Níjar

La Iglesia de Santa María, de la Villa de Níjar, albergará un Museo Parroquial

  • Reunirá objetos sagrados, libros y otro material, y el párroco, José Rodríguez Bonilla, sitúa su inauguración en la primera semana de mayo

La Iglesia de Santa María, de la Villa de Níjar, albergará un Museo Parroquial La Iglesia de Santa María, de la Villa de Níjar, albergará un Museo Parroquial

La Iglesia de Santa María, de la Villa de Níjar, albergará un Museo Parroquial / Diario de Almeria

La Iglesia de Santa María, de la Villa de Níjar, albergará un museo parroquial, “modesto pero bello”, con objetos sagrados, libros y otros elementos. La primera semana del próximo mes de mayo es la que maneja José Rodríguez Bonilla, párroco de la Villa de Níjar, para que la colección de piezas de alto valor histórico-artístico pueda ser inaugurada. Rodríguez Bonilla se ha marcado esta fecha para hacer coincidir el estreno de este museo con la tercera edición de la Bajada de la Virgen del Rosario desde el barrio de Huebro hasta la Villa de Níjar. Además, “es una semana de gran movilización de devotos y visitantes a nuestra Villa y está casi a las puertas de la alta temporada turística como es el tiempo estival”, argumenta.

El administrador parroquial de la Villa, según ha destapado a Diario de Almería, ha solicitado ya presupuestos de carpintería y cristalería y ha solicitado apoyo y colaboración municipal en orden a coadyuvar en los costes de mobiliario y medidas de seguridad de esta exposición permanente. “La alcaldesa, Esperanza Pérez, ha mostrado un interés extraordinario desde el principio y su compromiso es firme, ya que es perfectamente sabedora de que esto es algo que será tremendamente beneficioso para todos”, asegura José Rodríguez a este rotativo.

José Rodríguez Bonilla, párroco de la Villa de Níjar y Huebro José Rodríguez Bonilla, párroco de la Villa de Níjar y Huebro

José Rodríguez Bonilla, párroco de la Villa de Níjar y Huebro / Diario de Almeria

Este sacerdote, Juez del Tribunal Eclesiástico, ha entrado en contacto con “ un reconocido historiador y estudioso del arte cristiano”, con la intención de poner sus conocimientos al servicio del inventariado, datación y historiografía de las piezas que formarán parte del Museo. “Habrá que hacer un trabajo minucioso de imprenta, letreros explicativos de los elementos expuestos que tienen que recoger fechas, estilos y corrientes artísticas, su significado y utilidad”, comenta.

El potencial histórico-artístico de esta parroquia es el punto de partida del proyecto y está fuera de todo duda. “Estoy convencido que este Museo Parroquial aportará un gran grano de arena en el intento común, tanto personal como de los distintos colectivos de Níjar, en trabajar para que nuestro pueblo sea un lugar que genere aún más interés, ya que históricamente la Villa no se ha podido entender sin turismo y por lo tanto, es algo en lo que todos estamos de acuerdo y por lo que hay que trabajar aún más y cuidar tenazmente”.

Entre 2007 y 2014, Rodríguez Bonilla ejerció su ministerio sacerdotal como párroco de La Anunciación, de Berja, y administrador parroquial de las parroquias adjuntas de Alcaudique, Benejí, Hirmes y San Roque. En agosto de 2014, el Obispo de Almería, Adolfo González Montes, le nombró párroco de Santa María, de la Villa de Níjar, y administrador parroquial de la Parroquia de Santa María de Huebro.

“Al poco de llegar, los feligreses me expusieron una lluvia de ideas y proyectos pendientes y uno de ellos, que para mi fue significativo de tener en cuenta, fue el de hacer un modesto y bello museo parroquial”, recuerda este reverendo. El proyecto partió de un anterior párroco de la Villa de Níjar. “El Padre Paul Eugenio, según me contaron, fue del que surgió esta idea hace 30 años”.

“Este sacerdote fue muy querido por la gente y valorado por su culta personalidad y su refinado gusto en la belleza litúrgica, algo que habla de su alta sensibilidad artística. Pude cerciorarme de la cantidad de objetos sagrados, libros y otros elementos de alto valor histórico artístico que teníamos en nuestro haber parroquial. Tanto valor histórico al menos podrá despertar una fascinante curiosidad y atractivo para los visitantes y turistas que acuden cada año a la Villa, de Níjar” comenta el párroco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios