del Paso Negro en sus 357 años de historia.

Sucede en el cargo al hermano José Luis Uribe Martínez, el cual a pesar de la situación pandémica que nos está tocando sufrir y las terribles consecuencias derivadas de la misma en su última etapa,  es justo reconocer la gran labor llevada a cabo en todos los sentidos, haciendo hincapié en el apartado económico continuando la no menos fundamental gestión llevada a cabo por su antecesor al frente de la tricenternaria, Juan Pérez López, tal y como reconoció el propio Uribe en lo que fue el discurso de despedida ofrecido en la última Asamblea General por él presidida, discurso en el que no faltó el reconocimientos al motor de los negros, las Damas de la Soledad.

Un lastre económico técnicamente liquidado, cumpliendo así con el principal objetivo con el cual inició su cargo Uribe, y que no era el otro que eliminar la deuda a proveedores  y lo que se antoja mas complicado si cabe, sin dejar de atender las obligaciones y demandas de la Cofradía amén de los importante proyectos patrimoniales en marcha. Trabajador y honesto tuvo que sufrir el mal trago de comunicar tras una reunión urgente de última hora y en la puerta de la casa de hermandad ante la expectante muchedumbre que se agolpaba en los aledaños la siempre dolorosa decisión de suspender  la salida procesional el Viernes Santo de  2019 , en pro del patrimonio del Paso Negro ante la amenaza de precipitaciones, es una decisión que crearía controversia pero que finalmente el dio la razón ,ya que la lluvia hizo  acto de presencia.

Coincidiendo con la cena estival, fiel cita que anualmente celebra la cofradía en un conocido restaurante de la ciudad ante la presencia de medio centenar de hermanos, contando también como suele ser habitual con presencia de la legión, se celebró esta despedida del presidente saliente al que, además, se le hizo entrega por parte de la cofradía y en reconocimiento a su labor de un cuadro con el escudo bordado del muy titulado paso, así como unas copas talladas con dicho escudo corporativo y la señas Paso Negro, por parte de la reelegida presidenta de las Damas de la Soledad ,Isabel Sánchez y la propia Blanca en lo que sería su primer acto oficial para el cual estuvo perfectamente arropada.

La elección de Blanqui como afectivamente se la llama en círculos cercanos a la flamante Hermana Mayor, fue acogida con agrado en el panorama cofrade local, conocedores de la valía de la misma. Cofrade de cuna, como buena huercalense , y negra por su madre a la que solía acompañar a cualquier acto reunión o convocatoria de los cofrades así como escucharla contar historias de su juventud en el paso, desde bien pequeña tiene conciencia de lo que es su cofradía, de lo que son sus negros.

Sus comienzos en el Paso Negro, recuerdan a Gabriel Espinar, bajo su presidencia se involucró más en el Paso incorporándose a la Junta Directiva con Dolores Aznar, con la que aprendió a trabajar, a vivir todo lo concerniente al Paso Negro, a valorar el esfuerzo y a sentir intensamente las emociones de pertenecer a él; las alegrías con el esplendor de la procesión y, como no, las tristezas y lágrimas de cuando después de un año de mucho esfuerzo e ilusión el Viernes Santo llueve y no se puede procesionar. 

Una nueva etapa la cual en declaraciones a este rotativo, manifiesta "afrontar con mucha ilusión y ganas, sintiéndose muy respaldada por todos los Negros, siendo consciente de la gran responsabilidad que implica;  y la firme intención de hacer crecer aún más la Cofradía, con nuevos proyectos que junto con la renovada directiva que le acompaña iniciará una vez que llegue el nombramiento oficial por parte del obispado". Uno de los grandes retos a afrontar es el de generar ilusión entre los jóvenes para que se comprometan más con el Paso Negro y se involucren en él de forma que se convierta en una manifestación de su fe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios