SEMANA SANTA EN HUÉRCAL-OVERA Al caer la noche, el pueblo se hace blanco

Estación de penitencia del Miércoles Santo en Huércal-Overa Estación de penitencia del Miércoles Santo en Huércal-Overa

Estación de penitencia del Miércoles Santo en Huércal-Overa

Como viene saliendo habitual, a las 21:00 horas la Ermita de San Juan abre sus puertas para ver salir a los cuatro titulares: Jesús en su tercera caída, la Preciosísima sangre de nuestro señor, San Juan Evangelista y Nuestra Señora de las Angustias, siendo así el tradicional orden de salida. El altar viviente de esta cofradía llena de luz y ambiente y acompañada por muchos fieles, pero también mirando al cielo ya que las previsiones atmosféricas anunciaban lluvias.

En la procesión, las bandas que acompañaron a los blancos fueron la Banda de Música Martín Alonso de Huércal-Overa, la Centuria Romana de Cieza, la Banda de cornetas y tambores Jesús Cautivo de Oliva (Valencia), la Banda de cornetas y tambores Sant Lluis Bertran (Valencia), Agrupación musical Expiración de Bailén (Jaen), Banda de música del Tercio de Levante de Infatería de Marina de Cartagena y la Banda sinfónica de música de Crevillente (Alicante). Todas ellas desfilaron previamente en la presentación de bandas a las 18:00 horas en las plazas de la Constitución y Cura Valera.

La hermandad este año ha restaurado la imagen de Jesús en su Tercera Caída. También las imágenes de Nuestra Señora de las Angustias y San Juan se han sometido a labores de conservación. Dos nuevos faroles salidos del taller de Aragón Orfebres acompañaron a la Cruz Guía y también se estrenaron un grupo de renovados penitentes de las ‘’Siete palabras’’, de terciopelo rojo bordados en oro en Cartagena.

Desde la reorganización del Paso Blanco a finales del Siglo XIX hasta la Guerra Civil Española salían en esta cofradía pasos bíblicos, imitando a la vecina ciudad de Lorca. En la década de los 50 y 60 se configuró la procesión tal y como hoy la conocemos. Una hermandad que ha ido adquiriendo mucho patrimonio. En los 90 dejaron de procesionar las carrozas para dar paso al varal, aunque recientemente en la Semana Santa huercalense se ha ido apostando por introducir el costal andaluz. Cuatro de los cinco pasos son ya a costal, a excepción del que lleva la titular mariana.

El Paso Blanco es sin duda una hermandad que está activa durante todo el año, que se esfuerza por seguir aumentando su patrimonio y por tener una interesante actividad cofrade con muchos actos y actividades, implicando a todos los hermanos.

A las 17:00 horas comenzaba la presentación de bandas. Este año desfilaron en las Plazas de la Constitución y Cura Valera la Banda de Cornetas y Tambores de La Expiración de Quesada (Jaén), Sagrado Corazón de Jesús de Sorbas, la Escuadra y sección de la Brigada de la Legión Rey Alfonso XIII de Viator, la Agrupación Municipal Virgen del Río, la Asociación musical de Dalias, la Banda de Música de Fines y la Agrupación musical Santa Ana de Olvera (Cádiz).

Pero sin embargo, ya estando todo preparado para salir a las 20:30 horas el Paso Negro, la cofradía decidió al último momento no realizar la estación de penitencia por las previsiones atmosféricas. Un riesgo que se acabó cumpliendo ya que finalmente estuvo lloviendo de madrugada. La oración en el huerto, la Virgen del Río, el Santo Entierro y Nuestra Señora de la Soledad se quedaron en casa mientras que la salida de la Capilla de Santo Sepulcro y sede de la hermandad, estaba abarrotada de su publico fiel más de penitentes y demás cofrades que no pudieron salir. Ha sido la única procesión que se ha suspendido este año en Huércal-Overa.

La cofradía tiene su origen en el año 1664 y es actualmente la hermandad de pasión más antigua de la Diócesis de Almería. Ambas dolorosas son obra de José M. Sánchez Lozano, el Cristo de la oración en el huerto fue realizado por José Noguera Valverde y Nuestro Padre Jesús Redentor es de Alangua Puchet.

Justo cuando el Paso Blanco se recoge tras su procesión del Jueves Santo, entrada ya la madruga, el silencio se hace eco en el pueblo. Las luces del municipio se apagan para ver salir desde la Iglesia Parroquial al crucificado del Santísimo cristo de la Misericordia. El trayecto lo iluminan los cirios que portal los penitentes. Dos largas filas de nazarenos realizan su estación de penitencia tras la Cruz de guía. El silencio, como así se le conoce a esta peculiar procesión, se tumba con el sonido de un único tambor que avisa de la presencia del cristo por las calles. En la oscuridad asombra ver la imagen del crucificado, portado por 8 cofrades en unas humildes andas.

Ya en la mañana y mediodía del Viernes Santo, es el turno de la popular subida de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Abre el cortejo la Agrupación Musical Virgen de las Mercedes de la localidad de Oria, le sigue la Cruz de guía de la cofradía, el estandarte del Nazareno y las banderas de las distintas imágenes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios