Vícar

Jóvenes vicarios disfrutaron de una espectacular ruta de paddle surf en Nerja

  • La actividad, celebrada este sábado, se incluyó en el programa de ocio '¡Vaya vaya, aquí no hay playa!'

La ruta se desarrolló a través de los acantilados. La ruta se desarrolló a través de los acantilados.

La ruta se desarrolló a través de los acantilados. / d. a.

Los acantilados de Nerja y la cascada de Maro, en la provincia de Málaga, fue el impresionante escenario elegido para la celebración de una Ruta de Paddle Surf que, dentro del programa veraniego ¡Vaya vaya. Aquí no hay playa' de Vícar se celebró este sábado 30 de junio. En la actividad participaron en torno a una veintena de jóvenes vicarios que tuvieron la oportunidad de conocer los acantilados, cuevas y cascadas de esta zona de la costa malagueña. Además la ruta de paddle surf incluyó unas clases básicas para el aprendizaje del uso de la pala, asi como de un correcto desplazamiento y medidas básicas de seguridad.

Ya el pasado año el programa '¡Vaya vaya. Aquí no hay playa' incluyó esta actividad, que contó con una muy buena acogida y de ahí que haya repetido convocatoria. Como señala el alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, "esta actividad en concreto discurre en un marco de extraordinaria belleza natural, digno de contemplar y que en días de calma permite practicar uno de los deportes más de moda, como es el paddle surf, cada vez más de moda entre la juventud". Para desarrollar la actividad, que incluye todo el material necesario, no se necesitó tener experiencia, dado que el nivel de dificultad es bajo.

'La ruta, cuya cuota de inscripción ha sido de 25 euros, partió de la playa de Burriana, en dirección a la Cueva del Lobo Marino, para una vez visitada, continuar pegados al acantilado hasta la Cascada de la Doncella, un manantial de agua dulce que deja caer sus aguas por el acantilado. La tercera parada fue la zona de la roca caída, y tras visitar las playas de la Caletilla Barranco de Maro, Caleta de Maro se hizo parada en la cascada de Maro, donde se aprovechó para descubrir el fondo marino y bañarse bajo la cascada. La actividad resultó muy interesante para todos aquellos que participaron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios