Coronavirus en Almería Los vendedores ambulantes, preocupados por la cancelación de mercados en el Levante

  • Este viernes se han reunido con la alcaldesa de Garrucha y se muestran "comprensivos" con la situación

Los vendedores de los mercadillos están preocupados por el futuro de sus negocios. Los vendedores de los mercadillos están preocupados por el futuro de sus negocios.

Los vendedores de los mercadillos están preocupados por el futuro de sus negocios. / Diario de Almería

Entre 200 y 250 familias viven de los mercadillos que se celebran en los municipios de Levante Almeriense. De ellas, la gran mayoría (en torno a un 65%) no tienen otra actividad más allá que su furgoneta, su puesto y su género. Agosto es el mes de más ventas. Por eso, este jueves se mostraban indignados ante la suspensión de los mercados de Vera, Garrucha y Turre provocada por la pandemia del coronavirus.

Nada más conocerse la suspensión del mercado de Garrucha, varios vendedores ambulantes anunciaron movilizaciones en las redes sociales para este mismo viernes en la explanada del puerto de Garrucha. "No entendemos que sigan funcionando actividades en espacios cerrados como discotecas y nosotros, que estamos al aire libre y con distancia de seguridad seamos los primeros en caer", lamentaban.

Este viernes, un grupo de vendedores ambulantes han acudido a Garrucha, donde se debía haber celebrado el mercadilllo, y se han reunido con la alcaldesa de la localidad, María López, y la concejal de Comercio, Rocío Galindo. "Ha sido una reunión agradable, hemos salido satisfechos con sus explicaciones", explica Damián Morales, zapatero y representante de los vendedores.

Los vendedores se han reunido este viernes en el Ayuntamiento de Garrucha. Los vendedores se han reunido este viernes en el Ayuntamiento de Garrucha.

Los vendedores se han reunido este viernes en el Ayuntamiento de Garrucha. / Diario de Almería

Los mercaderos han entendido que esta medida se toma "por el bien de todos" como consecuencia del alto número de casos positivos por coronavirus. "El Ayuntamiento se ha comprometido a volver a estudiar la situación el miércoles próximo para, si se dan las circunstancias, poder celebrar el mercadillo el viernes y que no se prolongue mucho la cancelación", cuenta Morales. 

No pagan cuotas en 2020

Para paliar un poco las pérdidas que está generando esta situación, primero con el confinamiento y ahora con los rebrotes, el Ayuntamiento de Garrucha ha acordado no cobrar las cuotas de instalación de los puestos del mercado de todo el año 2020. "Somos los primeros a los que no nos gusta tener que tomar medidas tan desagradables como la suspensión del mercado —explica la concejal Rocío Galindo— pero ahora mismo lo más importante es contener y estabilizar la pandemia en la zona para evitar el colpaso de los hospitales". Una medida similar a la de Huércal-Overa, que solo cobrará la mitad del año.

La concejal de Comercio de Garrucha deja claro que "este Ayuntamiento ha hecho todo lo que está en su mano para la celebración del mercadillo: hemos quitado las cuotas, cambiamos la ubicación a la explanada del puerto, contratamos tres vigilantes aparte de la Policía Local...".

Los vendedores ambulantes han solicitado también reunirse con el alcalde de Vera y, aunque por el momento se muestran "comprensivos y pacientes" con la situación, no descartan tener que tomar medidas "si esto se prolonga y vemos que somos el único sector al que se le imponen restricciones", asegura Damián Morales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios