DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en Almería No habrá más clases presenciales este curso en la Universidad de Almería

  • La Junta de Andalucía y los rectores han acordado que se use la modalidad online por la prórroga del estado de alarma

Estudiantes en la Universidad de Almería. Estudiantes en la Universidad de Almería.

Estudiantes en la Universidad de Almería. / Rafael González

Ya no habrá más clases presenciales en todo lo que queda de curso 2019/20 en las universidades de Andalucía, entre ellas la UAL. Así lo han decidido tanto la Junta de Andalucía como los rectores. 

Tras la prórroga del estado de alarma por culpa del coronavirus y en previsión de que no pueda volverse a impartir docencia presencial aun cuando se decrete el fin de dicho estado, el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad y los rectores y rectoras de las Universidades Públicas de Andalucía, en reunión mantenida el día 1 de abril de 2020, han acordado mantener toda la docencia en formato online durante lo que resta del curso 2019-2020.

Asimismo, van a preparar con la mayor celeridad posible un marco general de contingencia, que cada universidad pueda adaptar posteriormente, para determinar la forma de proceder en cuanto a prácticas que no puedan desarrollarse en formato online, mecanismos de evaluación, guías docentes, adaptación del calendario académico y el desarrollo de los trabajos de fin de grado y máster (TFG y TFM).

Tanto la Consejería como los rectores y rectoras reafirman su voluntad de coordinación y su compromiso con adoptar las mejores soluciones posibles para garantizar el desarrollo académico del curso 2019-2020.

"Es la mejor decisión, sobre todo para los estudiantes"

Sobre este acuerdo se ha pronunciado el rector de la Universidad de Almería, Carmelo Rodríguez, quien ha asegurado que esta decisión ha sido consensuada para clarificar el futuro más próximo. “Pensamos que es muy probable que las clases tengan que continuar de manera no presencial, que sea el propio Gobierno el que nos obligue. En el mejor de los escenarios habría una o dos semanas de clase presencial”. Ante este posible escenario, el rector indica que “esta decisión es la mejor sobre todo para los estudiantes y para que el profesorado adapte la tecnología.  Ayuda a tener las reglas claras de qué va a ocurrir con la docencia hasta final de curso”.

A partir de ahora se trabajará “en qué medidas y procedimientos podemos adoptar para todos los problemas que están abiertos. Como es el caso de la docencia práctica (fundamentalmente en laboratorios o salidas de campus que no se pueden hacer de manera no presencial). Tendremos que estudiar distintas posibilidades de evaluación, tanto de manera tradicional (si las circunstancias lo permiten), como estar preparados para una posible evaluación online”. Medidas que tienen como objetivo fundamental  “el aprovechamiento académico del curso, que los estudiantes no se vean perjudicados e intentar, dentro de las circunstancias, acabar el curso con la mayor normalidad posible”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios