Semana Santa

Joaquín Gilabert restaura al Cristo de la Caja de Vélez Rubio

  • Se trata de una de las imágenes más valiosas y antiguas de la Diócesis, ya que data del año 1623 y está atribuida a Alonso de Mena

Joaquín Gilabert restaurando al Cristo de la Caja. Joaquín Gilabert restaurando al Cristo de la Caja.

Joaquín Gilabert restaurando al Cristo de la Caja. / D. A.

Esta Semana Santa, que ya asoma a la vuelta de la esquina, se repondrá al culto la imagen del Señor de la Caja de la localidad almeriense de Vélez-Rubio tras la restauración acometida por Joaquín Gilabert. Se trata esta talla de una de las imágenes más valiosas y de mayor mérito artístico con la que cuenta la Diócesis de Almería en toda su provincia. Y es que la talla del crucificado corresponde a la Escuela Granadina del primer cuarto del siglo XVII, al año 1623. Concretamente, al taller del gran escultor y prestigioso Alonso de Mena.

El crucificado de Vélez-Rubio. El crucificado de Vélez-Rubio.

El crucificado de Vélez-Rubio. / Lázaro Martínez

Este titular representa a un Cristo crucificado con la peculiaridad de tener los brazos artículados para así poder representar la ceremonia del enclavamiento y del descendimiento de la cruz a la misma vez, un rito que se produce cada Viernes Santo en Vélez-Rubio, siendo uno de los momentos más importantes de su Semana Mayor, declarada de Interés Turístico en Andalucía.

“El Cristo ha sido sometido a una compleja y profunda intervención, en la que se han tratado todas las patologías además de eliminar intervenciones anteriores para recuperar al máximo el estado original”, indicó el propio restaurador a Diario de Almería.

“Se trata de una de las cinco piezas más valiosas de la Diócesis. Posiblemente es el crucificado más destacable de toda la provincia. No en vano, cuenta ya con cuatro siglos de historia. La imagen tuvo ya una intervención anterior pero no profundizaron en la misma lo que deberían de profundizar”, matizó Gilabert.

Descendimiento de la imagen, uno de los momentos más esperados de la Semana Santa velezana. Descendimiento de la imagen, uno de los momentos más esperados de la Semana Santa velezana.

Descendimiento de la imagen, uno de los momentos más esperados de la Semana Santa velezana. / Lázaro Martínez

El restaurador ha rescatado todo lo que hay original de este Cristo. “La sangre estaba en la espalda en mucha cantidad. He quitado el retinte de tanta sangre. También en el costado y en los brazos y piernas, consiguiendo su forma original”, finalizó el artista nacido en Arboleas.

Entre tanto, hoy domingo, Joaquín Gilabert presentará a la Purísima Concepción del imaginero Fernando Correo Antúñez en Albox. Después del proceso de restauración de Nuestra Señora de los Desamparados del Buen Retiro del Saliente Coronada, será a las doce del mediodía en el Santuario Diocesano del Saliente cuando la imagen se reponga al culto. Precisamente el restaurador será el encargado de dar a conocer todo el proceso de intervención a otra de las imágenes más importantes y veneradas de la provincia de Almería.

Además, Joaquín Gilabert ha sido el restaurador elegido por la Hermandad de la Virgen del Mar de Almería para restaurar a la Patrona de todos los almeriense. El proceso de restauración, como anunció Diario de Almería, será en los próximos meses y la intervención se realizará en el mismo Santuario de la Patrona, al estar declarada esta imagen como Bien de Interés Cultural (BIC). En los últimos años, Gilabert ha restaurado obras tan importantes como el Nazareno de Sorbas, la Virgen del Saliente, el Santo Cristo del Bosque de Bacares, la Inmaculada de Adra y el Ángel de la Santa Cruz del Voto de Canjáyar. El año pasado también restaurió el Santo Cristo del Perdón de Almería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios