Semana Santa

La semana a ciegas hace conocer la Pasión a invidentes de Huércal-Overa

  • El consistorio en colaboración con la ONCE acercó la Semana Grande de la Villa a un grupo de personas con discapacidad visual

Un momento de la visita tocando al Cristo Yacente.

Un momento de la visita tocando al Cristo Yacente. / D. A.

El Ayuntamiento de Huércal-Overa junto a la delegación de la ONCE en colaboración con tres de las Cofradías del municipio, La Borriquita, Paso Blanco y Paso Negro, acercaron hace unos días la Semana Grande del municipio a las personas con discapacidad visual, en una iniciativa que se ha desarrollado por primera vez, la Semana Santa a Ciegas.

Un momento de la visita en el Paso Blanco. Un momento de la visita en el Paso Blanco.

Un momento de la visita en el Paso Blanco. / D. A.

El grupo, formado por una veintena de personas, estuvo acompañado por el alcalde, Domingo Fernández, el edil de Bienestar Social, Emilio Pérez, el concejal de Urbanismo, Manuel Buitrago, y la directora de la ONCE en Huércal-Overa, María José Gómez.

La ruta partió desde la puerta del Ayuntamiento de Huércal-Overa rumbo a la Ermita de San Juan (Paso Blanco), en donde conocieron parte de la historia de la cofradía y pudieron tocar la imagen del Ángel y la imagen del Cristo de la Sangre, el trono de la Virgen de las Angustias y una armadura del Centurión Romano. Desde allí pusieron rumbo a la Capilla de Santiago Apóstol (La Borriquita) en donde además de conocer a la cofradía más joven del municipio, se les mostró los niños hebreos, la madera con la que se ha talado el trono, mantilla, rosarios, bordados y un costal.

Con los enseres de las cofradías huercalenses. Con los enseres de las cofradías huercalenses.

Con los enseres de las cofradías huercalenses. / D. A.

En la Casa de Hermandad del Paso Blanco conocieron además de los tronos, que ya están dispuestos para la procesión, bordados, faroles, e imágenes que forman parte de los tronos.

Después el grupo se dirigió a la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Asunción para conocer a través del tacto y con datos in situ la imagen del Cristo Yaciente y el trono de la Virgen de la Soledad, ambos del Paso Negro. Durante el itinerario posaron para el recuerdo en el monumento a la Semana Santa, y concluyeron su ruta en la Casa de Hermandad del Paso Negro, sintiendo los tronos del Santo Sepulcro, de la Oración en el Huerto y de la Virgen del Río, así como la Cruz Guía, ciriales, bordados e incensarios, entre otros.

Los participantes se mostraron muy ilusionados y recibieron las visitas con mucha emoción ya que pudieron sentir de una manera especial la Semana Santa de Huércal-Overa, una Semana Santa que escuchan y conocen pero que a partir de este momento guardan con un recuerdo inolvidable.

El alcalde, Domingo Fernández, agradeció a la ONCE, a la Borriquita, Paso Blanco y Paso Negro, que hayan formado parte de esta iniciativa, “y que hayan contribuido para seguir dando a conocer nuestra Semana Santa entre los distintos colectivos. La ruta de hoy ha sido especial por los sentimientos y expresiones que se reflejaban en los rostros de los personas que nos han acompañado”. Formó parte del grupo Javi, vecino invidente del municipio que es costalero del Paso Negro y que trasladó sus vivencias al grupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios