Almanzora

Un nuevo hogar en la antigua botica de Urrácal

  • Diputación va a rehabilitar un inmueble que antaño fue una farmacia y también una centralita de teléfonos en una vivienda para ayudar a familias en riesgo de exclusión social

La vivienda presenta un estado de abandono palpable. La vivienda presenta un estado de abandono palpable.

La vivienda presenta un estado de abandono palpable. / Jesús Noguera

La despoblación se ha convertido, con el paso de los años, es una de las principales problemáticas a las que se tiene que enfrentar, cada vez con mayor dureza, la Diputación Provincial. Los almerienses emigran de forma exponencial a los municipios del litoral y las grandes ciudades y están dejando sin vida a los pueblos del interior.

Por esta razón, son de vital importancia las actuaciones que lleva acometiendo este último lustro para ponerle freno a esta sangría: cajeros automáticos, banda ancha, mejores accesos, planes de de apoyo a autónomos y pymes, etc.

La última, y más concreta, ha tenido lugar en la pequeña localidad de Urrácal. Allí, desde hace años languidece una vieja casa, propiedad municipal, que hasta hace no mucho fue una farmacia. Ahora, gracias a la institución supramunicipal, se convertirá en una vivienda social para dar respuesta a las necesidades de las familias en riesgo de exclusión social.

Estas obras, financiadas a través de los Planes Provinciales, completan las inversiones que se han realizado anteriormente en estas dependencias para consolidar el edificio y que unidas a este proyecto ascienden a más de 130.000 euros.

Si bien en la primera intervención se restituyeron los forjados de la cubierta y de los muros de carga para garantizar la estabilidad estructural, ahora se va a realizar la planta primera que complementará la baja que ya se encuentra en pie.

El proyecto contempla la total adaptación de esta vivienda a personas con discapacidad y movilidad reducida, por ello, una vez terminada, en la planta baja contará con zona de salón comedor, cocina – despensa, baño y dormitorio y en la planta alta, dos dormitorios y un pasillo.

También la terminación de la primera planta, las tabiquerías, los revestimientos, carpinterías y las instalaciones de electricidad, fontanería, saneamiento, ventilación y energía solar, son algunas de las actuaciones previstas en este proyecto.

El diputado de Fomento, Óscar Liria ha asegurado que con esta actuación “mejoramos una dependencia municipal, se fomenta un servicio social pionero en la comarca y se dota a Urrácal de una vivienda que pretende ser un recurso para aquellas familias con un problema puntual y/o familias en riesgo de exclusión social”, ha explicado”.

Lugar multiusos

Una fórmula con la que devolver a la vida a un inmueble que lleva años en desuso y que podría convertirse en una herramienta eficaz para frenar la despoblación dando cobijo entre sus paredes a una familia en riesgo y que, a su vez, permitirá engordar el censo de esta pequeña localidad del Valle del Almanzora que en la actualidad a 1 de enero de 2020 según el Instituto Nacional de Estadística cuenta con 350, los mismos que tenía en 2019.

Este nuevo hogar daría así un cuarto uso al inmueble que a principios del siglo XX era un gran horno donde la gente iba a cocer y amasar el pan y que, décadas después, pasó a convertirse en una centralita de teléfonos del Ayuntamiento. El paso del tiempo y la entrada en desuso de esa tecnología la convertiría en el hogar de medicinas y recetas. Ahora dará paso a la vida y las risas de los niños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios