UAL

La UAL se queda en casa contra el coronavirus

  • Toda la comunidad universitaria está respetando las normas dictadas ante el Estado de Alarma

El campus universitario se cerró a cal y canto atendiendo las medidas del Estado de Alarma cuyo objetivo es vencer al coronavirus. El campus universitario se cerró a cal y canto atendiendo las medidas del Estado de Alarma cuyo objetivo es vencer al coronavirus.

El campus universitario se cerró a cal y canto atendiendo las medidas del Estado de Alarma cuyo objetivo es vencer al coronavirus. / D.A. (Almería)

La maquinaria administrativa de la UAL ha comenzado la semana con el logro de haber conseguido no detenerse, ello gracias a las decisiones organizativas para el PAS establecidas el pasado viernes y rubricadas por el rector Carmelo Rodríguez. El documento general con la resolución del rector, por el que se adoptan medidas extraordinarias relacionadas con la situación sanitaria provocada por el COVID-19, contemplaba un apartado concreto destinado a su Personal de Administración y Servicios. Estas han comenzado a llevarse a cabo y han permitido que, desde este primer día de vigencia del plazo establecido hasta el 30 de marzo, sin perjuicio de que se produzcan prórrogas o acuerdos adicionales en función de la evolución de la situación, se haya podido sostener el funcionamiento de la Universidad de Almería.

Las medidas relacionadas con el cierre de los centros educativos o de mayores son, para el PAS que tenga a su cargo menores o mayores dependientes, la flexibilización de la jornada laboral sin sujeción a los límites regulados en el Reglamento de Permisos y Licencias, y, en el caso de que sea imprescindible, la permanencia del personal en su domicilio, teniendo el carácter de ‘deber inexcusable’ según la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público. Cabe apuntar que solo uno de los cónyuges o miembros de la pareja de hecho, en caso de que ambos sean trabajadores de la Universidad de Almería, puede disfrutar de esta medida, no los dos simultáneamente. Respecto a la atención al público, en todas las Unidades y Servicios de la UAL se está atendiendo a través de vía telefónica o telemáticamente mediante el Centro de Atención al Usuario -CAU- o correo electrónico, y solo excepcionalmente, cuando estas modalidades no sean posibles, se ha previsto realizarlas a través de cita previa.

Además, a la vista de la información del personal y de todos los informes de los Jefes de Servicio que la Gerencia de la Universidad de Almería ha recabado, se ha habilitado teletrabajo en todos los puestos en los que ha sido posible. No obstante, para la prestación de las tareas de realización estrictamente presencial y que son esenciales para el funcionamiento de las unidades o servicios, los responsables han establecido un régimen por turnos. En cualquier caso, a todo aquel personal de la UAL que padezca alguna enfermedad crónica o patología inmunodeprimida que aconseje su aislamiento, se le está permitiendo permanecer en su domicilio, utilizando esta modalidad de teletrabajo. Por último, se ha decretado y aplicado un horario reducido, en tanto se mantengan las actuales circunstancias, según el propio Reglamento de Jornadas, Horarios, Permisos, Licencias y Vacaciones.

Por su parte, el PDI y PI continúan con su actividad docente y de gestión de manera no presencial, y con su actividad investigadora también de forma no presencial, preferentemente. La actividad docente no presencial se realizará a través de las distintas plataformas y medios autorizados por las Universidades.

También se mantienen las tutorías, que se realizarán de forma virtual a través de las mencionadas plataformas docentes, del correo electrónico o de cualquier otro sistema no presencial que sea autorizado por la Universidad.

Todas estas directrices han llegado a la comunidad universitaria tras la declaración del estado de alarma por el Gobierno de España, en virtud del Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo, y en desarrollo de las medidas dictadas en la Orden de 13 de marzo de la Consejería de Salud y Familias, por la que se adoptan medidas preventivas de salud pública en la Comunidad Autónoma de Andalucía como consecuencia de la situación y evolución del coronavirus (COVID-19).

Los Rectores y Rectoras de las Universidades Públicas de Andalucía, entre ellos el rector de la Universidad de Almería, Carmelo Rodríguez, en reunión celebrada el 15 de marzo de 2020, acordaron un conjunto de directrices generales y de carácter temporal. El objetivo es garantizar, como cuestión prioritaria, la protección de la salud del personal universitario, al tiempo que dar continuidad a los servicios administrativos imprescindibles, durante el tiempo que permanezcamos en esta situación excepcional con motivo del COVID-19.

Durante este periodo, que podrá ser prorrogado de conformidad con las medidas que se vayan adoptando por el Gobierno de España y/o por el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, todos los centros, servicios y unidades de las Universidades Andaluzas permanecerán cerrados al público y se procurará minimizar, todo lo posible, la presencia de la comunidad universitaria en nuestras instalaciones.El objetivo de estas medidas es mantener, de la mejor forma posible, la actividad universitaria bajo los principios de lealtad institucional al Gobierno de la Nación y al Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía y garantizar, como principio básico rector, la preservación de la salud de nuestra comunidad universitaria y la colaboración en la contención colectiva del contagio.

Medidas de carácter general: Mantener la suspensión de todas las actividades docentes presenciales (teóricas y prácticas), desde el día 16 de marzo hasta el día 30 de marzo, fecha en la que se evaluará nuevamente la situación. Mantener la suspensión de todos los cursos y actividades programadas en los espacios de las universidades.Mantener la suspensión de todas las actividades culturale Mantener la suspensión de todas las actividades asociadas a prácticas curriculares y extracurriculares desarrolladas dentro de las instalaciones universitarias. Las prácticas curriculares y extracurriculares que se lleven a cabo fuera de las instalaciones universitarias se podrán mantener en función de la entidad externa y siempre que se puedan desarrollar por medios telemáticos Mantener la suspensión de las salidas de campo. Mantener la suspensión en la expedición de comisiones de servicio y desplazamientos fuera de las universidades por motivos laborales, incluidas las dos comisiones para participar en tribunales de oposiciones, concursos y defensas de tesis doctorales. Mantener el cierre de las Bibliotecas, salas de estudio e instalaciones deportivas. Proceder al cierre de comedores, cafeterías y servicios de copistería. En el caso de los servicios de residencias universitarias y colegios mayores, donde continúen alojados estudiantes, estos solo prestarán su servicio a los mismos y con total respeto a las medidas preventivas en materia de salud.

También hay medidas dirigidas al Personal de Administración y Servicios: Disponer que las presentes medidas se establezcan sin perjuicio de la sujeción de todo el personal a las necesidades del servicio y de su disponibilidad, cuando se les requiera, para la prestación del mismo. Con la finalidad de garantizar, en la medida de lo posible, la continuidad de los servicios en esta situación, el Personal de Administración y Servicios desarrollará su actividad mediante medios telemáticos, conforme a los requisitos y condiciones que se establecerán por las Gerencias y siempre atendiendo a las tareas que sean asignadas por los responsables de los servicios. Los supuestos extraordinarios y justificados en los que no sea posible la realización de la jornada mediante medios telemáticos y en los que no sea necesaria la asistencia presencial de los empleados tendrán la consideración de ausencia justificada, sin que comporten la pérdida de derechos. La Gerencia de cada Universidad determinará y comunicará, en un plazo breve, la planificación de los servicios mínimos que será necesario prestar de forma presencial, incluidos los correspondientes a las contratas externas. En el caso de prestación de servicios presenciales, se velará, en todo caso, por favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar y garantizar la seguridad sanitaria en los espacios de trabajo. En la determinación de la persona o personas que deban trabajar presencialmente, se dará prioridad al personal que se ofrezca voluntario. En caso de que no se contase, por esta vía, con los efectivos necesarios para cumplir con los programas de trabajo, se aplicara´n los criterios que las Gerencias determinen al efecto. Tanto en la actividad desarrollada de forma presencial como en la desarrollada a través de medios telemáticos, de forma temporal y durante el periodo en que se mantenga esta situación excepcional, se podrán reasignar tareas por las jefaturas de servicio, responsables de unidades o equipos de trabajo, en atención a las circunstancias que concurran. Las Universidades facilitarán, en la medida de lo posible, los medios técnicos necesarios para el efectivo desempeño de la actividad profesional mediante medios telemáticos. Todo el personal deberá estar en situación de disponibilidad y consultar con regularidad diaria la información que la Universidad pueda enviar a través de los medios establecidos al efecto (principalmente, el correo electrónico corporativo y la página web).

Respecto a las medidas dirigidas al Personal Docente e Investigador y al Personal Investigador: Todo el PDI y PI continuará con su actividad docente y de gestión de manera no presencial, y con su actividad investigadora también de forma no presencial preferentemente. Cuando ello no sea posible y con carácter excepcional, el PDI y PI podrá acceder a las instalaciones universitarias, siempre de forma voluntaria, y siguiendo las pautas higiénicas y sanitarias marcadas por las autoridades para evitar el contagio y la propagación del COVID-19. En estos casos, el acceso a las instalaciones deberá realizarse acreditando la pertenencia a la Universidad o mediante las tarjetas universitarias. La actividad docente no presencial se realizará a través de las distintas plataformas y medios autorizados por las Universidades. También se mantendrán las tutorías, que se realizarán de forma virtual a través de las mencionadas plataformas docentes, del correo electrónico o de cualquier otro sistema no presencial que sea autorizado por la Universidad. Atendiendo a las excepcionales circunstancias en las que nos encontramos, se ruega al profesorado la mayor flexibilidad posible en el ejercicio de la actividad docente y evaluadora, en atención a reducir los perjuicios académicos que de por sí esta situación comporta para el estudiantado. Aquellas actividades necesarias para la programación del curso próximo, así como cualesquiera otras que se consideren imprescindibles para el correcto funcionamiento de la institución, se realizarán mediante reuniones virtuales.

Las Universidades Públicas Andaluzas garantizan que, a pesar de la excepcionalidad de esta situación, velarán por la salvaguarda de los derechos del estudiantado y por la mejor solución posible de las disfunciones académicas que puedan generarse.

Desde el convencimiento de que sabremos afrontar con solvencia los enormes retos que esta situación nos presenta y de que nuestras instituciones podrán resultar, incluso, fortalecidas como comunidad, los rectores y las rectoras ruegan a toda la comunidad universitaria actuar con responsabilidad y compromiso institucional, cumpliendo las normas derivadas del actual estado de alarma, en aras de su propio bien y el del conjunto de nuestra sociedad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios