Semana Santa

Breve guía a la imaginería del Miércoles Santo

  • Seguimos con esta aproximación con la intención de que sea una breve guía para que el lector conozca e interprete la imaginería que va a procesionar durante nuestra Semana más Santa del año

Calvario.

Calvario. / Rafael González

Para la Hermandad del Calvario, el sevillano Miguel Bejarano Moreno (Sevilla, 1967) talla el Cristo del Mar en 2003. En madera de cedro real, con corona de espinas superpuesta, los ojos policromados, la boca entreabierta y los dientes tallados. Paño de pureza anudado en el lado derecho, con cuatro heridas correspondientes a las de los clavos. La cruz es de pino de Flandes.Ntra. Sra. de las Lágrimas también realizada por Bejarano en 2012, está realizada en madera de cedro real, con boca entreabierta y manos extendidas. Se complementa el misterio con el discípulo amado, el Apóstol San Juan en el Monte Calvario, del mismo autor y realizado en 2013, en madera de cedro real con ojos de cristal, dos lágrimas en la mejilla derecha y una en la izquierda. La boca entreabierta mostrando los dientes de la arcada superior tallados.

Prendimiento

Para la Hermandad del Prendimiento casi en exclusividad trabaja el sevillano Antonio Joaquín Dubé de Luque (Sevilla 1943 – 2019). Jesús en su Prendimiento en 1990, así como su grupo escultórico conformado por siete imágenes entre 1991 y 2003. Jesús acaba de recibir el beso de Judas. Talla para vestir con brazos articulados en madera de cedro policromada y pulimentada al óleo. La cabeza girada levemente hacia el lado izquierdo con finos hilos de sangre desde su frente fruto de la hematidrosis (sudar sangre), por la gran angustia padecida en Getsemaní. Los ojos y las pestañas son pintados en la madera, con el iris policromado en tonos verdosos. La boca entreabierta, permite ver la dentadura y la lengua talladas. Contemplan la escena los apóstoles Pedro (1948, del taller de Perceval y remodelado por el propio Dubé en 1993 con el policromado de cabeza y manos, y nueva creación del resto del cuerpo), Juan (1992), Santiago el Mayor (2003) y Judas Iscariote (1993) portando la bolsa con 30 monedas, un sayón que lo prende (1991), y dos soldaos romanos (1994 y 2000).

Jesús Cautivo de Medinaceli en 1997. Vino a sustituir a la anterior que se destruyó en el incendio de la Catedral de 1996. Representa a Cristo de pie y maniatado, en su presentación al pueblo tras la flagelación y la coronación de espinas. La apadrinó el Ayuntamiento de Almería. Se trata de una talla completa con brazos articulados en madera de cedro policromada y pulimentada al óleo, de 1’81 mts. de altura. Con potencias y la corona de espinas ha sido esculpida en el mismo bloque craneal conjuntamente con el cabello, al igual que la barba de largos y sinuosos mechones. Los ojos y las pestañas policromados en la madera, con el iris en tonos verdosos. La nariz es fina y alargada y la boca entreabierta, presenta la lengua y la dentadura talladas. De semblante moreno presenta regueros de sangre debido a las heridas producidas por la corona de espinas, y un hematoma en el pómulo derecho.

Procesión de Prendimiento en Almería, en imágenes Procesión de Prendimiento en Almería, en imágenes

Procesión de Prendimiento en Almería, en imágenes / JAVIER ALONSO (ALMERÍA)

La Virgen de la Merced también Dubé en 1996, siendo donada por él mismo. Talla de dolorosa bajo palio para vestir con candelero de formas cónicas y base ovalada, de brazos articulados en soporte de madera de cedro policromada y pulimentada al óleo, de 1’62 mts. De rostro con facciones juveniles, con la cabeza inclinada ligeramente a la derecha y con mirada ausente hacia el suelo. Los ojos pintados con el iris en tonos castaños, y las pestañas superiores postizas. Lleva cinco lágrimas de cristal, dos en la mejilla izquierda y tres en la derecha. La boca entreabierta permite ver los dientes superiores y la lengua tallados. Los músculos del cuello se contraen a causa del llanto y los brazos y manos extendidas.

Macarena

La Hermandad de la Macarena con su paso de misterio presidido por Jesús de la Sentencia realizado en 1990 por el sevillano Antonio Joaquín Dubé Luque (Sevilla 1943 – 2019). Es una talla para vestir con brazos articulados de madera de cedro policromado y pulimentado al óleo de 1’75 mts. de altura. Aparece Jesús cabizbajo y resignado, de pie con una portentosa cabeza con potencias y corona de espinas, y levemente ladeada hacia la derecha con la mirada frontal y perdida al infinito. Ojos y pestañas policromados sobre la madera. La nariz prominente, las mejillas demacradas y la boca entreabierta permite ver la lengua y la dentadura superior tallada. El cuello un tanto contorsionado y con regueros de sangre en su frente, con una espina que atraviesa la ceja izquierda y un hematoma en el pómulo derecho, además de las heridas producidas por los azotes del flagelo. Con las manos atadas por delante del cuerpo al ser sentenciado. El grupo escultórico que lo acompaña ha sido realizado por el gaditano Luis Enrique González Rey (Cádiz 1965) entre los años 1994 – 1998. Compuesto por nueve imágenes, el relator o lector en 1994; dos romanos escoltan al Señor de 1995; un esclavo etíope adulto y un niño ambos de 1998; un centurión en 1997 junto a Poncio Pilatos y su esposa Claudia Prócula, ambos de 1996; y Barrabás también de 1996. El rostro de la imagen de Poncio Pilatos está inspirada en el capataz gaditano Ramón Vázquez Mellado.

Procesión de Macarena en Almería, en imágenes. Procesión de Macarena en Almería, en imágenes.

Procesión de Macarena en Almería, en imágenes. / JAVIER ALONSO (ALMERÍA)

La Esperanza Macarena también es del sevillano Dubé de Luque de 1988. Réplica de su conocida homónima sevillana. Dolorosa bajo palio de candelero de base ovalada, tallada en madera de cedro policromada y pulimentada al óleo de 1’65 mts. De cabeza en posición frontal y recta y mirada hacia abajo. Muy semejante a la original del barrio sevillano de la Macarena, con los rasgos del rostro mostrando diferentes simetrías en cada una de sus perfiles: en una un llanto más enérgico y en la otra más calmado. Ojos de cristal y pestañas postizas las superiores y pintadas las inferiores. Cinco lágrimas de cristal, dos en la mejilla derecha y tres en la izquierda. La nariz es recta, los pómulos salientes y la boca entreabierta permite ver la lengua y los dientes superiores tallados. Las manos abiertas y extendidas.

Estudiantes

Cierra la nómina del Miércoles Santo la Cofradía de los Estudiantes. El accitano José María Martínez Puertas (Guadix 1899, Granada 1967), realiza el conjunto escultórico de Jesús de la Oración en el Huerto y el ángel confortador Egudiel, ambas de 1945. Talla completa en madera de pino de Flandes policromado, estofado y pulimentado al óleo. Representa la agonía de Jesús en el Huerto de los Olivos confortado por un ángel en posición arrodillado. La cabeza elevada levemente hacia arriba y la derecha, con potencias, dirigiendo la mirada hacia el cielo en la dirección señalada por el ángel. Los ojos de cristal y las pestañas pintadas en la madera. La boca se halla cerrada. De la frente surgen regueros de sangre producidos al sudar sangre (hematidrosis) debido a la agonía en Getsemaní. Ambas imágenes son de talla completa con la túnica esculpida, policromada y estofada en la misma madera.

Se completa el misterio con tres imágenes de los apóstoles durmientes por el cordobés Manuel Luque Bonillo (Córdoba, 1972) realizados en 2019. Son tallas policromadas y de vestir. Presentan en su composición dos escenas diferenciadas pero dependientes una de la otra: en primer término  la soledad agónica del Señor confortado por el ángel, y a unos pasos bajo el olivo los tres apóstoles durmientes Pedro, Santiago y Juan que tiene junto a los pies un perro también adormilado, símbolo de la fidelidad y lealtad.

Procesión de Estudiantes en Almería, en imágenes. Procesión de Estudiantes en Almería, en imágenes.

Procesión de Estudiantes en Almería, en imágenes. / JAVIER ALONSO (ALMERÍA)

La Virgen del Amor y la Esperanza es el prototipo de dolorosa castiza joven que realiza el sevillano Antonio Castillo Lastrucci (Sevilla, 1876–1967) en 1946. Talla de candelero de base ovalada para vestir en madera de pino de Flandes de 1’62 mts. Posición frontal de la cabeza reclinándola hacia la derecha y dirigiendo la mirada al suelo. Los ojos de cristal a la cáscara de huevo y las pestañas, postizas las superiores y policromadas en el párpado inferior. Lleva tres lágrimas de cristal, una en la mejilla izquierda y dos en la derecha. La nariz recta, boca entreabierta, permitiendo ver los dientes superiores tallados. El cuello con cierta rigidez propia del llanto. Las carnaciones son morenas y las manos extendidas. En la actualidad y tras las dos restauraciones efectuadas del sevillano Luis Álvarez Duarte, en 1989 y 1996 compartimos con el investigador Fernando Salas Pineda, que la Esperanza aún siendo de Castillo se nos presenta “alvarezduartizada”. Término que acuñamos debido al raspado de la policromía de una anterior y deficiente restauración para llegar a los aparejos originales y con una completamente nueva policromía de rostro y manos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios