Dalías

“Somos el pueblo de España que más ha invertido por habitante contra la Covid-19”

  • Francisco Giménez, alcalde de Dalías, explica que se han destinado 60.000 euros de fondos propios para reparto de material entre los vecinos, centros públicos, comercios, etc. 

Francisco Giménez, alcalde de Dalías, en el balcón del Ayuntamiento de la localidad del Poniente. Francisco Giménez, alcalde de Dalías, en el balcón del Ayuntamiento de la localidad del Poniente.

Francisco Giménez, alcalde de Dalías, en el balcón del Ayuntamiento de la localidad del Poniente. / (Dalías)

El regidor de Dalías, Francisco Giménez, hace balance de la gestión municipal tras más de medio año desde que comenzase la pandemia sanitaria por la COVID-19. El primer edil se muestra optimista y valora el comportamiento de sus vecinos en esta coyuntura tan difícil.

–Han pasado siete meses ya desde que el Gobierno decretase el estado de alarma en España para frenar la expansión del coronavirus. ¿Qué es lo que ha cambiado en Dalías desde entonces?

–En Dalías, como en todo el país y podemos decir que todo el mundo, han cambiado muchas cosas. Nuestra cultura y la forma que tenemos de relacionarnos con las personas es incomparable con la de otras zonas y ahora nos hemos tenido que acostumbrar a prescindir, entre muchas otras cosas, de los besos o abrazos a los que estábamos acostumbrados, de nuestra pasión por compartir todo lo que está en nuestras manos. No obstante, dentro de esta situación sin precedentes, también hemos profundizado en valorar muchos otros aspectos que quizás antes pasaban desapercibidos frente a nuestros ojos. Hemos aprendido a disfrutar mucho más de nuestra naturaleza, los deportes al aire libre, valoramos más esos encuentros con nuestros seres queridos y hemos comprobado la enorme solidaridad de nuestros vecinos en los momentos más difíciles. Quizá hemos comprobado la fragilidad de lo que dábamos por sentado, pero también la fortaleza de nuestra sociedad.

–¿Cuáles han sido en líneas generales las acciones llevadas a cabo por su equipo de gobierno ante esta pandemia sanitaria?

–En Dalías no se ha parado de trabajar en este sentido, de hecho, hemos sido el municipio que más dinero ha invertido en la lucha contra la Covid-19 de toda España por habitante, unos 60.000 euros de fondos propios. Una importantísima partida presupuestaria para el reparto de material, tanto para vecinos como para los centros públicos y privados del municipio, comercios, etc. Además, cuando comenzó el confinamiento, planificamos una programación cultural y deportiva dirigida a todas las edades de forma online para que nuestros vecinos, e incluso los de otros municipios, tuviesen una amplia variedad de actividades en unos momentos tan difíciles. Hubo conciertos, actividades de yoga, de mantenimiento, cuentacuentos, clases de baile, manualidades infantiles y muchas más, unas 4 actividades diarias durante dos meses, hubo un concierto que incluso superó las 100.000 visualizaciones en Facebook Live.

Nuestro objetivo era minimizar el malestar que la situación estaba causando a nuestra población.

–¿Cuáles son los planes a corto y medio plazo que tiene en mente para seguir blindando a su municipio frente a este virus?

–Es muy importante que los vecinos cuenten con los medios necesarios para poder evitar el contagio, pero también es imprescindible la concienciación, y en eso estamos trabajando. Hemos tenido que adoptar una serie de protocolos, laborales y sociales, para los que no estábamos preparados de forma tan inmediata. Ahora debemos esforzarnos para que se cumplan las medidas y que el seguimiento de los posibles contactos sea el adecuado.

–La colaboración institucional se ha convertido en una de las mejores herramientas para frente a la COVID-19. ¿Cómo ha sido en el caso de su ayuntamiento?

–Por supuesto, si cada uno rema en diferentes direcciones nada de lo que hacemos tendría sentido. Hemos estado informando y reportando toda la información con la que contábamos a las distintas administraciones, también solicitamos ayuda y un plan de actuación en caso de que en Dalías la situación se complicase, porque entendemos que debemos tener una previsión de distintos escenarios para actuar con la mayor rapidez posible y eso solo es viable con una buena coordinación entre las distintas instituciones. Ante la petición de esa ayuda, la Junta de Andalucía destinó unos 20.000 euros para aliviar, en parte, los gastos que el Ayuntamiento de Dalías había destinado a la compra de material sanitario que asciende, como decía, hasta el momento, hasta los cerca de 60.000 euros.

Detrás de esta inversión hay muchísimo trabajo y un grupo de personas que ha estado de manera incansable pensando en suministrar al municipio de todo lo necesario, mis compañeros del equipo de Gobierno y los trabajadores municipales, incluso cuando no era nuestra competencia, como ocurrió con los centros educativos.

"Fue duro no celebrar el Cristo de la Luz pero más habría sido lamentar el contagio de nuestros vecinos”

Como no, resaltar la increíble labor también de la población, vecinos y asociaciones que no dudaron ni un segundo en ponerse a coser mascarillas, donar telas, comida o imprimir pantallas, por ejemplo. Como no, mención especial a los agricultores de nuestro municipio y su entrega en la desinfección diaria de las calles con sus tractores o el esfuerzo y dedicación de la Policía Local y Guarda Rural en todo momento.

-Los dramáticos efectos en la economía ya son palpables con una mayor tasa de paro y una gran precariedad. ¿Cómo están atajando esta problemática?

–Sin duda, y probablemente aún no haya llegado lo peor en este sentido. Por ello, desde el Ayuntamiento comenzamos con una campaña a nivel provincial para incentivar las compras y el consumo en los comercios y establecimientos de Dalías y Celín. Ahora tenemos activa otra enfocada al turismo responsable y seguro, gracias a las posibilidades que ofrece nuestra Sierra de Gádor, nuestros senderos y monumentos y el atractivo de la variedad de deportes al aire libre que se pueden desarrollar en nuestro término municipal. También tenemos planteadas otras campañas de cara a los próximos meses. Además, es muy destacable la ayuda económica que hemos destinado al tejido asociativo de nuestro municipio, un total de 42.000 euros para 21 asociaciones culturales y deportivas, lo que permitirá la continuidad de su actividad y seguir ofreciendo un servicio tan importante como enriquecedor para nuestros vecinos.

–Problemas que, en muchos casos, requieren de fuertes inversiones económicas para hacerles frente. ¿Cómo están las arcas municipales para afrontar todos estos gastos extraordinarios?

–Bueno, las arcas municipales están mal, como todos saben, pues arrastramos un pésimo estado económico desde hace ya varios años, consecuencia de una nefasta gestión económica. No obstante, este equipo de Gobierno está haciendo un importante esfuerzo por afrontar los retos que no trae este mandato. Estamos utilizando todos los recursos que podemos para ayudar a la gente en esta situación y haciendo un esfuerzo extraordinario para ello. Hay que adaptarse a las circunstancias y si para ello debemos priorizar en pro de la salud de nuestros vecinos, continuaremos sin escatimar en este tipo de inversiones.

–¿Ha sido duro no poder celebrar como marca la tradición fiestas tan importantes como el Cristo de la Luz?

–Ha sido durísimo, pero mucho más duro habría sido tener que lamentar el contagio de nuestros vecinos por no haber sido consecuentes con la situación. A todos nos habría gustado vivir intensamente la tercera semana de septiembre, y especialmente el tercer domingo, pero, a pesar de las trabas que se nos pusieron, al menos pudimos lanzar nuestras plegarias al cielo en forma de cohetes, tanto las peñas, los vecinos como el Ayuntamiento no estábamos poniendo en riesgo la salud de nadie cuando decidimos hacerlo, así que, aunque lo vivimos de forma distinta, sí que hemos conseguido entre todos volver a sentir ese nudo en el estómago al comprobar cómo, finalmente, la noche se hizo día en Dalías. Y, lo más importante, sin ninguna consecuencia negativa por ello, gracias a la responsabilidad de todo un pueblo.

–En estos momentos estamos inmersos en una segunda ola de la pandemia y los nervios están a flor de piel entre sus paisanos con los nuevos casos de infectados. ¿Cómo están gestionando esa información para transmitirla a sus vecinos y evitar los bulos?

–Afortunadamente, la información ya no nos llega de la misma forma que al principio, cuando casi que los propios dirigentes nos esterábamos a través de nuestros vecinos de los casos que había, lo que nos dificultaba muchísimo el trabajo, especialmente para poder ofrecer la ayuda que nuestros vecinos necesitaban. Ahora podemos actualizar las cifras diarias a través de las distintas páginas institucionales oficiales y, a nivel local, intentamos ofrecer la mayor rigurosidad en nuestras publicaciones. Como no, también me gustaría resaltar la labor tan importante que estáis realizando los profesionales de la información de los distintos medios de comunicación, intentando en todo momento que los ciudadanos cuenten, en tiempo real, con una información seria y rigurosa, una labor imprescindible que no siempre se tiene en cuenta.

-A la espera de que llegue la ansiada vacuna y se pueda volver a la normalidad, ¿cree que sus vecinos están siendo responsables con el uso de la mascarilla y los geles hidroalcóholicos y están restringiendo sus salidas y reuniones con familiares y amigos?

Totalmente. En Dalías desde el primer momento los vecinos han recibido la situación con una responsabilidad enorme. No sabría decirte si es por haber sido uno de los pueblos que más prematuramente hemos sufrido los efectos de la pandemia, pero lo cierto es que en Dalías nuestros vecinos están muy concienciados con las medidas y los protocolos establecidos.

-Siendo autocrítico, ¿cómo valora su gestión municipal hasta este momento ante esta crisis sanitaria? ¿se arrepiente de alguna decisión?

No podemos arrepentirnos de ninguna decisión. Todas han sido tomadas con el interés de salvaguardar la salud de la población. Las primeras semanas fueron bastante difíciles a la hora de la toma de decisiones, sobre todo por el desconocimiento de los efectos de este virus, pero también por una población que aún no estábamos concienciados y desconocíamos por completo esos efectos y la evolución de la situación. Puede haber medidas más o menos acertadas, o medidas más o menos populares, pero no me cabe la menor duda de que todas las que se toman en pro de la salud son siempre positivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios