Semana Santa

Los saeteros cumplen, desde un rincón distinto, con su rezo anual hecho cante

  • Ana Mar, Niño de las Cuevas, María Canet o María Sorroche, entre otros tantos, no han faltado a su cita con distintas saetas dedicadas a las imágenes de la provincia en esta Semana de Pasión

Una saeta, desde un "palco" improvisado, cantada por María Sorroche.

Los balcones de las casas se han convertido esta Semana de Pasión en los mejores palcos desde los que interpretar el rezo hecho cante a las distintas imágenes de la provincia. O, lo que es lo mismo, de no faltar a las anuales citas con las saetas dedicadas a los titulares de la ciudad y provincia. 

La Peña El Morato, con Antonio García 'Niño de las Cuevas', su hija Ana Mar o María Canet, entre otros tantos, no han querido dejar pasar estos días en los que se conmemora la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo para interpretar una saeta a esas imágenes a las que cada año rezan cantando desde las calles. 

Ana Mar, interpretando una saeta durante esta Semana de Pasión desde casa.

Esta atípica Semana Santa, sin desfiles procesionales con motivo del estado de alarma que vivimos por la pandemia del Coronavirus, ha contado también con esa parte esencial que compone la misma como son las saetas. 

También se ha sumado a esta iniciativa, en este caso desde Roquetas de Mar, María Sorroche, nieta del famoso cantaor Pepe Sorroche, quien cada día ha salido a su balcón para cantar distintas saetas, recibiendo el caluroso aplauso de sus vecinos en esta complicada época de confinamiento. "Creo que en estos tiempos de guerra involuntaria, es estrictamente necesario el corazón. Canto por las personas que salen a salvar nuestras vidas, por las que velan por nuestra seguridad y luchan cada día porque sea uno menos. Se que en este caso, yo solo puedo intentar animar nuestras almas y es que es una sensación maravillosa ver las caras de mis vecinos disfrutar y ver a las niñas chicas bailando por tangos, un cumpleaños feliz flamenco", indica la propia cantaora de 17 años de edad. "Por otro lado, soy consciente que está siendo duro para los devotos por nuestra semana santa andaluza y que menos que homenajearlos con una humilde saeta", matiza esta joven saetera. 

María Canet cantó este Miércoles Santo a su Cristo de Medinaceli.

Con esto, todos los que se han sumado a este rezo hecho cante durante estos días han llenado de recogimiento, por unos minutos, los balcones de la ciudad y han recibido un caluroso aplauso y reconocimiento de vecinos, tan importante en esta época de confinamiento. Junto a ello, y pese a esta Semana Santa distinta, han cumplido un año más con su tradición de cantar a las distintas advocaciones de la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios