Sociedad

Así funciona NutriScore, el semáforo de los alimentos

NutriScore permite simplificar el etiquetado de los alimentos. NutriScore permite simplificar el etiquetado de los alimentos.

NutriScore permite simplificar el etiquetado de los alimentos.

En la actualidad, el sistema NutriScore está siendo objeto de fuertes críticas tanto por parte de los expertos como por parte de la población, debido en primer lugar a la mala posición que otorga al aceite de oliva virgen extra, y en esta ocasión al jamón ibérico, así como la gran simplicidad a la que somete a los alimentos.

Origen de NutriScore

NutriScore nace en su momento como un etiquetado nutricional consistente en una clasificación dividida en cinco colores, del naranja oscuro al verde oscuro, en forma de escala desde las letras A a la E. Debido a esta clasificación por colores se le conoce popularmente como el semáforo de los alimentos. 

El verde oscuro va aparejado con la letra A y es el nivel más alto de calidad nutricional, es decir, los objetos etiquetados bajo estos dos indicadores cuentan con la mejor calidad nutricional. Por otro lado, el naranja oscuro junto a la letra E hacen referencia a alimentos con baja o nula calidad nutricional. 

Fue desarrollado  por la Agencia Británica de Normas Alimentarias y la OMS también la ha valorado gratamente. Una de las funciones principales de NutriScore era hacer más accesible el etiquetado de la mayoría de los productos, colocándose de forma frontal en los productos de modo que de un simple vistazo ya se pueda saber si es saludable o no. 

¿Qué criterios de clasificación usa NutriScore?

El método de clasificación NutriScore distribuye sus colores y letras en base a una valoración por cada 100 gramos del producto en cuestión. De esta manera, el algoritmo tiene en cuenta en los productos desfavorables para el consumo la cantidad de calorías, ácidos grasos saturados, azúcares y sodio. Por otro lado, son considerados como favorables las proteínas, frutas, verduras, con puntuaciones A, B,C, mientras que los  frutos secos y leguminosas tienen una puntuación D y E.

La mayoría de detractores del semáforo nutricional argumentan que este sistema simplifica en demasía las opciones del consumidor. Italia ha presentado su propio sistema de etiquetado: Nutrinform, anticipándose a la posible aprobación y obligación del uso del NutriScore. Nutrinform usa símbolos de baterías indicadores de la cantidad de energía, grasas y azúcares, englobando el consumo dentro de un contexto. 

Los críticos de NutriScore recalcan el hecho de que es un método que muestran tan solo los puntos negativos de los alimentos, sin tener en cuenta los beneficios que pueden aportar en numerosas ocasiones la ingesta de grasas y proteínas, y sin tener en cuenta el tipo de consumidor. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios