la mojonera

Ya no es el más moroso

  • El Ayuntamiento reduce en tres años la deuda de 10 a 3,6 millones y pasa de ser el municipio más deudor al puesto 75 de los 103

Fachada del ayuntamiento de La Mojonera. Fachada del ayuntamiento de La Mojonera.

Fachada del ayuntamiento de La Mojonera. / d. a.

El Ayuntamiento de La Mojonera se encuentra inmerso en estos momentos en una particular carrera para dejar el pelotón de cola entre los ayuntamientos más morosos de la provincia. Una gestión municipal por parte del actual equipo de gobierno que está empezando a dar sus frutos porque si al inicio de la legislatura La Mojonera ocupaba el último lugar en este ranking, en la actualidad tras tres años y medio de gestión ha conseguido ascender cerca de 30 puestos y colocarse en el número 75 de un total de 103.

"Cuando llegamos a la Alcaldía de La Mojonera, el Ayuntamiento de la localidad era el más moroso de toda la provincia y en apenas tres años se ha logrado bajar al puesto 75 de los 103 pueblos almerienses, es decir, que está entre los que mejor pagan", explica el primer edil de la localidad, José Miguel Hernández.

El secreto, según el alcalde, está en que "se ha logrado controlar unas cuentas que estaban completamente descontroladas, reduciendo en más de 6,6 millones de euros la deuda que se heredó de la anterior Corporación".

Unos números que a su juicio están provocando el veto por parte de la oposición ""al quedar claro que con una buena gestión se pueden hacer cosas, dar servicios y a la vez ser eficientes en los pagos a proveedores y en la reducción de deuda".

Para el alcalde "está claro que su modelo de gestión (del PP) ha quedado más que en evidencia y parece que no les queda otra que el pataleo y obstaculizar la labor del equipo de Gobierno", ha concluido José Miguel Hernández.

Unas declaraciones que vienen a colación tras el veto sufrido por parte de la oposición en el último pleno al uso del superávit de 2017 para poder hacer inversiones. En concreto, se trata de 1,7 millones de euros de remanente positivo de tesorería, "conseguidos pese a que se ha continuado reduciendo deuda, pagando a proveedores y haciendo inversiones", explica. "Parte de ese dinero se quería consignar para actuaciones ya realizadas como el pago de los 228.000 euros de intereses de demora por la deuda de casi un millón de euros a la Seguridad Social que dejó el PP en 2015, o una cantidad similar destinada a reducir deuda, que en tres años ha pasado de cerca de 10 millones de euros a solo 3,6", ha lamentado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios