XXXII Campaña Antártica del Ejército de Tierra La magia de una videoconferencia con la Antártida

  • Un centenar de escolares de Roquetas conocen la XXXII Campaña Antártica gracias al teniente médico Óscar Garrido

  • El alcalde, Gabriel Amat, el diputado nacional, Juanjo Matarí y el concejal Francisco Gutiérrez han dirigido una videoconferencia desde el Ayuntamiento con la base militar española Gabriel de Castilla, en la Isla Decepción

Foto de grupo, con los españoles en la Antártida incluidos, vía monitor Foto de grupo, con los españoles en la Antártida incluidos, vía monitor

Foto de grupo, con los españoles en la Antártida incluidos, vía monitor / D. A.

Los alumnos de Secundaria del colegio Portomagno de Roquetas de Mar han participado esta mañana en una videoconferencia con el Polo Sur organizada por el Ayuntamiento y que ha estado dirigida por el alcalde, Gabriel Amat, el diputado nacional Juanjo Matarí y el concejal de Atención Ciudadana, Francisco Gutiérrez. Al otro lado, el teniente médico Óscar Garrido, vecino de Roquetas, y el vulcanólogo granadino David Crespo, quienes participan estos meses en la XXXII Campaña Antártica, la campaña más antigua del Ejército de Tierra.

Una gran pantalla sirvió para comunicarse con la Antártida. Una gran pantalla sirvió para comunicarse con la Antártida.

Una gran pantalla sirvió para comunicarse con la Antártida.

El alcalde ha iniciado la conexión agradeciendo al teniente Garrido que haya llevado el nombre y la bandera de Roquetas de Mar hasta la Isla Decepción, donde se ubica la base militar española "Gabriel de Castilla", a 12.222 kilómetros de Almería: "No hay una satisfacción mayor para nosotros que uno de nuestros vecinos lleve el nombre de nuestro municipio hasta el otro lado del planeta".

El teniente Garrido, quien ha expresado también su propia satisfacción por ser vecino de Roquetas, ha contado a los escolares cómo fue la llegada a la Isla Decepción, una isla volcánica sin más habitantes que los 32 componentes de la campaña. "Es una isla curiosa, porque podemos estar a 16 grados bajo cero, caminando sobre nieve, y de pronto pasar a otro tipo de suelo y al tocarlo sentir su temperatura de 20 grados", ha explicado.

En la misión, el Ejército de Tierra asegura la estancia de distintos científicos que llevan a cabo un amplio número de investigaciones, desde el control de actividad sísmica, como es el caso del vulcanólogo David Crespo, hasta el impacto medioambiental de los aerosoles. De forma paralela, desarrollan la campaña solidaria "Apadrina un pingüino" que recauda fondos para la lucha contra el cáncer y de la que los estudiantes del colegio Portomagno, así como muchos otros del municipio, ya forman parte.

La misión se desarrolla en una pequeña base española que lleva el nombre de la primera persona que llegó en expedición a la Antártida, "que, aunque no se conozca, fue el español Gabriel de Castilla". Allí, los 13 militares destinados tienen la misión de mantener las instalaciones y asistir a los científicos

Los escolares les han interrogado sobre las temperaturas, proyectos y hasta sus sentimientos e impresiones por estar "tan lejos de casa". Tras contestar a cada uno de ellos, el teniente Garrido y el vulcanólogo Crespo han mostrado las instalaciones de la base militar española hasta llegar al poste en donde el vecino de Roquetas colocó la señal con el nombre de Roquetas de Mar que le fue entregada antes de su partida por el propio alcalde.

Una alumna realiza una pregunta. Una alumna realiza una pregunta.

Una alumna realiza una pregunta. / D. A.

El diputado Juanjo Matarí también ha preguntado a los miembros de la Campaña Antártica por los productos almerienses de Sabores de Almería que se envió a la base a través de la Diputación de Almería. "Los estamos guardando para una ocasión especial. Pronto recibiremos la visita de autoridades españolas, serán días intensos, y cuando finalicemos, lo celebraremos nosotros con estos productos", ha revelado Garrido.

La misión se desarrolla en una pequeña base española que lleva el nombre de la primera persona que llegó en expedición a la Antártida, "que, aunque no se conozca, fue el español Gabriel de Castilla". Allí, los 13 militares destinados tienen la misión de mantener las instalaciones y asistir a los científicos.

El alcalde de Roquetas de Mar ha reiterado la felicitación al roquetero, "que muestra el espíritu de nuestros soldados, que siempre están ahí, sin importar dónde" y le ha invitado a contar toda su experiencia, una vez regrese a Roquetas, en el mes de abril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios