Semana Santa

La semana a ciegas hace conocer la Pasión a invidentes de Huércal-Overa

  • El consistorio en colaboración con la ONCE acercó la Semana Grande de la Villa a un grupo de personas con discapacidad visual

Un momento de la visita tocando al Cristo Yacente. Un momento de la visita tocando al Cristo Yacente.

Un momento de la visita tocando al Cristo Yacente. / D. A.

El Ayuntamiento de Huércal-Overa junto a la delegación de la ONCE en colaboración con tres de las Cofradías del municipio, La Borriquita, Paso Blanco y Paso Negro, acercaron hace unos días la Semana Grande del municipio a las personas con discapacidad visual, en una iniciativa que se ha desarrollado por primera vez, la Semana Santa a Ciegas.

Un momento de la visita en el Paso Blanco. Un momento de la visita en el Paso Blanco.

Un momento de la visita en el Paso Blanco. / D. A.

El grupo, formado por una veintena de personas, estuvo acompañado por el alcalde, Domingo Fernández, el edil de Bienestar Social, Emilio Pérez, el concejal de Urbanismo, Manuel Buitrago, y la directora de la ONCE en Huércal-Overa, María José Gómez.

La ruta partió desde la puerta del Ayuntamiento de Huércal-Overa rumbo a la Ermita de San Juan (Paso Blanco), en donde conocieron parte de la historia de la cofradía y pudieron tocar la imagen del Ángel y la imagen del Cristo de la Sangre, el trono de la Virgen de las Angustias y una armadura del Centurión Romano. Desde allí pusieron rumbo a la Capilla de Santiago Apóstol (La Borriquita) en donde además de conocer a la cofradía más joven del municipio, se les mostró los niños hebreos, la madera con la que se ha talado el trono, mantilla, rosarios, bordados y un costal.

Con los enseres de las cofradías huercalenses. Con los enseres de las cofradías huercalenses.

Con los enseres de las cofradías huercalenses. / D. A.

En la Casa de Hermandad del Paso Blanco conocieron además de los tronos, que ya están dispuestos para la procesión, bordados, faroles, e imágenes que forman parte de los tronos.

Después el grupo se dirigió a la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Asunción para conocer a través del tacto y con datos in situ la imagen del Cristo Yaciente y el trono de la Virgen de la Soledad, ambos del Paso Negro. Durante el itinerario posaron para el recuerdo en el monumento a la Semana Santa, y concluyeron su ruta en la Casa de Hermandad del Paso Negro, sintiendo los tronos del Santo Sepulcro, de la Oración en el Huerto y de la Virgen del Río, así como la Cruz Guía, ciriales, bordados e incensarios, entre otros.

Los participantes se mostraron muy ilusionados y recibieron las visitas con mucha emoción ya que pudieron sentir de una manera especial la Semana Santa de Huércal-Overa, una Semana Santa que escuchan y conocen pero que a partir de este momento guardan con un recuerdo inolvidable.

El alcalde, Domingo Fernández, agradeció a la ONCE, a la Borriquita, Paso Blanco y Paso Negro, que hayan formado parte de esta iniciativa, “y que hayan contribuido para seguir dando a conocer nuestra Semana Santa entre los distintos colectivos. La ruta de hoy ha sido especial por los sentimientos y expresiones que se reflejaban en los rostros de los personas que nos han acompañado”. Formó parte del grupo Javi, vecino invidente del municipio que es costalero del Paso Negro y que trasladó sus vivencias al grupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios