Vera

Baja salinidad, origen de la muerte de peces en la laguna de Puerto Rey de Vera

  • La disminución de agua marina a este espacio natural ubicado en la desembocadura del río Antas se establece como la principal hipótesis de los técnicos de Codeur y la Junta

Recogida de los peces muertos en la laguna de Puerto Rey. Recogida de los peces muertos en la laguna de Puerto Rey.

Recogida de los peces muertos en la laguna de Puerto Rey. / Pete de Puerto Rey

Los análisis realizados por Codeur Lab y los técnicos de la Junta de Andalucía en la laguna de Puerto Rey, en la desembocadura del río Antas en la playa de Vera, han descartado que el origen de la aparición de un gran número de peces muertos, aparecidos recientemente en este espacio natural, haya sido un vertido, concluyendo que la explicación para este suceso tiene que ver con el poco oxígeno disponible y la proliferación de ‘competidores’ como consecuencia de la disminución del aporte de agua salada procedente del mar a esta laguna.

Técnicos de la delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía procedieron a retirar e incinerar los cadáveres de los peces una vez que se realizaron los pertinentes análisis y que se elaborara la hipótesis que explicaría unos hechos que suscitaron cierta alarma y preocupación entre los numerosos vecinos y visitantes de esta zona del litoral veratense, así como entre los servicios municipales, pues con anterioridad no se había tenido constancia de algo similar en este paraje.

Los resultados obtenidos en el análisis de Codeur Lab no arrojan un nivel desequilibrado en la mayoría de los parámetros analizados, aunque los resultados de salinidad y conductividad son impropios de agua de mar; hábitat de los peces que viven en la laguna

Los resultados obtenidos en el análisis de Codeur Lab no arrojan un nivel desequilibrado en la mayoría de los parámetros analizados, aunque los resultados de salinidad y conductividad son impropios de agua de mar; hábitat de los peces que viven en la laguna. Éstos dos parámetros muestran una disminución severa, lo que hace pensar que la laguna tiene un aporte menor de agua salada.

Según el mismo informe, el más que probable que el oxígeno presente en el agua no esté a disposición de los peces y sí de las plantas y microorganismos que habitan en la laguna y que lo consuman antes que los propios peces, quedando éstos últimos perjudicados, por la posible hiperpoblación tanto de plantas como de microbiología. Esta situación sucede cuando se produce el fenómeno de eutrofización, que proviene del exceso de aporte de nutrientes, en este caso a la laguna. Dicho análisis se elaboró el pasado martes, 22 de diciembre.

Los datos arrojan una presencia de oxígeno disuelto en el agua de la laguna de 8,36 mg/L, mientras que el valor de referencia, considerado normal, es de 9 mg/L. Sin embargo, el dato de la salinidad sí es muy significativo, ya que si el valor tomado como referencia es 34-40 g/L, en los análisis del agua de la laguna únicamente se obtuvo un valor de 5,28 g/L.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios