Vera

El alcalde mayor de Vera que mandó construir el barrio más ‘chic’ de Madrid y España

  • El malagueño José María de Salamanca y Mayol ocupó este cargo en el Partido Judicial veratense antes de ser ministro de Hacienda y nombrado marqués por la reina Isabel II

El alcalde mayor de Vera que mandó construir el barrio más ‘chic’ de Madrid y España

El alcalde mayor de Vera que mandó construir el barrio más ‘chic’ de Madrid y España

Una de las zonas más exclusivas, si no la que más, de la capital de España es el barrio de Salamanca, construido por orden del primer marqués de Salamanca e inaugurado en septiembre de 1874. Casi 40 años antes, concretamente en 1835, el marqués, el malagueño José María de Salamanca y Mayol, primer conde de los Llanos con Grandeza de España y que llegó a ser ministro de Hacienda, fue alcalde mayor en Vera.

Según se explica con todo lujo de detalles en el blog ‘Los Berruezo’ (losberruezo.blogspot.com), Salamanca, entonces un joven malagueño de 24 años, tomó posesión como alcalde mayor interino del Partido Judicial de Vera, en sustitución del jubilado Estanislao Guilarte.

Formado en Filosofía y Derecho en Granada, había desempeñado el cargo de alcalde mayor en Monóvar (Alicante) durante veinte meses antes de llegar a Vera, donde presidió el Ayuntamiento y fue juez de su Partido, que abarcaba además a otros municipios próximos como Antas, Albox, Arboleas, Bédar, Cantoria, Cuevas del Almanzora, Huércal-Overa, Lubrín, Mojácar, Turre y Zurgena. Con la desaparición de las alcaldías mayores, Salamanca se convirtió en el primer juez de primera instancia veratense.

Entre sus medidas, relata ‘Los Berruezo’, expulsó a dos empleados del Ayuntamiento y Tribunal de Justicia veratense por desobediencia reiterada y falta de cumplimiento en su deber y cesó al guarda del Pago de la Jara por abuso de autoridad. A los dos primeros los repondría más tarde en el cargo.

En su empeño por sanear la economía municipal, intentó que los pueblos que formaban el Partido Judicial contribuyesen de manera proporcional al pago del sueldo del alcalde mayor y los costes de papel sellado, porte de correo y otros gastos que hasta entonces soportaba en solitario el municipio veratense, y preparó expedientes para la venta de terrenos municipales para aumentar los ingresos del Ayuntamiento, entre ellos el propio cerro del Espíritu Santo.

Asimismo, a instancias del gobernador, explica también el portal ‘Los Berruezo’, el consistorio veratense aprobó el expediente para llevar agua de la Fuente del Cabezo del Moro hasta Vera y estableció tres fuentes que surtieran a los vecinos de agua potable y una más, la fuente chica, para regar las tierras; plantó álamos y creó un vivero; desaguó la Laguna de la Espesura, que perjudicaba a la salud pública de los veratenses, dotó de maestros a la Escuela de Primeras Letras y restableció la Sociedad Patriótica de Amigos del País.

Desde Vera, Salamanca comenzará su escalada política, trasladándose a Madrid y, entre otras hazañas, negociar una deuda nacional con la Bolsa de Londres, ser ministro de Hacienda y apostar por la construcción de ferrocarriles, además de ser nombrado marqués de Salamanca por la reina Isabel II e invertir en el ensanche de Madrid, con la construcción del barrio de Salamanca, que le llevaría a la ruina económica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios