Consorcio ciclo integral del agua Una inversión de 660.000 euros en depuración de aguas para el Poniente

  • El Consorcio del Ciclo Integral del Agua que preside Francisco Gutiérrez plantea las actuaciones urgentes que se necesitan

Junta General del Consorcio del Ciclo Integral del Agua. Junta General del Consorcio del Ciclo Integral del Agua.

Junta General del Consorcio del Ciclo Integral del Agua. / D. A.

El Consorcio del Ciclo Integral del Agua del Poniente almeriense plantea inversiones urgentes por valor de 660.000 euros para el ejercicio 2020 con el objetivo de hacer frente a las necesidades en infrestructuras hídricas que precisa la comarca. Así ha sido recogido en sendos informes elaborados por los técnicos de las estaciones depuradoras de Roquetas de Mar (que da servicio a San Agustín, Vícar y La Mojonera) y El Ejido, Adra y Balanegra, cuyas instalaciones realizan el tratamiento de aguas de los municipios del Poniente.

“Afrontamos un ejercicio en el que planteamos actuaciones de gran relevancia para avanzar en la mejora del servicio de depuración y el cuidado de un bien tan preciado como es el agua”, explica el presidente del Consorcio y concejal de Desarrollo Urbano de Roquetas, Francisco Gutiérrez. Las inversiones son imprescindibles para paliar las limitaciones de las instalaciones obsoletas e incorporar nuevos sistemas de tratamiento.

Concretamente, la EDAR de Roquetas de Mar precisa de inversiones en las estaciones de bombeo para laminar los caudales de entrada a planta, mejorar el reparto de los caudales y también requiere la adecuación de los silos de almacenamiento de fangos deshidratados. La adquisición y puesta en marcha de dos tamices automáticos, y el acondicionamiento de canales con la reposición de tuberías de impulsión y de bombas de extracción de arenas requieren la dotación presupuestaria más elevada. Ambas actuaciones se han estimado por un importe de 215.000 euros.

Se trata de actuaciones “de gran relevancia”, según se adverte desde el Consorcio

El sistema de caudales es otro de los elementos que necesita modificaciones: la instalación de caudalímetros por cada línea y nuevas compuertas de reparto para sustituir las actuales, intervenciones que ascenderían a un montante superior a los 100.000 euros. “Además de proteger los recursos naturales, el medioambiente y los acuíferos, no debemos olvidar que la agricultura es nuestro motor económico y el agua imprescindible para su existencia”, señala.

La renovación y la incorporación de nuevos elementos en el proceso de tratamiento es extensible al resto de estaciones. De hecho, en la EDAR de El Ejido urge convertir su actual decantador en lamelar para que la separación de elementos en el agua se haga correctamente, lo cual tendría un coste próximo a los 39.000 euros. Por otra parte, necesita instalar un anillo de retención de agua y una arqueta de recogida de flotantes. La reestructuración de la sala de soplantes y el alquiler de una centrifugadora de emergencia son otras inversiones que no pueden esperar y superarían los 100.000 euros.

Asimismo, Adra demanda más de 32.000 euros para la sustitución del canal de desagüe de fangos, mientras que Balerma ha de reemplazar el soplante de levitación por aire cuyo coste ronda los 40.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios